Matemáticas, humor y política…

Unir en un mismo artículo humor, matemáticas y política no parece cosa baladí, pero si uno se pone… al final sale.

13407183_837487649689419_6377375610244594060_n

La viñeta de Andrés Faro me ha gustado mucho. Me ha gustado porque nos muestra un objeto por el que los matemáticos sentimos una especial predilección, una Banda de Möbius, una pregunta inocente que se hace un niño: Papá, ¿por qué van todos a votar otra vez?, y una respuesta, también inocente, de un padre: No sé, tenemos la esperanza de que quizá esta vez cambie algo.

No diré que no me gusta la democracia, pero el propio Andrés Faro compartía su viñeta en Facebook diciendo que la democracia es una especie de cadena perpetua en la que al preso le prometen que cada cuatro años revisarán su condena.

Matemáticas, humor y política…

Frutas, sistemas y matemáticas…

De vez en cuando llega un problema de matemáticas y por designios inescrutables se convierte en un fenómeno viral que recorre nuestras redes sociales y termina apareciendo hasta en la sopa. Seguro que ya lo habéis recibido a través de más de un grupo de Whatsapp…

sistema

¿Os suena, verdad?

¿Y cuál es la solución? ¿16, o mejor 15, o incluso 14…? ¿Alguno ha pensado que puede ser 20?

Pues hay soluciones para todos los gustos y muchas veces dependen de cómo estemos planteándonos el problema y de pequeños detalles… ¿Nos hemos fijado que en la tercera ecuación hay dos mitades de un coco y en la cuarta sólo hay una mitad? ¿Son iguales los racimos de plátanos de la segunda y tercera ecuación respecto al de la cuarta?

De todos modos estaría bien para los chavales que empiezan a estudiar sistemas de ecuaciones dejar por un día los aburridos sistemas de con x, y, z y plantearles este otro tipo que seguro que les parece más divertido y entretenido… Las mates no sólo están en los libros, también aparecen en las redes sociales y pueden ser divertidass.

 

 

Frutas, sistemas y matemáticas…

[Libros] La fórmula preferida del profesor, Yoko Ogawa

Uno de esos libros a los que uno llega a través de una recomendación, en este caso fue por una alumna que me dijo que como era un libro de matemáticas seguro que me iba a gustar. Acertó, pero lo mejor no eran las matemáticas del libro sino la sensibilidad con que está escrita la historia.

formuladelprofesorTítulo: La fórmula preferida del profesor.
Título original: Hakase no ai shita sūshiki, 博士の愛した数式.
Autor: Yoko Ogawaa.
Traductor: Yoshiko Sugiyama y Héctor Jiménez Ferrer.
Editorial: Funambulista
Número de páginas: 308
Año de publicación: 2003.
Sinopsis: «Una historia de amor, amistad y transmisión del saber…»
Auténtico fenómeno social en Japón (un millón de ejemplares vendidos en dos meses, y otro millón en formato de bolsillo, película, cómic y CD) que ha desatado un inusitado interés por las matemáticas, este novela de Yoko Ogawa la catapultó definitivamente a la fama internacional en 2004. En ella se nos cuenta delicadamente la historia de una madre soltera que entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de matemáticas que perdió en un accidente de coche la memoria (mejor dicho, la autonomía de su memoria, que sólo le dura 80 minutos). Apasionado por los números, el profesor se irá encariñando con la asistenta y su hijo de 10 años, al que bautiza «Root» («Raíz Cuadrada» en inglés) y con quien comparte la pasión por el béisbol, hasta que se fragua entre ellos una verdadera historia de amor, amistad y transmisión del saber, no sólo matemático…Como dice en su postfacio el profesor León González Sotos, «asistimos al emocionado ajetreo, de venerable filiación platónica, entre la anónima doméstica, el también —¿innombrable?— Profesor y el pupilo Root. Entre idas y venidas, tareas caseras y cuidados piadosos a su muy especial cliente, éste va desvelando las arcanas relaciones numéricas que los datos cotidianos más anodinos pueden encerrar.» Una novela optimista que genera fe en el alma humana, contada con la belleza sencilla y verdadera de un «larguísimo» haikú.

Opinión personal: La escritora Yoko Ogawa nos relata de una manera muy sencilla y simple la vida de una asistenta, madre soltera de un niño de 10 años, y su relación con un viejo profesor de matemáticas que tras un accidente pierde la memoria. Una de las cosas que me ha llamado la atención es la curiosa descripción de las artimañas que usa el viejo profesor para recordar ciertas cosas, con su americana llena de notas que va pegando para no olvidarse de las cosas “importantes”. En cualquier caso la novela deja un cierto regusto a que se le podía haber sacado algo más, esa extraña relación del profesor con su cuñada, ¿buscaba quizás la asistenta una figura masculina para guiar a su hijo?…

Lo cierto es que no me ha desagrado la novela, más bien lo contrario, se lee fácil (supongo que para los aficionados a las matemáticas puede incluso resultar divertida en ocasiones), y aunque la historia se haya convertido en un auténtico fenómeno social en Japón los occidentales vemos las cosas de manera diferente. Es cierto que la historia destila ese aire tan oriental en el que la paz, la tranquilidad, o una cierta melancolía impregnan todo y eso me ha gustado porque no es un estilo literario al que estemos demasiado acostumbrados en estos lares. En cualquier caso me dejo a Yoko Ogawa como autora pendiente, con el fin de leer otra obra suya y ver que sensaciones me produce…

 

[Libros] La fórmula preferida del profesor, Yoko Ogawa

Los problemas de las matemáticas…

Más ideas, menos cuentas es un magnífico blog sobre educación matemática. Pedro Ramos, su autor, es profesor en la Universidad de Alcalá de Henares y en este blog reflexiona sobre la situación de la formación en matemáticas en España.

