ffp2

¿De quién fiarse?

¿De quién debemos fiarnos? Parece bastante claro que tendría que ser de los expertos, es un punto en el que creo que todos coincidiremos. Y cuando hablo de expertos en este tema, me refiero a los médicos. Pero eso no siempre es sencillo, más cuando tenemos mensajes contradictorios día sí y día también.

Los madrileños podremos recoger desde hoy y durante 15 días una mascarilla FFP2 en cualquier farmacia presentando la tarjeta sanitaria. Hasta aquí lo que parece una buena noticia. Pero uno se encuentra con que los jefes de servicio o responsables de medicina preventiva de 15 hospitales madrileños han enviado una carta a la Comunidad de Madrid en la que piden que no se repartan mascarillas FFP2 para la población general, porque pueden provocar mayores riesgos, y que se elija en su lugar mascarillas quirúrgicas. Según la carta: ‘Por su tamaño y alcance, el uso de mascarillas quirúrgicas es la medida preventiva más adecuada para prevenir este mecanismo de transmisión

Bien, hasta este punto ninguna pega. Lo dicen los médicos, y en consecuencia, expertos. Supondremos que la comunidad de Madrid ha vuelto a errar una vez más. O no…

Escucha ahora uno al doctor Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, y dice que las mascarillas FFP2 están indicadas en las personas sanas, mientras que las quirúrgicas deben llevarlas las personas infectadas por el coronavirus. Simón ha calificado la medida tomada por la comunidad de Madrid como ‘una muy buena medida’. ¿Está bien que se repartan entonces las mascarillas? Según el máximo responsable sí, pero los jefes de servicio y responsables de preventiva de hospitales madrileños dicen que no. ¿¿?? Me lo expliquen, que decía aquel.

Si cada uno de nosotros supiera si está sano o infectado se podría utilizar una mascarilla u otra. Pero no lo sabemos, eso lo dejamos para los futbolistas profesionales y los políticos, que ellos sí tienen acceso a los test. Después de escuchar al doctor Simón, me entra la duda de por qué el gobierno repartió mascarillas quirúrgicas entre los ciudadanos cuando finalizó el ‘proceso de hibernación’, ¿pensaban acaso que todos los ciudadanos a los que se entregaban estas mascarillas estaban enfermos? Fuera de bromas, entiendo que llevar mascarilla protege más que no llevarla, pero la quirúrgica me sirve para no contagiar a otros y no para evitar contagios, para eso necesito la FFP2. Así pues, y a falta de que en unos días nos salgan diciendo que las mascarillas de la comunidad madrileña son tan ‘fake’ como el estudio de la universidad John Hopkins, creo que la Comunidad de Madrid en este tema ha acertado porque de lo que se trata es de proteger a los ciudadanos.