marcha nórdica

[Marcha nórdica] Análisis Kv+ Zaluna

Unos bastones que llegaron a mis manos de forma un tanto casual. Como uno se enganchó con esto de la marcha nórdica resulta que cuando se junta con la familia sale el tema, y así una sobrina que se anima, un cuñado que se anima también y como a uno rápido le consideran un experto… pues le termina tocando buscar bastones.

No me resulta demasiado fácil aconsejar sobre determinados productos, lo que para mí es bueno para otro puede resultar malo, lo que uno considera un acierto para otro puede ser meramente accesorio, así que les enseñé los Fizan, los Propulse Walk del Decathlon, vieron diferencias y finalmente todo quedó en pues lo que tu veas mejor. O sea, más de lo mismo. 🙂

Había que tener en cuenta que buscaba bastones para principiantes, uno de ellos para una niña de 11 años que probablemente va a seguir creciendo por lo que la decisión de que fueran regulables era más que evidente, a eso además había que sumar un precio económico (ya habría tiempo más adelante para buscar unos bastones mejores o más caros) y que además conjugara una buena calidad. Aproveché para comprarlos con una oferta especial y además tengo que resaltar el fantástico trato recibido por el vendedor, Faustino de Orivipshop informando de plazos de entrega, recomendando, explicando , todo con un trato personal y directo que en algunos casos ya querrían muchas tiendas físicas.

Marca: Kv+
Modelo: Zaluna
Precio: 45,90€ (Orivipshop)

Decía en una anterior revisión que para valorar en su justa medida unos bastones se hace imprescindible haber probado otros, creo que no hay otro mejor para poder comparar, es más fácil encontrar pros y contras que seguro los hay, pero antes de nada quiero dejar muy claro que los Kv+ Zaluna me parecen unos magníficos bastones para iniciarse en la marcha nórdica, personalmente sólo les cambiaría un detalle para convertirlos en la elección perfecta para un principiante. Ahora más adelante lo comentaré con más detalle.

Los KV+ Zaluna son unos bastones telescópicos de dos tramos (83-135 cm) en aluminio 7075. Mi primera sensación al cogerlos fue que “pesaban”, pero nótese el entrecomillado. Esa impresión de que pesan más por ejemplo que los Fizan NW Speed no deja de ser una realidad pero es que el tamaño obliga. Estos bastones pueden extenderse  diez centímetros más que los Fizan que se quedan en el metro veinticinco, un pelín justos para aquellos cuya altura supere el metro ochenta y cinco. Normalmente en las competiciones (aunque estamos hablando de bastones para principiantes y para iniciarse y no destinados a la competición) los participantes llevan los bastones algo más largos del 0,66 multiplicado por la altura del usuario o haciendo coincidir la altura del ombligo con el enganche de la dragonera, así que veo estos bastones especialmente útiles para personas de metro ochenta y cinco en adelante.

Hablaba del peso y aunque supongo que esto que voy a decir puede ser rebatido con facilidad, y que los usuarios de bastones de carbono más ligeros pueden no estar de acuerdo al considerar que son siempre mejores los suyos, lo cierto es que en situaciones en la que sopla un cierto viento los KV+ Zaluna me han parecido los bastones más cómodos porque no se mueven (no se vuelan) con tanta facilidad. Evidentemente los “profesionales” optarán por bastones de carbono algo más ligeros pero me gustaría que no se perdiera de vista lo que decía más arriba de que son unos bastones para iniciarse en la marcha nórdica.

La empuñadura de los bastones, de una especie de corcho prensado, me resulta cómoda, bastante suave al tacto, perfecta en todas situaciones, especialmente con calor porque no aparece en ningún caso la sensación de sudor. He comentado en alguna ocasión que no utilizo guantes y es posible que usuarios que puedan utilizarlos difieran de mi apreciación, pero ya digo que es una opinión basada en el uso de este bastón sin guantes.

