fernando simón

La dictadura de lo políticamente correcto

Es curioso que lo que puede dar la puntilla a Fernando Simón vaya a ser un comentario desafortunado en una conversación que nada tiene que ver con su actividad profesional.

Es cierto que el comentario además de poco gracioso es machista, denigrante contra las enfermeras en particular y las mujeres en general, pero Fernando Simón ha tenido deslices bastante más serios (y peligrosos para la salud pública) que este. Nadie olvida eso de que como mucho algún caso diagnosticado…

O que no era necesario el uso de mascarillas…

Es la dictadura de lo políticamente correcto. Ha habido declaraciones suyas tremendamente desafortunadas, esta última se le puede llevar por delante…

Presiones, libertad y transparencia

Les pido que vean y escuchen con atención este fragmento de vídeo:

Fernando Simón no ha dado los nombres de los integrantes del comité que decide cuando cambia cada comunidad de fase. Se escuda en que “las presiones que sufrirían haría muy difícil trabajar con la suficiente libertad”.

Me parece un error, un grave error: Soy de los que piensan que estos expertos deben ser conocidos. En primer lugar en un ejercicio de transparencia y en segundo porque así les podremos juzgar, pero es que además cuando dices algo y firmas con tu nombre eres más libre y más independiente. Por otra parte, ¿cómo podremos estar seguros de que no van a recibir presiones de los que sí conocen sus nombres?

La transparencia, y más aún en una situación como esta, te protege más de lo que te expone. Pero transparencia en esta crisis, entre poca y ninguna, y aquí no se salva ninguno, ni gobierno, ni comunidades autónomas, ni nadie. He dicho.