publicidad

Viejos amigos

En estas épocas navideñas es frecuente encontrarnos con anuncios publicitarios diferentes, uno de esos ejemplos es el anuncio de Macy’s. Un anuncio en el que nos hablan del valor de la amistad, porque los años pueden pasar, pero la amistad, la verdadera amistad dura para siempre.

Anuncios

Respeto y comprensión

Dos viejos amigos, un sacerdote católico y un imán musulmán, protagonizan un anuncio de Amazon que se está emitiendo en las televisiones de Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. No hay diálogos pero tampoco son necesarios, el anuncio muestra el respeto y comprensión mutuos y lo que nos une en lugar de lo que nos separa.

Según los protagonistas del anuncio que efectivamente son en su vida real un sacerdote y un imán, y además se conocen personalmente desde hace tiempo, el anuncio no va ni de vender rodilleras, ni de política, sino que lo importante es extender un mensaje de tolerancia entre religiones.

La primera campaña invadida de inglés contra la invasión del inglés

La RAE y la Academia de la Publicidad han lanzado una campaña para luchar contra los anglicismos en la publicidad y el lenguaje comercial y para ello se han valido de unos anuncios “invadidos” de palabras en inglés.

Cool. Timing. Target. Branding. Light. Spot. New… En el anuncio (spot quedaría mal en esta entrada) los anunciantes se mofan de de sí mismos y de su apabullante amor por la lengua de Shakespeare. Es, como reza, “la primera campaña invadida de inglés contra la invasión del inglés” y pone en solfa todos esos anuncios “tan cool. Tan trendy. Tan ridiculous“.

Unos anuncios que bien sirven para echarnos unas risas y pararnos a pensar por un momento si un idioma tan rico como el nuestro necesita de tal cantidad de anglicismos para vendernos cualquier producto.

Supongo que tanto inglés en los anuncios buscará glamur, pero a veces, como en este otro anuncio, termina oliendo a cerdo 😉

 

Las ganas de salir adelante no nos las quema nadie

Uno de los anuncios que ya se está convirtiendo en tradicional en las fechas navideñas es el de Campofrío.

En el año 2011 nos traían un homenaje a Gila en el año de su fallecimiento, hace un par de años nos dejaban El curriculum de todos, el año pasado nos invitaban a hacernos extranjeros y este año intentan llegarnos al corazón con un anuncio dirigido a sus propios empleados que vieron el mes pasado como la fábrica de Burgos desaparecía pasto de las llamas.

Dirigido por Benito Zambrano el anuncio de este año tiene como protagonistas a unos, cuando menos, curiosos bomberos en bicicleta encarnados por Chiquito de la Calzada y Santiago Segura, quienes ya se han convertido en habituales de los anuncios de la marca de embutidos junto a Chus Lampreave y Fofito.

En el anuncio se pone de manfiesto una vez más la capacidad de los españoles de “apoyar a quien tienes al lado” y de ayudar a los que más lo necesitan. El lema final del spot es: “El sentido del humor y las ganas de salir adelante no nos las quema nadie” y es que no está de más acabar el año con una sonrisa a pesar de los contratiempos y de los otros “fuegos” que nos están quemando a los españoles desde hace tiempo.

La carta a los Reyes y la carta a los papás

Seguro que la mayoría ya habéis visto este anuncio de Ikea que en solo un par de días se acerca ya al millón de visitas.

Dejando a un lado la emotividad o la melancolía que acompañan a todos estos anuncios navideños que además suelen terminar con un final feliz que nos anima a ser mejores personas (y a comprar, aunque no lo parezca) no está de más que nos preocupemos por lo que de verdad importa, porque los hijos son el epicentro de todo lo que merece la pena, pero en demasiadas ocasiones pasan a un discreto segundo plano.