Aunque la parte superior de la empuñadura es de plástico no he notado en ella ningún tipo de defecto y de hecho la argolla superior que sirve para soltar los bastones resulta muy cómoda y sencilla de utilizar.

La dragonera o fiador tiene un sistema de suelta rápida, realmente práctico y eficaz, aunque es necesario usar las dos manos para soltar la dragonera. La talla de la dragonera que viene con los bastones es la mediana (M/L) que a mí personalmente me resulta perfecta. El tejido con el que está realizada la dragonera es suave al tacto, transpirable, con un acolchado más que suficiente y cómodo, quizás me gustaría que fuese un poquito más ancho y que cubriera algo más de superficie, pero como digo me parece más que aceptable y además con un muy buen acabado. El velcro ajusta perfectamente aunque como también he dicho en otras ocasiones siempre es recomendable al terminar de utilizar nuestros bastones dejarlo pegado para evitar enganchones y en consecuencia un mayor deterioro.

Las puntas es probablemente el punto más débil de este bastón y es el único detalle que cambiaría de ellos. No son puntas endurecidas al tungsteno, lo que se conoce como widia, aunque tampoco son las sencillas puntas de acero que llevan los bastones Propulse Walk de Decathlon. Aún así tras un par de cientos de kilómetros se comienza a ver el desgaste en las mismas (como se puede apreciar en la fotografía de la izquierda). Cuando salgo a caminar por caminos de tierra más o menos compacta, en algunos casos con piedras utilizo siempre los bastones sin tacos, dejando estos únicamente para caminar por asfalto y aceras en zonas urbanas. La sensación de agarre al clavar es muy buena, no hay resbalones más allá de no realizar la técnica adecuada. Hay que tener en cuenta que si el uso que vamos a dar a los bastones es muy esporádico o si habitualmente los vamos a utilizar en zonas urbanas y vamos a ir con los tacos puestos todo lo comentado anteriormente tiene una importancia más relativa pero creo que es justo comentarlo para que nadie se pueda llevar a engaño.

Los tacos que van incluidos con los bastones son básicos, con un agarre bueno sobre asfalto pero con un desgaste muy rápido aún sobre superficies no demasiado abrasivas. En cuanto se gastaron he optado por utilizar otros tacos (en breve habrá análisis de este producto), primeramente los básicos del Decathlon y últimamente unos de Leki, aunque tras haber oído/leído mucho y bueno sobre los tacos de Lodosa Marcha Nórdica pretendo probarlos para ver que resultado ofrecen.

Andres (Qanzio), del blog kilómetro 11, (ir bajando en la página hasta la fecha 22-4-16), dice de ellos que son los bastones que se compraría y recomendaría para aprender. Buenos, bonitos y baratos. Y creo que es un opinión muy a tener en cuenta viniendo como viene de un experto en la marcha nórdica. (Lo siento pero a fecha de hoy el enlace no está disponible)

Anuncios

[Marcha nórdica] Análisis Newfeel Propulse Walk 100 (Decathlon)

Hoy toca hablar de mis primeros bastones de marcha nórdica. Se trata de los Newfeel Propulse Walk 100, los bastones más sencillos y económicos (menos de 20 euros) que se pueden encontrar en la actualidad en las tiendas Decathlon.

Nunca había hecho marcha nórdica y gastarme 50 o 60 euros en unos bastones que podía suceder que los probara tres veces y no volvieran a salir del paragüero me parecía una auténtica barbaridad. Uno es autodidacta en esto de la marcha nórdica y comencé a dar los primeros pasos a comienzos de este año por mi cuenta. Busqué en algún foro, leí algo sobre bastones, y como es evidente te puedes encontrar una opinión y la contraria, que si son mejores los bastones fijos, que si los mejores son los telescópicos puesto que los puedes ajustar a la altura que desees, que si mejor una dragonera de un tipo, o mejor de otro…, y así hasta el infinito. Una de las primeras entradas que publiqué en el blog hace referencia a qué bastones elegir, evidentemente no tiene la verdad absoluta pero creo que para los principiantes puede ser un buen punto de partida, eso y por supuesto preguntar a alguien que ya esté practicando marcha nórdica.

