Las cosas no son lo que parecen

En ocasiones las cosas no son lo que parecen…

Este año en el cole de Paula han tenido dificultades para formar un equipo de baloncesto de chicas en su categoría y de hecho ella y su amiga Andrea están compitiendo en la categoría masculina con chicos que en muchos casos además son un año mayores que ellas.

En cualquier caso desde el primer partido las dos están demostrando que no se iban a asustar, más bien lo contrario, mediada la primera vuelta ocupan la primera plaza de la clasificación y cuentan sus partidos por victorias.

Como vemos en el vídeo no hay que menospreciar a los rivales porque a veces uno se puede llevar grandes sorpresas.

Anuncios
Las cosas no son lo que parecen

Pasándolo bien y aprendiendo autodefensa

El sábado pasado se celebró en el cole un Curso Benéfico de Defensa Personal organizado por el Colegio Sagrada Familia, Kempo Kembudo España, el gimnasio Azumi Sensei y el movimiento social contra el acoso escolar “Juntos podemos”.

Durante toda la mañana José Manuel Infante y varios instructores más como Marta Torrijos, Juan José Muñoz, Javier Infante, David Pérez y David Vergara nos estuvieron contando y enseñando algunas técnicas sencillas de autodefensa.

Decían en la página web del cole que iba a ser una mañana desenfadada y divertida, y vaya si lo fue. Sólo hace falta ver las fotos para tener muy claro que los que allí nos juntamos lo pasamos fenomenal, además de aprender cosas muy pero que muy interesantes.

En Campeones de Aranjuez José Manuel Infante decía que  “La experiencia ha sido muy positiva tanto para los organizadores del colegio y Kempo Kembudo España como para los asistentes, que sumaron mas de cincuenta personas y se fueron con muy buen sabor de boca pudiendo combinar deporte y solidaridad en un mismo evento”. Personalmente me gustaría añadir una felicitación muy especial para José Manuel y el resto de instructores presentes en la actividad porque hicieron la actividad tremendamente amena, explicando los ejercicios de una manera muy atractiva para mayores y pequeños y sin olvidarse en ningún momento del buen humor.

La entrada era totalmente gratuita y estaba abierta a todo el mundo, lo único necesario era llevar alimentos no perecederos  que irían destinados a Basida, el Albergue de Transeúntes San Vicente de Paul y Cáritas de la parroquia de San Antonio. Durante la mañana pasamos por allí unas cincuenta personas aproximadamente, pero sinceramente creo que fuimos pocos los participantes. Que se organicen actividades como estas y que no haya demasiada participación deja una sensación de cierta dejadez.

Creo que para los mayores habría sido un buen momento de compartir risas, juegos y diversión con nuestros hijos, eché de menos algunos chavales más mayores de 13-16 años porque estoy seguro que hubieran disfrutado muchísimo además de haber aprendido unas técnicas que ojalá nunca necesiten utilizar pero que no está de más conocer.

Muchas gracias a José Manuel por permitirme usar las fotos que ilustran esta entrada.

Pasándolo bien y aprendiendo autodefensa

La clave estaba delante

Se puede tener mucho talento, se puede poner pasión en lo que uno hace, se puede ser perseverante…, pero no hay que dejar de fijarse en todos los detalles. La clave estaba frente a ella, era un detalle sumamente importante pero que en ocasiones, preocupados por otras cosas, pasamos por alto.

Lo encontré gracias a Álvaro que lo compartió en la página de Facebook del cole.

La clave estaba delante