educación

Faltas de ortografía

Leía hoy un artículo en el diario El País con el sugerente título de La epidemia de las faltas de ortografía escala hasta la universidad y no he podido por menos que recordar una entrada que publiqué en el blog hace ya unos cuantos años. La imagen que acompaña estas líneas viene de un pantallazo tomado de una noticia que publicó El Mundo el día que publicaba ese artículo. Creo que es difícil cometer tantos errores graves en tan poco espacio…

faltasortografia

La noticia que aparece hoy en El País habla del pobre nivel ortográfico de los graduados españoles y entresaco unos cuantos entrecomillados en la noticia que, como poco, deberían invitarnos a reflexionar;

  • “Es terrible, pero incluso es muy común entre mis alumnos de Filología que pongan faltas. Y, lo peor de todo, no saben redactar. Creo que tiene que ver con que no se lee, faltan prácticas de redacción, dictados…”
  • “Creo que muchos profesores de secundaria, y a veces de universidad, pasan por alto en los exámenes las faltas cuando entienden que el contenido es correcto”
  • “Yo no lo hago. Es un error hacerlo. No estoy tampoco de acuerdo con dejar pasar las faltas graves de redacción. Algunos profesores piensan que las faltas las corrigen los procesadores de texto, y entienden que la sintaxis es poco importante. Opino lo contrario. Mi maestro, Fernando Lázaro Carreter, decía que si la expresión es pobre, el contenido también lo es, se quiera o no”.
  • “Nosotros diferenciamos perfectamente de qué centro proceden los niños por su madurez en este campo. Si tuvieron un maestro o maestra que se empeñó en que escribieran bien”.
  • “No todo se consigue con más clases de Lengua, sino con un prestigio social de la buena expresión y la buena escritura. Y el problema viene de que la gente joven, sobre todo, y en redes sociales, escribe voluntariamente mal porque si no le mira mal el entorno”.
  • “Si no manejas los instrumentos de la expresión, terminas empobreciendo tu pensamiento o al menos su transmisión. Escribir y hablar bien sirve para expresar mejor tus ideas, no es un capricho”

Ahí lo dejo, que cada cual saque sus propias conclusiones.

Anuncios

De castigos colectivos en el colegio…

castigado_librosAl mundo de la educación han llegado, o eso se dice, nuevos tiempos. Ahora se habla de inteligencias múltiples, de educación expandida, de alteridad, de aprendizaje basado en el pensamiento, the flipped classroom,… No voy a entrar a debatir si son la panacea o no sirven para nada, y es que además esta entrada del blog no trata de todo eso.

Hoy voy a hablar de algo mucho más mundano, los castigos en el colegio, y más concretamente de los castigos colectivos en el colegio. Adelanto ya que no estoy para nada de acuerdo con los castigos colectivos. Y defino castigo colectivo como aquel que se impone a un grupo de alumnos como resultado del comportamiento de uno o más individuos del grupo. Y aclaro aún más, voy a hablar de castigos colectivos que se imponen a un grupo por un comportamiento que han tenido tres individuos concretos y perfectamente identificados de un grupo. No estoy hablando de un caso en el que no se sabe quién ha sido el culpable, estoy hablando de un caso en el que los culpables están perfectamente identificados.  Aún así también quiero dejar claro que estaría en contra del castigo colectivo aunque los culpables no estuvieran identificados.

Es evidente que el profesor ante un hecho punitivo como el que me refiero puede tomar distintas alternativas: Aplicar un castigo a los tres alumnos que han cometido el hecho, no aplicar castigo alguno y la que a mí me parece más surrealista de todas, castigar a todos los alumnos de la clase por un hecho que cometieron tres alumnos concretos.

Lo que voy a decir puede parecer un poco fuerte, pero creo que la decisión que tome el profesor permite definir el carácter de esta persona y nos permite hacer un juicio de valor  acerca de cuáles son los principios que rigen sus actos, si es que tiene principios, que esa es otra.