En su último artículo publicado recomienda que veamos este vídeo en el que Yeap Ban Har habla de los problemas de la enseñanza de las matemáticas en Singapur hace 40 años… y ¡casualidad! se parecen a los que hay casi medio siglo después en España.

Matamos moscas a cañonazos, hacemos reformas educativas que no complacen a nadie, en las que no se cuenta con los interesados sino que más bien responden a intereses políticos y partidistas, y da igual, lo hacen unos y antes lo hicieron otros.

Siempre digo que nuestros alumnos generalmente son muy buenos en cálculo (es normal, se hartan de repetir operaciones) pero no son capaces de resolver problemas sencillos porque no los entienden y no les hemos preparado para ello. Quizás algún día…

Los problemas de las matemáticas…

Doodle dedicado a George Boole

De vez en cuando Google nos sorprende con uno de sus curiosos doodles. En muchas ocasiones, generalmente cuando tienen relación con el mundo de los libros y la literatura, o cuando tocan el mundo de las matemáticas en 30 de diferencia me hago eco de ellos.

Hoy, 2 de noviembre, coincidiendo con que se cumplen 200 años del nacimiento de George Boole nos regala uno más.

2-nov-15-200-años-nacimiento-BooleGeorge Boole es considerado el padre de lo que se conoce como Álgebra de Boole, fundamental para el desarrollo tecnológico, algunos incluso dicen que Boole inventó como buscar en Google hace siglo y medio…

Doodle dedicado a George Boole

[Libros] El contable hindú, David Leavitt

De vez en cuando me gusta leer libros relacionados con el mundo de las matemáticas y había escuchado muy buenas críticas sobre este de David Leavitt. Si a esto sumamos la curiosidad que siempre he sentido por un matemático que creo que es bastante desconocido como fue Ramanujan, la lectura de este libro se hacía imprescindible.

elcontablehinduTítulo: El contable hindú.
Título original: The indian clerk
Autor: David Leavitt.
Traductor: Javier Lacruz
Editorial: Anagrama
Número de páginas: 620
Fecha de publicación:
2007 (2012)

Sinopsis: Una mañana de enero de 1913, G. H. Hardy –considerado ya uno de los más grandes matemáticos británicos de su tiempo– recibe una carta un tanto incoherente de un contable de Madrás, Srinivasa Ramanujan, que afirma estar muy cerca de encontrar la solución de uno de los más importantes –y nunca resueltos– problemas matemáticos de la época. Hardy se propone convencer a Ramanujan de que vaya a Cambridge. Y esta decisión cambiará su propia vida y la historia de las matemáticas. El contable hindú está basada en una historia verdadera y trágica, en la que tuvieron un papel D. H. Lawrence, Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein.

Opinión personal: Una historia entretenida, fácil de leer y sin embargo no estoy muy seguro de si se la recomendaría a alguien. Seguramente yo iba buscando una historia en la que Ramanujan fuese más protagonista, pero he tenido la sensación de que en buena parte de la historia figura nada más que como un invitado de lujo, es la excusa perfecta para contarnos otra historia. La historia se centra mucho más en otro matemático, Hardy, y Ramanujan queda excluido en muchos momentos, quizás por la forma en la que está narrada, usando la tercera persona, y dejando la primera para Hardy en una presunta conferencia que nunca llegó a dar.
No se profundiza en exceso en las matemáticas a lo largo de toda la historia, y de hecho nos quedamos con la idea de lo metódico que era Hardy y en como Ramanujan seguía más su instinto. Cierto es que las matemáticas en las que trabajaron ambos no son fáciles ni quedan al alcance de cualquiera de nosotros, de la hipótesis de Riemann o de la teoría de las particiones no guardo demasiados buenos recuerdos de mi paso por la facultad 🙂
Como curiosidad decir que la anécdota por la que posiblemente es más conocido el matemático indio Ramanujan está metida en la historia casi con calzador, como obligada.
Lo siento, pero es un libro que no ha terminado de convencerme.

 

[Libros] El contable hindú, David Leavitt

El cumpleaños de Cheryl

Hace diez días se celebraban la Olimpiadas Matemáticas de Asia y Singapur, un evento en el que participan algunos de los mejores talentos matemáticos del extremo oriente, y una de las preguntas que allí aparecían se ha convertido en un auténtico fenómeno viral en todas las redes sociales, primero en Asia y en solo unos días en todo el mundo después de que un presentador de la televisión de Singapur la compartiera a través de su cuenta de Facebook.

cherylHay algo que no dice el problema, y que creo que es importante señalar, para entender y llegar a la solución del mismo, y es que tanto Albert como Bernard son unos chicos bastante inteligentes, y digo esto porque si no lo fueran no podrían llegar a esa conclusión ninguno de los dos.

¿Os animáis a buscar la solución?

El cumpleaños de Cheryl