Prejuicios y tópicos

Este enternecedor anuncio se lanzó allá por el mes de abril del año pasado y ahora vuelve con fuerza a través de las redes sociales.

El anuncio es de Leibniz Butterkeks, unas galletas de mantequilla alemanas que cumplen 125 años. En él puede verse cómo un niño se enfrenta a los ‘matones’ de su colegio: mientras espera el autobús se ríen de él porque lleva bajo el brazo una muñeca o porque su maleta deja entrever un tutú rosa, prejuicios y tópicos que siguen a la orden del día.

Prejuicios y tópicos

English for beginners

Son ya varios los anuncios que he ido compartiendo en el blog, y es que cuando se acerca la época navideña parece que los creativos están más creativos que nunca, valga la redundancia. 🙂 Anuncios que intentan tocar la fibra más sensible, y que a veces lo consiguen.

El anuncio que traigo hoy es de Allegro, un sitio de subastas de Polonia, que nos presenta “English”, la historia de un anciano polaco que adquiere un libro de inglés para principiantes. Un anuncio divertido en el que veremos el esfuerzo que lleva a cabo este hombre para poder aprender un poco de inglés y en el que, de nuevo, la familia juega un papel principal.

Disfrutad del anuncio:

 

English for beginners

Respeto y comprensión

Dos viejos amigos, un sacerdote católico y un imán musulmán, protagonizan un anuncio de Amazon que se está emitiendo en las televisiones de Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. No hay diálogos pero tampoco son necesarios, el anuncio muestra el respeto y comprensión mutuos y lo que nos une en lugar de lo que nos separa.

Según los protagonistas del anuncio que efectivamente son en su vida real un sacerdote y un imán, y además se conocen personalmente desde hace tiempo, el anuncio no va ni de vender rodilleras, ni de política, sino que lo importante es extender un mensaje de tolerancia entre religiones.

Respeto y comprensión

La primera campaña invadida de inglés contra la invasión del inglés

La RAE y la Academia de la Publicidad han lanzado una campaña para luchar contra los anglicismos en la publicidad y el lenguaje comercial y para ello se han valido de unos anuncios “invadidos” de palabras en inglés.

Cool. Timing. Target. Branding. Light. Spot. New… En el anuncio (spot quedaría mal en esta entrada) los anunciantes se mofan de de sí mismos y de su apabullante amor por la lengua de Shakespeare. Es, como reza, “la primera campaña invadida de inglés contra la invasión del inglés” y pone en solfa todos esos anuncios “tan cool. Tan trendy. Tan ridiculous“.

Unos anuncios que bien sirven para echarnos unas risas y pararnos a pensar por un momento si un idioma tan rico como el nuestro necesita de tal cantidad de anglicismos para vendernos cualquier producto.

Supongo que tanto inglés en los anuncios buscará glamur, pero a veces, como en este otro anuncio, termina oliendo a cerdo 😉

 

La primera campaña invadida de inglés contra la invasión del inglés

Las ganas de salir adelante no nos las quema nadie

Uno de los anuncios que ya se está convirtiendo en tradicional en las fechas navideñas es el de Campofrío.

En el año 2011 nos traían un homenaje a Gila en el año de su fallecimiento, hace un par de años nos dejaban El curriculum de todos, el año pasado nos invitaban a hacernos extranjeros y este año intentan llegarnos al corazón con un anuncio dirigido a sus propios empleados que vieron el mes pasado como la fábrica de Burgos desaparecía pasto de las llamas.

Dirigido por Benito Zambrano el anuncio de este año tiene como protagonistas a unos, cuando menos, curiosos bomberos en bicicleta encarnados por Chiquito de la Calzada y Santiago Segura, quienes ya se han convertido en habituales de los anuncios de la marca de embutidos junto a Chus Lampreave y Fofito.

En el anuncio se pone de manfiesto una vez más la capacidad de los españoles de “apoyar a quien tienes al lado” y de ayudar a los que más lo necesitan. El lema final del spot es: “El sentido del humor y las ganas de salir adelante no nos las quema nadie” y es que no está de más acabar el año con una sonrisa a pesar de los contratiempos y de los otros “fuegos” que nos están quemando a los españoles desde hace tiempo.

Las ganas de salir adelante no nos las quema nadie