Lanzo unas cuantas preguntas y sus correspondientes respuestas:

  • ¿Es lícito castigar a alguien que no ha hecho nada malo? Mi respuesta es no.
  • ¿Se está incurriendo en maltrato contra aquellos alumnos que no hicieron nada malo? Mi respuesta es sí.
  • ¿Trata de forma indigna a alumnos que no lo merecen? Mi respuesta es sí.
  • ¿Promueve el enfado y la indignación de aquellos alumnos que no hicieron nada? Mi respuesta es sí.
  • ¿Puede incitar al enfado e incluso la violencia contra los culpables del castigo? Mi respuesta es sí.
  • ¿Favorece el buen ambiente del grupo? Mi respuesta es no.
  • ¿Provoca rechazo hacia la actitud o incluso hacia el mismo profesor? Mi respuesta es sí.
  • ¿Provoca indignación en madres y padres que intentan “justificar” ante sus hijos lo injustificable? De nuevo la respuesta es sí.

Entiendo que cuando el profesor toma la decisión de castigar a todos, opta por el camino fácil y rápido, todos castigados y así “aprenden la lección”. Supongo además que el profesor pretende dejar claro ante los alumnos su autoridad, pero lo cierto es que está perdiéndola toda de golpe. La suya no es una medida educativa, no sirve para nada más allá de ahorrarse el dar un clase mientras los alumnos escriben 100 veces “no debo desobedecer al profesor”, aunque solo lo hayan hecho tres de ellos.

El profesor pierde su autoridad moral (si es que la tenía), consigue la incomprensión de los alumnos que no hicieron nada para ser castigados, elimina su función educadora y hace que su descrédito ante padres y madres crezca de manera exponencial. Si alguien se porta mal, digáselo a esa persona, no a todos. La clase no es la que se porta mal, quién se porta mal son una, dos o tres personas.

Vaya por delante el respeto absoluto para todos esos profesores que cada día trabajan y educan a nuestros hijos, nuestro deber como padres es apoyarles en esa difícil labor, pero para apoyarles en esa labor es imprescindible que las decisiones que tomen sean justas. Castigar a toda la clase por lo que han hecho tres personas no es justo, lo diga Agamenón o su porquero.

 

 

[Libros LIJ] Eskoria, Alfredo Gómez Cerdá

Una lectura típica en muchos colegios e institutos en educación secundaria, con una temática cercana a los lectores a los que va dirigida y en la que se pueden ver reconocidos y reflejados fácilmente.

168572_183220Título: Eskoria
Autor: Alfredo Gómez Cerdá
ISBN: 9788467510973
Editorial: SM
Fecha de publicación: 2006.
Sinopsis: En las paredes de su cuarto no hay fotos de futbolistas. En su equipo de música no suenan cantantes clónicos ni ritmos prefabricados. En sus estanterías no se acumulan medallas deportivas. En su armario no guarda ropa de marca, confeccionada siguiendo la última moda. En clase escucha y toma apuntes…

¿Es motivo suficiente para llamarle «Eskoria»?

Opinión personal: Una historia dura, tremendamente dura e impactante. Está escrito sin florituras, sin dar importancia a cómo se cuenta la historia pues lo importante es lo que está contando. Gómez Cerdá tiene una dilatada experiencia en la escritura de libros para jóvenes y adolescentes y las temáticas que trata en sus historias suelen ser cercanas a sus lectores. Con un lenguaje sencillo y cercano consigue que  nos podamos meter en la historia como uno más de los protagonistas…

En este caso nos trae una historia de acoso escolar. Acoso en un grado muy severo, no son tonterías ni nimiedades las que sufre el protagonista, bordea los límites de lo admisible. Quizás el protagonista no cumple con los requisitos que podíamos esperar de alguien que sufre acoso, es cierto que es un poco diferente a los demás, pero es diferente simplemente porque sus gustos no son los del resto del rebaño, el fútbol ni le va ni le viene, le gusta la música clásica, es un buen estudiante…, en definitiva un tipo de lo más normal, aunque su actitud chirría a algunos porque no es un borrego más dentro del rebaño.