Marca: Newfeel
Modelo: Propulse Walk 100
Precio: 19,99€ (Decathlon)

Muy posiblemente uno no es capaz de valorar en su justa medida unos bastones hasta que no ha probado otros y puede comparar. ¿Por qué digo esto? Pues porque personalmente estos bastones, a los que tengo un cariño especial, son bastante inferiores a cualquier otro que nos podamos imaginar, pero sirven perfectamente para iniciarse en la marcha nórdica. Ahora comentaré algunos pros y algunas contras que de todo hay, pero como señalo puede ser una manera muy económica de iniciarse en el mundo del nordic.

Los Propulse Walk 100 son unos bastones fijos, en mi caso 115 cm, que se pueden encontrar en tallas entre 105 y 125 cm (cada 5 cm) realizados en aluminio 5083. El alumnio 5083 es más pesado que el 7075 más habitual en otros bastones de gama superior, pero aún así no se pueden considerar unos bastones pesados y pese a que la calidad del aluminio sea inferior siempre me ha dado la sensación de que la vibración era algo menor que en los bastones de dos tramos, de hecho después de realizar varias salidas con ellos y volver a un bastón telescópido de dos tramos la primera sensación es que estos últimos vibran algo más, aún así como digo no es más que una impresión muy subjetiva.

La empuñadura de estos bastones es de plástico, y principalmente en verano o cuando la temperatura es más alta el sudor de las manos los hace incómodos frente a los que tienen empuñaduras de corcho que absorben mejor el sudor. Esta característica prácticamente obliga a utilizar guantes con ellos y aunque yo inicialmente los usaba no terminaba de acostumbrarme a ellos. Es posiblemente uno de los contras más importantes con que cuenta este modelo de bastón.

dragonera La dragonera o fiador de estos bastones es convencional y aunque se han impuesto las de suelta rápida aún hay practicantes de marcha nórdica que prefieren este modelo. Evidentemente son mucho menos cómodas que las de suelta rápida y por ejemplo si vamos a quitar o poner los tacos en un momento determinado se hace necesario sacar la mano de la dragonera para poder hacerlo, también en casos de tropiezos y caídas por ejemplo me parecen menos recomendables que las de suelta rápida. A su favor se puede decir que el ajuste de la dragonera a nuestra mano puede ser tan perfecto como deseemos. Personalmente tras haber probado ambos tipos de dragonera optaría sin ninguna duda por las de suelta rápida.

El tejido con que está realizada la dragonera es muy sencillo, de tipo calado, y por tanto transpirable, sin acolchado pero relativamente cómodo. El velcro ajusta bien a la muñeca aunque siempre es recomendable al terminar de utilizar nuestros bastones dejarlo pegado para evitar enganchones y en consecuencia un mayor deterioro.


Las puntas de estos bastones son de acero (no endurecidas al tungsteno)  y posiblemente son el mayor de sus puntos débiles. Sufren una gran abrasión en cualquier terreno, no sólo en asfalto y después de unos pocos cientos de kilómetros su desgaste es más que evidente. Es cierto que si vamos a utilizar estos bastones siempre con unos tacos no vamos a sufrir este inconveniente, pero parece bastante evidente que en algún momento usaremos nuestros bastones por terrenos de tierra, hierba… y en esos casos es preferible su utilización sin tacos.

Inicialmente, con los bastones nuevos, la sensación de agarre al clavar es óptima pero en cuanto se van desgastando, y ya digo que no tienen que pasar muchos km para que esto suceda, son bastante habituales los resbalones del bastón independientemente del terreno por el que estemos transitando.
Los tacos que vienen incluidos con los bastones, los básicos del Decathlon, me gustan bastante, y de hecho me parecen bastante mejores que los que traen por defecto otros bastones de más calidad. Aunque mi hija por ejemplo los desgasta menos que yo, supongo que por el diferente tipo de clavada y la intensidad de la misma, son unos tacos que duran algo más de la media habitual.

