estudio de prevalencia

Un 5% de contagiados no es un buen dato

Podemos ver el vaso medio lleno o podemos ver el vaso medio vacío. La baja tasa que arroja el estudio de prevalencia, un 5%, es mucho, muchísimo, menor de lo que se esperaba y de lo que a todos nos hubiera gustado. Por lo pronto el modelo de inmunidad de grupo o rebaño del que tanto se había hablado hasta ahora parece que hay que ir descartándolo. Por otra parte, 27.000 muertos (40.000 según otros datos) para un 5% de contagiados es un coste brutal.

Gráfico: El País

El potencial de contagio del virus es, hoy por hoy, enorme. Si se produjera un rebrote es muy poquita la gente que estaría libre de volver a contagiarse y no son por tanto barrera para los demás. ¿No han servido entonces las medidas que se han tomado hasta ahora? No se puede decir eso, pero sí que sería fundamental ver como andan otros países, qué sucede en Francia, Italia, Alemania o Portugal por poner países de nuestro entorno más próximo, da igual que estén al este o al oeste. Aunque según leo en El País estudios en otros países europeos arrojan datos similares no me termina de quedar claro si eso lo dice el gobierno y entonces habría que ponerlo en cuarentena que ya sabemos que sucede cuando hablan de otros organismos como la OCDE o la Johns Hopkins…

Por cierto que si este estudio se hubiera llevado a cabo, o se hubiera empezado, a primeros de abril que es cuando nos empezaron a hablar de él quizás, sólo quizás, las medidas de todo el proceso de ‘desescalada’ podrían haber sido otras, pero tampoco nos sirve echar la vista atrás.

Otra cosa, aunque era de esperar que Madrid o Barcelona por ejemplo estuvieran en porcentajes bastante por encima de la media me resulta muy llamativo que Soria con una densidad de población bajísima sea la que tiene un porcentaje más alto (14,2%). ¿Alguien puede explicar a qué puede ser debido?

El 30 de marzo, cuando según las cifras oficiales teníamos 85.000 contagiados, decía en el diario que el tener 850.000 infectados sería una muy mala noticia pero que sería una muy buena noticia tener 8.500.000 de contagiados. Mes y medio después estamos más cerca de la mala noticia que de la buena.