falcó

[Libros] Sabotaje, Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte es uno de mis escritores favoritos, de esos que no deja indiferente porque simplemente no se calla, amado por unos y odiado por otros, son o somos legión los que esperamos con avidez la publicación de su último libro. Su última novela, Sabotaje, vuelve a traernos a Lorenzo Falcó como protagonista, en el tercero de los libros de la serie. En su momento ya reseñamos aquí las dos primeras de estas historias y en estos días acaba de publicarse la tercera novela de la saga.

sabotaje.jpgTítulo: Sabotaje.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.
Editorial: Alfaguara.
ISBN: 9788420433295
Número de páginas: 296
Fecha de publicación: Octubre 2018.
Sinopsis: «La luz declinante de la ventana y su efecto óptico en el cristal daban una tenue pátina rojiza al enorme lienzo; como si éste, antes de ser realidad, ya empezase a ensangrentarse lentamente. Y de pronto, todo adquirió sentido.

-Se llamará Guernica -dijo Picasso.»

Mayo de 1937. La Guerra Civil sigue su sangriento curso en España, pero también lejos de los campos de batalla se combate entre las sombras. Una doble misión lleva a Lorenzo Falcó hasta París con el objetivo de intentar, de cualquier forma posible, que el Guernica que está pintando Pablo Picasso no llegue nunca a la Exposición Universal donde la República pretende conseguir apoyo internacional. Aunque ya se adivinan en Europa los vientos de la nueva guerra que asolará el continente, la música alegre sigue sonando, y el arte, los negocios, la vida frívola ocupan todavía a intelectuales, refugiados y activistas. Acostumbrado al peligro y a las situaciones límite, Falcó debe enfrentarse esta vez a un mundo en el que la lucha de ideas pretende imponerse sobre la acción. Un mundo que a él le es ajeno, y al que aplicará sus propios métodos.

Arturo Pérez-Reverte construye en Sabotaje una trama magistral que envuelve al lector hasta la última página, y completa con esta novela la trilogía protagonizada por Falcó, el personaje literario más fascinante de los últimos tiempos.

Opinión personal: Siempre resulta un placer comenzar a leer un nuevo libro de Pérez-Reverte. Me consta que hay lectores que no le soportan, que no aguantan su impertinencia, su incorrección política, su chulería o su bordería, y muchas más cosas… Lo admito y lo respeto, pero a mí me gusta 🙂 Soy así.

Vuelve Falcó y lo hace por la puerta grande, solo unos meses después de haber despachado el asunto de Tánger ya tiene nueva misión. Una misión doble, neutralizar (y para neutralizar vale todo) a un comunista francés desacreditándolo ante sus camaradas soviéticos y evitar, por otra parte, que el Guernica de Picasso sea expuesto en la Exposición Universal de París de 1937. Falcó cumple ambas misiones razonablemente bien, de hecho sigue con vida al final, con lo que podría darse más que por satisfecho.

Pérez-Reverte vuelve a hacer gala de una prosa ágil y uno tiene la sensación de que el escritor se tuvo que divertir mucho mientras escribía una historia en la que no faltan los ingredientes habituales, lujo, glamour, sexo, y esas perlas que nos va dejando el escritor cartagenero… “Mi corazón está con la República —dice Falcó—. Pero no me hago ilusiones sobre mis compatriotas. Destruyeron una primera república y una monarquía, y destruirán la república de ahora… Si le soy sincero, tanto miedo me da la barbarie de los moros de Franco y los mercenarios de la Legión como el analfabetismo criminal de las milicias anarquistas y comunistas. En los dos bandos me han fusilado a familiares y amigos”.

Falcó está en un bando, el nacional, igual que podía haber estado en el otro, y se sabe rodeado de hijos de puta, no muy distintos de él mismo: “era un relativo consuelo, concluyó divertido, comprobar que, aparte uno mismo, había infinidad de hijos de puta sueltos por el mundo”. Y además tiene un jefe, el Jabalí, que en cada entrega que pasa más me gusta. Es Falcó con más años, más aprendido, más sabido y más todo que él.

De momento parece que Falcó se toma un respiro y el año próximo no tendremos nueva misión, aún así estaremos expectantes pues, al igual que su alter-ego, Diego Alatriste, seguro que en breve nos deleita con nuevas aventuras. Algún fleco suelto quedó en la historia, como ese encargo que le hace su amigo el Araña, pero seguro que a no mucho tardar se nos aclara el asunto.

Aquí el book-trailer del libro:

Anuncios

[Libros] Eva, Arturo Pérez-Reverte

Arturo Pérez-Reverte es uno de mis escritores favoritos, amado por unos y odiado por otros, no deja indiferente. Su última novela, Eva, vuelve a traernos a Lorenzo Falcó como protagonista, en lo que uno prevee una larga saga de éxito seguro. En su momento ya reseñamos aquí la primera de esas historias y ahora llega una nueva entrega con personajes ya conocidos que no nos dejarán indiferentes.

evaTítulo: Eva.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.
Editorial: Alfaguara.
ISBN: 9788420432663
Número de páginas: 296
Fecha de publicación: Octubre 2017.
Sinopsis: Marzo de 1937. Mientras la Guerra Civil sigue su trágico curso, una nueva misión lleva a Lorenzo Falcó hasta Tánger, turbulenta encrucijada de espías, tráficos ilícitos y conspiraciones, con el encargo de conseguir que el capitán de un barco cargado con oro del Banco de España cambie de bandera. Espías nacionales, republicanos y soviéticos, hombres y mujeres, se enfrentan en una guerra oscura y sucia en la que acabarán regresando peligrosos fantasmas del pasado.