Un libro que puede dar mucho juego en las aulas, aunque de unos años a esta parte empieza a dar la sensación de que son demasiados libros con el mismo tema y al final puede ocurrir que se asuma como algo habitual y terminemos banalizándolo.

Cerrando etapas ;)

CEn los varios años que ya lleva 30dediferencia funcionando no he sido muy dado a hablar de uno mismo, o incluso de mi trabajo que sí que podría dar más juego, cuando lo he hecho ha sido de una manera muy genérica, sin entrar en los pequeños detalles. Huyo o intento huir de volcar esa información en esta locura que es la red, pero seguramente la entrada de hoy llevaba pendiente mucho tiempo, y había un grupo de personas a las que se la debía.

1396297695323

Imagen: Mantia

Hoy termino de impartir mi segundo curso de competencias clave para acceder a un certificado de profesionalidad de nivel 2. Como seguro que muchos lectores del blog no saben que es esto de los certificados de profesionalidad les invito a qué sigan este enlace en el que seguro que todo les queda perfectamente claro, más aún teniendo en cuenta que yo no iba a ser capaz de explicarlo ni la mitad de bien 🙂

Ahora, dos semanas después de empezar, uno echa la vista atrás y ve claro que no es, que no ha sido, un trabajo fácil. Eso es quizás lo mejor de todo  este trabajo, que no deja de ser un reto, apasionante a veces, pero también estresante y muy agotador. Cuando además esto coincide que se lleva a cabo en una entidad social como Ymca que se dedica a los más vulnerables y desfavorecidos esto se complica aún más. Grupos extraordinariamente heterogéneos con personas de diferentes niveles académicos, edades, nacionalidades, inquietudes, necesidades… En estos dos cursos han pasado alumnos de Bolivia, Venezuela, Ecuador, Honduras, República Dominicana, Cabo Verde, Egipto, Cuba, Perú,… y ahora añado Colombia y Guinea Ecuatorial (imperdonable haberme olvidado de ellos) cada uno con sus peculiaridades y sus circunstancias.

En esta ocasión llevaba la ventaja, o por decirlo mejor, mis alumnos llevaban la ventaja, de contar con un profesor que ya tenía la experiencia del anterior curso realizado en los meses de febrero y marzo. Conozco bien, o creo conocer, donde encuentran mis alumnos las dificultades, bastante más en las matemáticas que en lengua, pero mucho más en los miedos y temores que en las propias y odiadas matemáticas, aunque no siempre lo quieran reconocer. Y es en esos aspectos en los que más hay que trabajar, evidentemente hay que prepararles para aprobar su examen, pero también hay que ir trabajando otros aspectos que van a necesitar en cuanto empiecen con su certificado de profesionalidad, es bueno que se vaya haciendo grupo, el equipo vendrá más adelante, que vayan adquiriendo hábitos que no siempre tienen asumidos como el de la asistencia y la puntualidad, que se vayan conociendo, que empiecen a entender qué es lo que están haciendo y para qué, y en esto tengo que reconocer que en esta ocasión he contado con la valiosísima e inestimable ayuda de mis antiguos alumnos y de su profe Laura.

Ya el primer día las veteranas (generalizo en femenino porque la gran mayoría eran mujeres) dijeron a las novatas que iban a poder con ello, que seguro que iban a ser capaces, que ellas unos meses antes pasaron por la misma situación y al principio les atenazaban los miedos. Miedos a lo desconocido, miedos al fracaso, miedos a no ser capaces de salir adelante…, pero hoy cinco meses después están a punto de terminar, a un paso de lograr su certificado y ver cómo se abren puertas o incluso como ya se les han abierto, inimaginables para cualquiera de ellas y para sus familias hace sólo unos meses.

