A los maestros

outfileLos amigos del Semanario Más me pidieron un artículo para su sección Desde la tribuna que ha aparecido publicado en el número 443 de este periódico local que sale hoy, aquí os lo dejo.

A los maestros

Una de las lecturas con las que más he disfrutado este año ha sido el libro ‘Hombres buenos’, de Arturo Pérez-Reverte, un sentido homenaje a la razón por encima de todo. Un homenaje a los ilustrados, unos personajes que dos siglos después se echan a faltar en nuestro devenir diario y que cada día que pasa se encuentran más asfixiados por lo políticamente correcto. Su voz cada vez está más distorsionada y apenas se les escucha.
El mejor ejemplo de hombres (y mujeres) buenos que podemos encontrarnos hoy es el de los maestros. Un maestro ilumina a sus alumnos, les abre camino, estimula su curiosidad y el amor por el aprendizaje. Un maestro aprende cuando enseña y por eso cada día es más sabio.
He dicho maestro y no profesor porque no me parece que sean lo mismo, un maestro está enfocado en sus alumnos, un profesor está enfocado en sí mismo. Para el maestro lo importante es el alumno  mientras que para el profesor lo es su figura y su necesidad de reconocimiento.
La situación de la educación en España no está para tirar cohetes, pero quizás resulte que en los colegios hay muy buenos maestros y en la política sobran profesores que les gustar meter la mano en los temas educativos.
El lunes pasado se celebraba el Día Mundial del Docente. Sirvan pues estas líneas para agradecerles a todos esos maestros la labor que realizan y para pedir a los profesores de la política que hagan un ejercicio de autocrítica, que busquen a los maestros que tengan cerca y que les pidan con humildad que les ayuden a ser como ellos.

Anuncios
A los maestros

[Libros] Hombres buenos, Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte es un tipo que no deja indiferente, amado y odiado a partes iguales, y yo, no me importa decirlo, soy de los que están de su parte. Creo que el primer libro suyo que leí fue un regalo de mi madre, El maestro de esgrima y desde entonces he ido leyendo todo lo que ha ido escribiendo. Me gustan mucho sus historias del Capitán Alatriste, disfruté con La piel del tambor o El club Dumas, algo menos me gustó su último libro, El francotirador paciente. Ha habido de todo, pero en general es uno de esos autores por los que uno siente un especial aprecio.

hombres_buenosTítulo: Hombres buenos.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.
ISBN: 9788420403243
Editorial: Alfaguara.
Fecha de publicación: Marzo 2015.
Sinopsis: A  finales del siglo XVIII, cuando dos miembros de la Real Academia Española, el bibliotecario don Hermógenes Molina y el almirante don Pedro Zárate, recibieron de sus compañeros el encargo de viajar a París para conseguir de forma casi clandestina los 28 volúmenes de la Encyclopédie de D’Alembert y Diderot, que estaba prohibida en España, nadie podía sospechar que los dos académicos iban a enfrentarse a una peligrosa sucesión de intrigas, a un viaje de incertidumbres y sobresaltos que los llevaría, por caminos infestados de bandoleros e incómodas ventas y posadas, desde el Madrid ilustrado de Carlos III al París de los cafés, los salones, las tertulias filosóficas, la vida libertina y las agitaciones políticas en vísperas de la Revolución francesa. Basada en hechos y personajes reales, documentada con extremo rigor, conmovedora y fascinante en cada página, Hombres buenos narra la heroica aventura de quienes, orientados por las luces de la Razón, quisieron cambiar el mundo con libros, cuando el futuro arrinconaba las viejas ideas y el ansia de libertad hacía tambalearse tronos y mundos establecidos.

Opinión personal: Hombres buenos es un metalibro, si es que existe la palabra, un libro sobre libros, porque además de los dos hombres buenos que envía la Academia a París a por la Enciclopedia, los otros grandes protagonistas de la historia son los libros por una parte y la Real Academia Española, tanto la de hoy como la de la finales del siglo XVIII, por otra.

Las referencias a los libros y a escritores no son algo nuevo en las obras de Pérez-Reverte, así en Alatriste son habituales citas de autores de la época y el mismo Quevedo es un buen amigo del capitán o en el Club Dumas, por poner otro ejemplo, las referencias a obras como Los tres mosqueteros, El conde de Montecristo o la Divina Comedia de Dante son constantes.

Pero en esta ocasión hay algo bastante más novedoso, y es que en el libro nos encontramos un auténtico making-of (así se hizo) de la obra.  A lo largo de la novela el escritor cartagenero va intercalando la historia en sí misma con pequeños retazos y apuntes que nos ayudan a conocer los pasos que seguía el autor para documentarse, entrevistas y encuentros con otros académicos, viajes, visitas a librerías, la bibliografía utilizada, desconozco si todos ciertos y veraces aunque supongo que en todo ello hay mezcla de ficción y realidad, porque Pérez-Reverte juega con el lector a engañarle, y así se refiere a obras propias que al menos yo no tengo noticia de que hayan sido publicadas, como El enigma del Dei Gloria o El bailarín mundano ¿? Y ciertamente no desentona para nada con la novela en sí misma. Acierto de Pérez-Reverte.

Hombres buenos nos trae una historia en la que la acción, tan habitual en otras obras de Pérez-Reverte, pasa a un segundo plano, aquí abunda más la descripción y la información para el lector pero esto no va a ser óbice para que la novela mantenga un buen ritmo narrativo. Casi un ensayo en el que el autor homenajea a la Ilustración y la razón. Los personajes, unos reales, como el propio autor, y otros ficticios consiguen dar verosimilitud a la historia y como suele ser habitual en los libros de Pérez-Reverte el malo no es tan malo como nos podemos suponer, de hecho tiene su justificación, y es que siempre habrá otros malos peores.

En cualquier caso y siendo, como ya he comentado, una historia muy diferente a las que nos tiene acostumbrados el escritor cartagenero aparecen muchos de sus habituales guiños, como sus críticas a la situación actual a partir de hechos pasados, y es que en esta ocasión la novela me ha parecido tremendamente actual. La situación política y social de hoy en día se ve reflejada en muchos aspectos de la novela y es que seguramente las cosas no son tan diferentes como podríamos suponer doscientos cincuenta años después. Pérez-Reverte es en muchas ocasiones ácido en sus artículos semanales, casi pareciera en algún caso que su pluma más que tinta suelta bilis y así, ese hachazo que suelta al presidente Mariano Rajoy casi al comienzo de la historia, me ha parecido brutal:

“Ese no ha leído un libro en su vida, ¿alguna vez lo has visto en un acto cultural? ¿En un estreno teatral? ¿En la ópera?”

Una historia distinta pero que me ha gustado mucho, indispensable para los fieles a Pérez-Reverte pero también una buena oportunidad para los que aún no lo han descubierto.

[Libros] Hombres buenos, Arturo Pérez-Reverte