Anuncios navideños

Anoche leía en el blog de Néstor, Espacio patrocinado, un artículo en el que hablaba de la llegada de la Navidad y como nos dejamos influenciar por las grandes marcas a través de la publicidad. Decía Néstor:

Es por esto que el mundo se inunda de marketing emocional durante estas fechas. Las empresas recurren a la generosidad y la solidaridad para fidelizar clientes y aumentar ventas, mientras logran que sueltes la lagrimilla fácil. Tratan de asociar sus productos a esas sensaciones que nos surgen cuando vemos los conmovedores anuncios que elaboran, y la verdad es que este recurso es más que efectivo.

En su artículo nos presentaba varios anuncios con estas características, entre ellos el de la Lotería de Navidad del que hace unos días hablábamos por aquí.

Yo os quiero dejar en el blog los dos anuncios que posiblemente van a ser los más vistos en estas fechas.

El primero es el Sainsbury’s, una producción basada en hechos reales que acaecieron hace justo 100 años, durante la primera guerra mundial, cuando soldados de ambos bandos coincidiendo con la Navidad protagonizaron una tregua que incluyó un partido de fútbol entre enemigos. En el anuncio, un soldado británico y un alemán se desean “feliz Navidad” y se intercambian dulces típicos: una barra de chocolate y una especie de bizcocho. ¿El texto? “La Navidad es para compartir”. Desde el 12 de noviembre ha alcanzado los 12,5 millones de visitas y subiendo.

El segundo, de los grandes almacenes John Lewis, ha costado un millón de libras, y tiene como protagonistas a un niño y un pingüino acompañados por música de John Lennon. Desde el pasado 6 de noviembre ha sido visualizado casi en 17,5 millones de ocasiones en la página de Youtube…

¿Merece la pena a las grandes marcas realizar este tipo de anuncios? Posiblemente sí, aunque ciertamente en muchas ocasiones el producto a vender queda por detrás de la historia, pero como se suele decir que hablen de uno, aunque sea mal.

Como todos los años ya tenemos aquí el anuncio de la Lotería de Navidad

El anuncio de la Lotería de Navidad de este año ya corre como la pólvora por las redes sociales. Tras la pequeña chapuza del año pasado para esta ocasión se ha contado con Santiago Zannou como director y la agencia Leo Burnett. Y por lo que se ve ha sido un auténtico éxito.

La campaña de la Lotería de Navidad cuenta con un anuncio central que juega con la emotividad en primer lugar pero también con nuestro miedo, el miedo a no comprar esa participación cuando nos la ofrecen en cualquier lugar, porque ¿qué pasará si luego toca?

En concreto, este spot, de dos minutos y medio de duración, se localiza en el bar de Antonio para recordar que “el mayor premio es compartirlo”.

El anuncio cuenta la pequeña historia de Manuel, que para un año que no compra lotería ve como el Gordo ha tocado en el bar de Antonio, su local habitual. Cabizbajo, y después de que su mujer tenga que convencerle, decide bajar a su bar de siempre, donde los alegres parroquianos brindan por doquier.

¿Una copita?”, le dice entusiasmado el sonriente Antonio. “Para mí un cafelito”, dice el alicaído cliente. Y cuando Manuel pide la cuenta… llega la mágica sorpresa.

Asimismo, se emitirán otros tres anuncios en televisión en los que se descubrirán el optimismo de una lotera, los planes de una pareja cuando se enteran de que han ganado el premio ‘Gordo’ y el origen de la historia entre los primeros protagonistas, Manuel y Antonio.

Además, Loterías ha habilitado una web ‘www.elbardeantonio.es’ que también ofrecerá otros cinco relatos que los internautas podrán ir descubriendo a lo largo de estos días.

Según ha destacado el propio Zannou, en esta ocasión la idea de la que se partía para la Lotería de Navidad era “compartir” y, en base a esa indicación, se puso a trabajar. “La inspiración son los guiones y en este caso lo teníamos. Con estos ingredientes nos pusimos a trabajar, todos nos hemos podido sentir identificados con estas historias”, ha apuntado.

Actualización: Acabo de publicar el artículo en el blog y a través de Facebook llego a Mi making of del anuncio de la lotería. Es la otra cara del anuncio de la lotería.