Hoy las nuevas alumnas que ya han adquirido las competencias para acceder al certificado se van a despedir del curso recibiendo una información que les va a ser muy valiosa, y lo mejor de todo es que no se la doy yo, es una información que les van a dar esas compañeras que están ya a punto de finalizar con su certificado. Mis antiguas alumnas, aunque pensándolo bien, a partir de hoy, para suerte suya, ya todas son antiguas alumnas. Gracias a todas ellas y también de una forma muy especial a Laura porque lo cierto es que lo que hoy son esas alumnas es, en gran medida, debido a ella. 😉

 

 

 

Llega el verano y con él descansan los grupos de Whatsapp del cole ;)

whatsapp1.jpegLlega el final de curso y con él seguro que los grupos de Whatsapp de los padres que pululan por todos los colegios pierden cierto vigor. En estos días de vacaciones nos olvidamos de ese sinvivir, ahora no es necesario estar continuamente pendiente, ver si alguien olvidó los deberes, recordar que hoy es el cumple de fulanito o menganita y así con todo…

Sirva esto como homenaje a las risas que durante el curso nos echamos gracias a los famosos grupos tan imprescindibles y necesarios para unos como denostados y odiados para otros…

 

Quede claro que estos que vais a leer a continuación no dejan de ser más que unos posibles mensajes que ningún parecido tienen con la realidad, o sí, que nunca se sabe. Es posible que alguno de vosotros haya leído cosas parecidas durante este curso, no pasa nada, al año que viene volverá a repetirse 😉


Hola buenas tardes, ¿podéis mirar las mochilas de vuestros hijos/as para ver si alguno tiene la sudadera de mi hija? Hoy ha vuelto del cole sin ella. Gracias.

Hola buenas tardes, ¿podéis pasarme los deberes que les han puesto hoy? La niña se ha olvidado la agenda en el cole y no se acuerda de lo que tenía que hacer. Gracias

Por cierto, no os preocupéis por la sudadera, apareció en casa, es que no se la había llevado al cole 🙂

A ver una preguntita si pensáis como yo: ¿Qué os parece lo que les han mandado estudiar para la semana que viene de sociales? Estoy indignado, este fin de semana nos íbamos de casa rural con unos amigos y nos va a estropear el plan. ¿Creéis que si mando al tutor un mensaje por la plataforma o le pongo una nota en la agenda les podrán quitar los deberes?

Gracias Pili, por la foto con los deberes. Ya sabía yo que tu hijo los iba a tener.

Buenas tardes, gracias por invitar a mi hija al cumple. ¿A quien hay que dar el dinero del regalo? Yo esta semana no bajo al cole, pero puedo haceros una transferencia u os lo pago por paypal. ¡Gracias!

¿Mañana a la excursión tienen que llevar mochila? ¿Van con uniforme o chandal? ¿A qué hora vuelven? ¿Puede alguien recogerla y llevármela a las extraescolares a clase de dibujo? ¿Podría alguien recogerla de dibujo y acercarla luego a casa de sus abuelos? Gracias, ¡qué haría sin vosotros!

A ver os cuento, no tiene importancia, pero la tutora de este año no me gusta demasiado, es muy moderna y eso de que hagan juegos para todo no me gusta, en la otra clase ya van por el tema 5 y estos no han terminado el tres. ¿Se puede hablar con el Ampa para ver si le dan un toque, o me voy directamente a dirección? Yo prefiero hablar con Carmen de portería, pero no sé si está en su mano ayudarnos.

Mañana dan las vacaciones de Navidad y dice mi hija que salen una hora antes, ¿sabe alguien si es verdad? ¿Lo han avisado desde el colegio? Voy a ir a inspección porque me parece fatal que recorten horas lectivas. Los profesores son unos vagos que siempre quieren estar de vacaciones…

Hola buenas tardes, yo no quiero decir nada, pero la clase del año pasado me parecía mucho mejor, si alguien pedía algo en el grupo enseguida te ayudaban, pero en esta clase no hay más que siesos. El otro día se me olvido mandar el pisco de la niña y aunque puse un mensaje en el grupo por si alguien le podía dar algo para el desayuno, la niña me dijo que nadie le dio nada. Pondré una queja en el consejo escolar. Creo que se debería enseñar solidaridad en los colegios….

