gobierno

Tocado… y hundido

Fernando Grande-Marlaska, ministro del interior (por el momento) es un tipo que me caía cae bien. Hoy, defenderle es bastante complicado, casi imposible. En los últimos días ha ido cambiando de versión intentando agarrarse a un clavo ardiendo, pero aún dando por buena cualquiera de las versiones que hace circular su ministerio, los cambios de versión implican que no se dijo toda la verdad, que se dijeron medias verdades o, en román paladino, que se mintió a sabiendas. Que el ministro mintió. Así que blanco y en botella.

Recuerdo que nada más llegar Sánchez al gobierno y nombrar a unos ministros que en general sorprendieron para bien (Pedro Duque, Maxim Huerta, el mismo Fernando Grande-Marlaska…) se produjo la dimisión de uno de ellos, el ministro Huerta, por un tema que a día de hoy podríamos considerar menor, una chorrada comparada con lo que hoy estamos viendo, pero creo que mucha gente pensó que era un soplo de aire fresco, que por fin desde un gobierno no se iban a admitir ni siquiera los comportamientos dudosos. Era romper con un pasado en el que todo valía. Fue un espejismo, solo eso. Al final estos terminarán haciendo buenos a los que vinieron antes.

Grande-Marlaska es hoy un cadáver viviente, está tocado… y hundido. Cada día que siga en el cargo solo servirá para hacer más daño al gobierno y también a él mismo. Ha perdido toda credibilidad, en breve veremos que no le defenderán ni los que hoy dicen ser Grande-Marlaska.

Curiosamente todo esto parece que viene de las investigaciones de una juez sobre las posibles o presuntas responsabilidades de algún alto cargo, de algún responsable político, por las manifestaciones del 8M. Pero que nadie se engañe, en esos días había partidos de fútbol con público en las gradas, había misas, reuniones, congresos, se usaba el transporte público con absoluta normalidad, los niños iban al cole…. y sí, también hubo una manifestación. Otros países decidieron tomar medidas antes, pero aquí no, aquí hubo que esperar a que pasara el día 8, y hubo que esperar porque la propaganda y la imagen le importan a este gobierno bastante más que otras cosas…, como la salud de los ciudadanos, por ejemplo. Casi nadie podía saber lo que se nos venía encima, pero ciertamente algunos habían avisado, ahora es fácil ver que tenían razón y se les debía haber escuchado.

El gobierno, y palmeros de alrededores, se han empecinado en decir, en defender y en justificar que el 8M no tuvo nada que ver con los contagios, y tanto lo han hecho o lo han intentado hacer que al final han hecho el caldo gordo a los de enfrente. Hubiera sido muy sencillo admitir que fue un error, que con las circunstancias que se estaban viviendo lo mejor era cancelar la manifestación, eso no es dar la razón a nadie, es ser lógico y coherente. Pero todos sabemos que Sánchez no se equivoca nunca, nunca lo ha hecho y nunca lo hará.

Los españoles merecen un gobierno que no les mienta

Lo dijo Rubalcaba, “los españoles merecen un gobierno que no les mienta”. Es una frase que ha quedado para la historia. Fue después del atentando del 11-M cuando desde el gobierno del PP de Aznar, Acebes y Rajoy se ocultaba la verdad y se mentía.

Hoy se puede decir de nuevo bien alto, no nos merecemos un gobierno que nos mienta. Hoy se miente desde el gobierno de Sánchez, Iglesias y Marlaska. Porque están ocultando la verdad y mintiendo, y estar en estado de alarma no justifica cualquier tropelía por parte de los que gobiernan.
Ayer los periodistas preguntaban, porque era el tema del día, pero el secretario de estado de comunicación decidió censurar las preguntas incómodas. Sí, eso es censura. Era el tema del día, y volvieron a utilizar eso de lo que no se ve o no se oye, no sucede.

Y luego llega la Cadena Ser y descubre un correo del día 15 remitido a las distintas comandancias de la Guardia Civil… Así empieza la noticia de la Cadena Ser:

Un correo de la Guardia Civil remitido a las diferentes comandancias insta a sus unidades a identificar noticias falsas y fake news “susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno“. El correo fue remitido el pasado 15 de abril e insta a los agentes a la “identificación, estudio y seguimiento en relación con la situación creada por el COVID-19 de campañas de desinformación, así como publicaciones desmintiendo bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno.

Alguno se excusará en que habla de instituciones del Gobierno y las instituciones son del Estado, creo que no es más que eso, una excusa. Ahora se entienden mejor las declaraciones del general Santiago, simplemente dijo lo que se estaba haciendo. Ni más, ni menos.

Veremos si hoy se permiten las preguntas, veremos si incluso salen los uniformados a la rueda de prensa, veremos…

¿Y Mariano? Mariano a verlas pasar, como siempre

Amado y odiado a partes iguales, Pérez-Reverte no es de los que dejan indiferente. Muchos de esos que se valen de las trincheras para intentar enfrentar a unos con otros le temen porque saben (por propia experiencia en muchos casos) que el escritor no se anda con chiquitas  y si tiene que poner a alguien en su sitio no le va a temblar el pulso, ya sea de la trinchera de los de un lado ya sea de la trinchera de los del otro.

Aún así, coincidiendo en unos casos y discrepando en otros, sus reflexiones no deberían caer en saco roto porque en la mayoría de los casos no andan demasiado desencaminadas. Andamos a vueltas con el tema catalán desde hace unos meses y a veces uno se pregunta si lo que puede estar sucediendo es que un árbol no nos está dejando ver el bosque…

Aquí unas cuantas reflexiones de Arturo Pérez-Reverte a golpe de tuit:

Incompetencia de este Gobierno de mediocres ineptos. Siete palabras, siete. Suficientes.

 

Mejor no responder, porque coincido con él…

Y como colofón, el resumen:

 

Hay para todos, capitanes incompetentes y pasajeros que mientras nos hacemos selfies con el iceberg aplaudimos

Y me pregunto yo: ¿Y Mariano? Mariano, a verlas pasar, como siempre.