libertad de opinión

Intentando arreglar lo que no tenía fácil arreglo

Sinceramente no sé si lo han intentado arreglar o lo han terminado de estropear del todo. Esta mañana Fernando Simón ha dicho que: “Usar fallos en los discursos para hacer daño al equipo técnico no es decente”.

Vayamos por partes: ¿Cometió un fallo entonces dl general Santiago al decir lo que dijo? ¿Por qué fue un fallo, por qué no debía haber dicho lo que dijo, porque no era verdad lo que dijo o porque no había que decirlo? Eso no me termina de quedar claro. ¿Por qué no ha tomado esta mañana el general la palabra para explicar lo que quiso decir exactamente? Habría estado bien que hubiera rectificado y hubiera dicho, me equivoqué, la Guardia Civil no se dedica a minimizar el clima contrario al gobierno, o que se ratificara y dijera, que sí que nos dedicamos a eso porque cumplimos ordenes. Pero no, lo que ha dicho ha sido: “En mis 40 años de profesión, de servicio, en la lucha contra ETA, desde la Academia, en misiones en el extranjero: en El Salvador, en Libia… Y ahora, en la lucha contra esta pandemia, hay una cosa que he aprendido: lo primero son las personas, no hay ideología. Lo primero son las personas y todos los que estamos aquí, junto con todos ustedes, somos un equipo”, ha justificado entre los aplausos de sus compañeros. Esta muy bien, pero de lo que dijo ayer, ¿qué?

Por otra parte, y es una opinión muy personal que por supuesto puede estar equivocada, creo que las críticas que se produjeron no iban dirigidas al equipo técnico, de hecho algunos medios hoy han defendido al general porque consideran que simplemente dijo la verdad de lo que se estaba haciendo. Las críticas iban dirigidas directamente al gobierno. Luego podremos debatir si son más o menos justas, ese es otro debate. Es una pena que este general vaya a quedar marcado por esa frase, pero es lo que hay.