En cualquier caso esto quedará para una próxima revisión de tacos pues recientemente he encontrado un modelo, algo más caro, pero muchísimo más eficiente, al menos para el tipo de marcha nórdica que yo realizo. De hecho ya comenté en la anterior revisión de los bastones Fizan que los tacos que usaba con esos bastones eran los del Decathlon puesto que eran los que, hasta ese momento, me habían dado un mejor resultado.

Dicho esto tengo que comentar que recientemente he cambiado las puntas a estos bastones, por otras endurecidas al tungsteno, por una parte me ha alargado el bastón un par de cm pero por encima de todo les ha dado una nueva vida. Como digo no son los bastones que hoy uso de forma habitual pero cuando salgo con algún amigo que quiere probar esto de la marcha nórdica suelo prestarle mis bastones y yo opto por coger mis queridos bastones viejos del Decathlon. No descarto en un futuro cambiar también la empuñadura del bastón por alguna algo mejor, pero eso, si sucede, será más adelante.

En definitiva unos bastones muy básicos que están bien para iniciarse en el mundo de la marcha nórdica, con un precio muy económico y de los que evidentemente tampoco se puede esperar demasiado. Si estás seguro de que la marcha nórdica te va a enganchar, que dentro de un par de meses seguirás saliendo unas cuantas veces por semana a caminar, no los elijas, pero si no lo tienes claro es una buena primera opción, el precio es de lo más económico.

Seguro que muchos lectores recuerdan con cariño su primer coche…, yo siempre recordaré con cariño mis primeros bastones de marcha nórdica.  😉

Fotografías del artículo tomadas de la página de Decathlon.

Actualización: Finalmente cambié la empuñadura por una KV+ y tengo que decir que a día de hoy son los bastones con los que más kilómetros he realizado y más cómodo me siento.

[Marcha nórdica] Análisis Fizan NW Speed

Fizan NW Speed 

Marca: Fizan
Modelo: Speed NW
Precio aproximado: 48-55€

Conocí estos bastones cuando realicé el curso de iniciación a la marcha nórdica allá por el mes de febrero, eran los que traía el instructor, Piri, y prestaba a los que iban a realizar el curso.

nw2b20152b008

Fotografía: Nordicartagena

Los Fizan Speed NW son unos bastones telescópicos de dos tramos (75-125 cm.) en aluminio 7075. Cuando uno está acostumbrado a utilizar unos bastones de longitud fija la primera sensación que tiene es que estos bastones de dos tramos vibran en cada apoyo que se realiza. Al principio resulta molesto e incómodo pero tras unos cientos de metros esa sensación va desapareciendo, y de hecho cuando día tras día utilizas este bastón terminas por olvidar esa molesta, al menos inicialmente, vibración.

img_20160713_161348

Empuñadura Fizan

La empuñadura de estos bastones resulta muy cómoda. Yo no utilizo ningún tipo de guante con los bastones -inicialmente utilizaba unos típicos de ciclista pero finalmente desistí de utilizarlos- y el agarre resulta muy cómodo. La empuñadura del bastón es de una especie de corcho prensado muy suave al tacto, y si no hace demasiado calor y aún cuando la temperatura es más elevada o se lleva ya un tiempo caminando no aparece nunca la sensación de sudor en las manos a diferencia de lo que sí ocurre con las empuñaduras de plástico de otros bastones de gama más baja.

img_20160713_161413

Dragonera Fizan

La dragonera o fiador de estos bastones tiene el sistema de suelta rápida Fast Release Strap System, y su gran ventaja respecto a otros modelos es que puedes soltar el bastón con una sola mano, es tan sencillo como apoyar el bastón en el suelo y apretar con el pulgar sobre el botón superior del bastón a la vez que se tira de la dragonera. Rápido y seguro.

