ocho días de marzo

[Libros] Ocho días de marzo, Jordi Sierra i Fabra

Jordi Sierra es un escritor muy conocido por sus libros infantiles y juveniles, de hecho aquí, en 30dediferencia ya hemos reseñado algunas de sus historias pues es un habitual en las lecturas de colegios e institutos, pero el libro que traemos hoy se engloba dentro de la novela negra.

8diasdemarzo.jpgTítulo: Ocho días de marzo.
Autor: Jordi Sierra i Fabra.
ISBN: 9788401019081
Editorial: Plaza&Janés
Fecha de publicación: Mayo 2017 (esta edición)
Sinopsis Años cincuenta. El inspector Mascarell y su esposa, Patro, están a punto de ser padres en una Barcelona que sufre un período de agitación social debido al aumento del precio del tranvía.

Un día, Pere Humet, un antiguo subordinado de Mascarell, le cuenta que Piñol, Arnella y Matarrodona, tres policías que también estuvieron a sus órdenes, fueron juntos al exilio, al campo de refugiados de Argelès, y luego trabajaron en el refuerzo de la Línea Maginot, hasta que los alemanes los enviaron a Mauthausen. Sobrevivían en aquel infierno, pero el capricho de un mando alemán desencadenó el horror: obligó a Piñol a que matara de un disparo en la cabeza a Arnella. Después, le obligó a que hiciera lo mismo con Humet; la pistola solo tenía una bala y Humet salvó la vida, sin embargo juró vengarse de Piñol, que a partir de ese momento comenzó a colaborar con los alemanes, y fue culpable de la muerte de otras personas.

Humet explica a Mascarell que ha vuelto porque sabe que Piñol está en Barcelona y quiere hacer justicia. También le confiesa que tiene un cáncer y que no le queda mucho tiempo de vida.

Miquel accede a ayudarle, y le invita a comer a su casa al día siguiente, pero no aparece, así que va a buscarlo y lo que encuentra es el cadáver de Humet y el de su prima, cosidos a puñaladas. El acusado es Nicolás, el exnovio de la prima, pero el instinto de policía de Miquel le dice que el chico no es culpable. Sabe que es Piñol y debe encontrarlo.

Opinión personal: No había leído ninguno de los libros que tienen al comisario Mascarell como protagonista y tengo que decir que la historia me ha sorprendido muy gratamente. Una historia bien escrita, con un desarrollo sencillo, un estilo muy directo y con las dosis de intriga necesarias para enganchar al lector. Pero lo mejor de todo no es eso, sino como Jordi Sierra nos muestra la vida en la Barcelona de la posguerra, la vida a pie de calle, las huelgas (es una protagonista más de la historia), los taxistas, la incertidumbre social y política… Miedo, hambre, penuria y miseria, pero también la esperanza de que un día llegarán tiempos mejores.

Ya aseguro que no será el último libro, más bien al contrario, de esta saga que tiene al comisario como protagonista y que pasará por las páginas de 30dediferencia.

 

Anuncios