Opinión personal: Escuchaba hace unos días en una entrevista a Arturo Pérez-Reverte hablando de Falcó, el protagonista de su última saga de novelas, y decía de él que era un hijo de puta. No le falta razón, pero es un hijo de puta con clase, de los que caen bien. Posiblemente estamos tan rodeados de personajes de esa calaña sin clase ninguna que a poco que asome la cabeza uno un poquito diferente se le termina cogiendo aprecio, al menos eso me sucede a mí con el protagonista de esta novela.

Falcó es un tipo despreciable, incluso diría que aborrecible, está a la vuelta de todo, tan pronto tenemos la sensación de estar frente a un respetable caballero como ante un asqueroso asesino. A Falcó no le importa nada, ni siquiera su propia vida, porque conoce el mundo en el que vive, quiere disfrutar del momento, de la ocasión, de las mujeres porque sabe que puede ser la última vez y sin embargo está preparado para ello.

Eva es una historia con mucha acción, trepidante por momentos, pero que no se queda solo en eso, uno se siente transportado a Tánger, la ciudad en la que transcurre la historia, los paseos por sus callejuelas, el ambiente…, pero además Pérez-Reverte ha conseguido crear unos personajes que hacen que la historia al final termine siendo lo de menos. Especialmente me han gustado los dos capitanes, en bandos diferentes, hombres de mar y de honor ambos, con una relación especial, sabiendo que por encima de todo hay que cumplir con el deber y con las órdenes recibidas aunque no sean acertadas ni adecuadas.

Mención especial para el “almirante“, un tipo tan o más peculiar que el propio Falcó que tiene claro, cristalino, que Falcó pese al aprecio que pueda sentir por él, no es más que un peón en un complejo tablero de ajedrez en el que nadie dudará en sacrificar, peones, caballos o alfiles para ganar una partida.

[Libros] Falcó, Arturo Pérez-Reverte

Pérez-Reverte es un escritor peculiar, no suele callarse, escribe de temas de completa actualidad semanalmente y no es de los que dejan indiferentes. Odiado y querido a partes iguales, cada vez que publica un nuevo libro se convierte en éxito de ventas, y eso es lo que está sucediendo con su última novela, Falcó.

falcoTítulo: Falcó.
Autor: Arturo Pérez-Reverte.
Editorial: Alfaguara.
ISBN: 9788420428949
Número de páginas: 296
Fecha de publicación: Octubre 2016
Sinopsis: «El mundo de Falcó era otro, y allí los bandos estaban perfectamente definidos: de una parte él, y de la otra todos los demás.»

La Europa turbulenta de los años treinta y cuarenta del siglo XX es el escenario de las andanzas de Lorenzo Falcó, ex contrabandista de armas, espía sin escrúpulos, agente de los servicios de inteligencia. Durante el otoño de 1936, mientras la frontera entre amigos y enemigos se reduce a una línea imprecisa y peligrosa, Falcó recibe el encargo de infiltrarse en una difícil misión que podría cambiar el curso de la historia de España. Un hombre y dos mujeres -los hermanos Montero y Eva Rengel- serán sus compañeros de aventura y tal vez sus víctimas, en un tiempo en el que la vida se escribe a golpe de traiciones y nada es lo que parece.

Arturo Pérez-Reverte entrelaza magistralmente realidad y ficción en esta historia protagonizada por un nuevo y fascinante personaje, comparable a los más destacados espías y aventureros de la literatura.

Opinión personal: Pérez-Reverte gusta o no gusta. Así que aunque yo vaya a decir aquí que el libro me ha gustado mucho, que Pérez-Reverte crea con Falcó un magnífico personaje, que la historia está magníficamente ambientada, que los personajes, tanto el principal protagonista Falcó, como el Almirante y los demás secundarios están genialmente descritos, que la trama es buena, que usa hechos históricos y los da un pequeña vuelta de tuerca, que reparte a diestra y siniestra y nunca mejor dicho, y que he disfrutado muchísimo con su lectura, aún así, si los libros de Pérez-Reverte no te gustan no te leas este porque no va a gustarte tampoco. Pero si te gusta Pérez-Reverte, si disfrutaste con el genial Diego Alatriste, con Falcó lo harás también. Y si no has leído nunca a Pérez-Reverte olvídate de clichés y sumérgete en su lectura, después nos cuentas 🙂

Lorenzo Falcó es Diego Alatriste trescientos años después, un tipo sin escrúpulos pero leal hasta la médula, con un sentido del honor por encima de todo, irreverente, escéptico, no es un santo, no es una buena persona, no tiene escrúpulos, mujeriego hasta decir basta, pero cae bien, es simpático, inteligente y sus amigos saben que se puede contar con él. “Revertiano” para bien o para mal hasta decir basta.

Pérez-Reverte vuelve con Falcó a la novela de aventuras que tan bien explotó con el capitán Alatriste y lo hace, según entiendo yo, muy bien. El cierre de la historia es mejor que en otras de sus novelas, pero queda abierto porque tenemos Falcó para rato y si no, tiempo al tiempo.