La talla de la dragonera que viene inicialmente con los bastones es la mediana, personalmente es un tamaño que me va perfectamente. A mi hija mayor, Paula, que usa también este modelo de bastones le resultan un poco grandes y no termina de ajustarle bien del todo. La solución pasa por adquirir una dragonera de un tallaje menor (aproximadamente 15-16 €) aunque ella utiliza la que viene con el modelo Junior de los bastones de Fizan y esta sí que le ajusta perfectamente. También se puede encontrar una talla más grande.

El tejido con el que está realizada la dragonera es suave, transpirable, con un acolchado más que suficiente y cómodo y además con un muy buen acabado. El velcro ajusta perfectamente aunque siempre es recomendable al terminar de utilizar nuestros bastones dejarlo pegado para evitar enganchones y en consecuencia un mayor deterioro.

img_20160713_200538

Puntas bastones Fizan

Las puntas, endurecidas al tungsteno, lo que se conoce como widia, son magníficas. Tras más de un centenar de kilómetros por caminos de tierra unas veces más blando en primavera y según iba llegando el buen tiempo más compacto y duro, y por supuesto con algunos tramos de asfalto, las puntas están exactamente igual que el primer día. La sensación de agarre cuando uno clava el bastón en muy buena, más aún cuando mis primeros bastones -de los que hablaremos en próximas entradas- con la punta de acero estaban muy desgastados y en alguna ocasión llevaban a desagradables resbalones de los mismos. Ciertamente en tierra blanda puede que no haya una gran diferencia, pero en las superficies más duras, ya sea asfalto o incluso piedras la diferencia es más que notable.

Posiblemente si el uso que vamos a dar a los bastones es muy esporádico, incluso si la mayoría del tiempo vamos a realizar marcha nórdica por ciudad y vamos a usar los tacos, este tema de las puntas podría tener una menor importancia, pero personalmente y aunque entre semana el recorrido que realizo es eminentemente urbano y nocturno -lo digo por el ruido- y por tanto se hace casi indispensable el uso de los tacos al llegar el fin de semana me gusta realizar salidas más largas aprovechando que hay algo más de tiempo libre por caminos y senderos y aquí los tacos son totalmente prescindibles y las puntas juegan un papel importante.

Los tacos que vienen incluidos con los bastones son bastante básicos. He notado que por ejemplo mi mujer o mi hija los desgastan bastante menos que yo, supongo que por el tipo de clavada que cada uno de nosotros realiza, más fuerte y dura en mi caso, pero en cuanto se desgastaron opté directamente por los básicos del Decathlon que para mí son los que mejor resultado me han dado hasta ahora.

Piri, de Nordicartagena, un nordimarchador con muchos kilómetros a sus pies, los considera los mejores bastones del mercado. Yo no me atrevería llegar a tanto y además no he probado demasiados modelos, pero creo que son unos muy buenos bastones, con un precio además bastante ajustado para sus características, aunque también es cierto que con una cierta dificultad para poder conseguirlos, de hecho en tiendas de deporte de Aranjuez se encuentran con algunas dificultades (no he conseguido encontrarlos) y solo se pueden adquirir a través del club o mediante compra online.

Artículo publicado originalmente el 13 de julio de 2016 en AranjuezNW.

Actualización: Las dragoneras que vienen en la actualidad con los bastones han mejorado respecto a las que comento en el artículo, ahora son algo más mullidas y tienen un mejor ajuste en la mano, aún así queda una cierta holgura y cuando uno se acostumbra a otros modelos con mejor ajuste no resultan todo lo cómodas que se podría esperar.

II Marcha Nórdica de Aranjuez

Este domingo se celebró en Aranjuez la V Media Maratón de los Sotos Históricos, una prueba que pese a sus pocas ediciones comienza ya a hacerse un nombre en el panorama de pruebas populares y junto ella también se disputó la II edición de los 15 kilómetros de Marcha Nórdica de Aranjuez. Supongo que muchos lectores no habrán oído nunca hablar de la marcha nórdica y conviene aclarar, para los que piensen mal, que no tiene nada que ver con irse de copas con un sueco o una sueca…

Hecho el chiste conviene explicar que es esto de la Marcha Nórdica y nada mejor que la definición que nos dan en el blog de José Antonio Pérez -Piri-, NordiCartagena, un blog de referencia para los aficionados a este deporte.

