[Vídeos] La flor más grande del mundo, Juan Pablo Etcheverry

“Las historias para niños deben escribirse con palabras muy sencillas, porque los niños, al ser pequeños, saben muy pocas palabras y no las quieren muy complicadas”.

De esta forma comienza el cuento “La flor más grande del mundo” del Premio Nobel de Literatura José Saramago que fue adaptado para el cortometraje del mismo título, presentado a los Premios Goya en el año 2007.

Diez minutos para hablar de la importancia de las cosas pequeñas y, sobre todo, de todo lo que nos rodea. Diez minutos para reflexionar sobre la infancia, la naturaleza y la ficción.

¿Y si las historias para niños fueran de lectura obligatoria por los adultos? ¿Seríamos capaces de aprender lo que desde hace tanto tiempo venimos enseñando?

 

Anuncios
[Vídeos] La flor más grande del mundo, Juan Pablo Etcheverry

El mundo puede ser mejor, y en parte depende de nosotros

Un vídeo que se ha convertido en un fenómeno viral que ya casi va por los 3 millones de visitas en sólo una semana, simplemente promoviendo la solidaridad y los pequeños grandes gestos.

El vídeo es un anuncio de una agencia de seguros tailandesa en el que deja muy claro que no nos haremos famosos, ni ricos, ni saldremos en la televisión, pero los pequeños gestos pueden hacer que se consiga mucho más de los que parece. El mundo puede ser mejor y en parte depende de nosotros.

El mundo puede ser mejor, y en parte depende de nosotros

La vuelta a la tortilla

El actor y director Paco León ha realizado el cortometraje “La Vuelta a la Tortilla”, un corto solidario a favor de la lucha contra el cáncer, que se enmarca en la iniciativa “Motivos para Celebrar” de Buckler 0,0 y cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM).

Los beneficios de este cortometraje serán destinados a la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) que lo revertirá en la creación de la II Beca de investigación SEOM-Buckler 0,0.

El corto ha contado con la participación de los actores Fele Martínez, Silvia Rey y Paqui Montoya, a los que se han unido 8 mujeres anónimas que han pasado por esta enfermedad y han inspirado el proyecto.

“Se trata de una historia de amor cotidiana, en la que la protagonista tiene la opción de afrontarla como haría cualquier otra mujer. Tiene que dejar atrás sus miedos y seguir adelante. La gente que le rodea le apoya y le ayuda a tomar las decisiones adecuadas. En definitiva, una historia emotiva que no pretende hacernos llorar, sino todo lo contrario, sacar una sonrisa llena de ilusión y esperanza”, ha explicado Paco León.

El director eligió para el cortometraje recién estrenado el nombre ‘La Vuelta a la Tortilla’ con el fin de representar cómo en unos momentos tan complicados como es afrontar un cáncer de mama, hay motivos para seguir celebrando la vida y de alguna manera, “dar la vuelta a la situación”.

Aquellos que quieran colaborar pueden hacerlo a través del canal de Youtube de Buckler 0,0, desde donde se puede ver también este corto. La idea es que el usuario aporte la cantidad que desee, bien mediante una transferencia, o bien a través del envío de un sms al 28004 con la palabra DONA con un coste de 1,20 euros.

La vuelta a la tortilla

Pasándolo bien y aprendiendo autodefensa

El sábado pasado se celebró en el cole un Curso Benéfico de Defensa Personal organizado por el Colegio Sagrada Familia, Kempo Kembudo España, el gimnasio Azumi Sensei y el movimiento social contra el acoso escolar “Juntos podemos”.

Durante toda la mañana José Manuel Infante y varios instructores más como Marta Torrijos, Juan José Muñoz, Javier Infante, David Pérez y David Vergara nos estuvieron contando y enseñando algunas técnicas sencillas de autodefensa.

Decían en la página web del cole que iba a ser una mañana desenfadada y divertida, y vaya si lo fue. Sólo hace falta ver las fotos para tener muy claro que los que allí nos juntamos lo pasamos fenomenal, además de aprender cosas muy pero que muy interesantes.

En Campeones de Aranjuez José Manuel Infante decía que  “La experiencia ha sido muy positiva tanto para los organizadores del colegio y Kempo Kembudo España como para los asistentes, que sumaron mas de cincuenta personas y se fueron con muy buen sabor de boca pudiendo combinar deporte y solidaridad en un mismo evento”. Personalmente me gustaría añadir una felicitación muy especial para José Manuel y el resto de instructores presentes en la actividad porque hicieron la actividad tremendamente amena, explicando los ejercicios de una manera muy atractiva para mayores y pequeños y sin olvidarse en ningún momento del buen humor.

La entrada era totalmente gratuita y estaba abierta a todo el mundo, lo único necesario era llevar alimentos no perecederos  que irían destinados a Basida, el Albergue de Transeúntes San Vicente de Paul y Cáritas de la parroquia de San Antonio. Durante la mañana pasamos por allí unas cincuenta personas aproximadamente, pero sinceramente creo que fuimos pocos los participantes. Que se organicen actividades como estas y que no haya demasiada participación deja una sensación de cierta dejadez.

Creo que para los mayores habría sido un buen momento de compartir risas, juegos y diversión con nuestros hijos, eché de menos algunos chavales más mayores de 13-16 años porque estoy seguro que hubieran disfrutado muchísimo además de haber aprendido unas técnicas que ojalá nunca necesiten utilizar pero que no está de más conocer.

Muchas gracias a José Manuel por permitirme usar las fotos que ilustran esta entrada.

Pasándolo bien y aprendiendo autodefensa