Durante la prueba de marcha nórdica ejercí como juez auxiliar, siguiendo y acompañando a la segunda mitad aproximadamente de los marchadores o nordimarchadores a lo largo de su recorrido. Mi experiencia como juez se reduce a un curso práctico y otro teórico de unas pocas horas pero aún así no se hace demasiado difícil encontrar irregularidades en los marchadores. Ciertamente los hay que poseen una técnica envidiable y poco se les puede decir, otros, especialmente entre algunos, que no todos, de los que compiten por ganar, digamos, siendo benévolos, que marchan muy al límite de lo que puede considerarse lícito. No diré que corren porque ciertamente puede ser muy difícil apreciarlo si no se dispone de una imagen fija que lo corrobore, pero el uso que algunos de ellos hacen de los bastones es francamente mejorable. El bastón no lo utilizan para impulsarse como debería ser, sino que en ocasiones simplemente lo arrastran o incluso lo llevan en volandas. Junto a ellos también encontramos a los que están empezando y o bien no llegan a pasar la mano de la cadera o no agarran el bastón a la hora de clavarlo o no estiran el brazo…, pero como ciertamente no participan en la prueba con un ánimo de competir y ganar, sino simplemente de disfrutar, creo que es bueno intentar corregirles pero sin ser demasiado severo. Siempre se va a criticar la labor de los jueces, si hacen y toman medidas porque las toman y si no las toman porque no las toman. Uno de los blogs más recomendables en esto de la marcha nórdica (kilómetro 11) suele mostrarse más que crítico al respecto y creo que es muy positivo mostrar esa visión de la competición de la marcha nórdica con la que él nos ilustra, aunque luego su estilo pueda gustar más o menos.

Por una parte creo que es importante que cada vez haya más pruebas competitivas de marcha nórdica porque se convierten en un acicate para que cada día se unan nuevos aficionados a este deporte, pero por otro lado también estoy convencido de que se hace necesario reglar de forma clara estas pruebas, no puede suceder que cada una de ellas tenga una normativa diferente, y además es necesario también que se habiliten jueces  pero esto a día de hoy aún parece una utopía pues bastante hay con conseguir que participen los aficionados. Estoy convencido de que la prueba de Aranjuez, a poco que haya un mínimo interés, se puede terminar convirtiendo en una prueba de referencia a nivel nacional. El recorrido es realmente espectacular, la organización es brillante, y además en Aranjuez comienza a haber afición y buena muestra de ello han sido los noventa inscritos en los cursos de iniciación que se han llevado a cabo coincidiendo con la prueba.

Aún así creo que se hace fundamental el fomentar actividades y marchas no competitivas, con un carácter más social que competitivo, puesto que el participar en una competición puede terminar echando para atrás a más de uno, mientras que por ejemplo marchas no competitivas de distintas dificultades o distancias pueden animar a que poco a poco se sumen nuevos aficionados.

paulanw

Fotografía: José Ángel Rodríguez (Campeones de Aranjuez)

Por cierto no quiero terminar sin hacer mención a mi compañera de blog, Paula, que participó en esta prueba y que obtuvo además un trofeo como la participante más joven.

Paula realizó los quince kilómetros en un tiempo de 2 horas y 14 minutos y estaba más que contenta por haber superado el reto de terminar la prueba. Era su primera competición y aunque lleva poco tiempo con esto de la marcha nórdica parece que le ha entrado el gusanillo.

Veremos el año que viene si no se anima alguna otra colaboradora del blog, pero mientras tanto que vayan cogiendo los bastones y que salgan de marcha. 😉