¿Os gusta la ropa del festival de este año? A mi me parece fatal, no sé, unos vaqueros y una camiseta de colores me parece supercutre, las niñas con su vestido y los niños por ejemplo con americana y corbata quedarían mejor. Ya sé que la tutora dijo que no quería que nos gastáramos dinero, pero es que luego los de las otras clases salen tan guapos en las fotos… ¿Por cierto no os parece un atraco el precio de las fotos? Mi cuñado hace fotos con su cámara y nos cobraría la mitad.

¡Chicas!! ¿Habéis pensado en un regalo para la profe? Ya sabéis que a mí no me gusta mucho lo de hacer regalos, pero tenemos que quedar bien. He visto un bolso de Tous y unos pendientes de Carolina Herrera chulísimos, por menos de 250€ nos los mandan a casa envueltos y todo. Tocaríamos a 10€. Menos mal que el plasta de JL se fue del grupo, porque yo lo pasaba fatal cada vez que se ponía a decir que no estaba de acuerdo con hacer regalos a los profes y luego los mensajes peñazo que mandaba y que no se leía nadie… Me vais diciendo. Y si alguien puede recoger el dinero, que ya sabéis que yo tengo mucho lío y no puedo hacerlo.

¿Al final hoy los niños van vestidos de pastores al cole?

Me ha dicho un papá de la otra clase que se jubila Serafina. Esa profe vieja y gruñona que les dio religión hace un par de años. Podíamos hacerle un regalo, ¿qué os parece?

Mi niña se ha apuntado al cross, ¿tiene que llevar la falda del uniforme del cole o puede ir con chandal a correr?

¿Me pasa alguien los deberes de esta semana? La niña ha vuelto a olvidar la agenda.

No creéis que los que dejamos a los niños en el comedor deberíamos hacer un escrito o algo para quejarnos por la calidad de las comidas? Yo no digo que tengan que comer langostinos todas las semanas, pero de vez en cuando un solomillo con salsa verde o algún paté de entrantes no lo vería mal. ¿Qué opináis?

Oye, se me está ocurriendo una cosa. ¿No pensáis que deberíamos preparar un baile o algo así para la fiesta de fin de curso? Seguro que a los niños les encantaba vernos actuar. ¿Alguien se apunta para organizarlo? Ya sabéis que yo estoy muy liada y no puedo quedar pero me apunto a todo lo que digáis.

Habéis visto la foto de perfil que se ha puesto Maite, la de la otra clase? ¡Qué fuerte! Menos mal que en este grupo la gente es más normal.

Me dice una profe que a Manolo el profe de plástica le ha dejado a su mujer, al parecer le pilló con David el profe de educación física haciendo alguna cosa “fea”. Pero no se lo digáis a nadie, que no salga de aquí, es un tema muy serio.

Me parece muy fuerte lo que ha pasado hoy en el recreo. Me dice la mamá de Santi que su hijo ha visto como Carlitos le decía a mi hija que su madre le ha dicho que tiene una madre fea y gorda (y que además escribe chorradas en el grupo de la clase). Mamá de Carlitos, no tengo el gusto de conocerte cariño, pero tú si que eres fea y gorda, que lo sepas. Cuando vuelvas a pedir los deberes te los va a pasar Rita.

¿Os acordáis cuando os dije lo de Manolo y David? Me he enterado ya de todo, y no pasó nada, fue un malentendido, no estaban haciendo nada feo, es que estaban hablando de una profe fea. Supongo que sería la Conchi, que además de fea, es un pendón. Así que Manolo sigue con su mujer. Supongo que no diríais nada a nadie fuera del grupo, ¿verdad?

BNlHCmuCUAA6rj5Perdonad, ¡me equivoqué de grupo! se lo tenia que haber enviado a mi marido  😉

índice.jpeg

¿Perdonad otra vez! ¡me volví a equivocar de grupo! Es del verano pasado, ¿a que le quedaba bien a Paco su bañador nuevo? Ay mi Paquito, ¡cuánto le quiero!

¿Alguien sabe cuando dan las notas? ¿A qué hora y donde? ¿Las podrá recoger la plasta de mi suegra?

¿Se sabe ya quién va a ser el profesor del año que viene? A mí este año no me gustaba la chica nueva pero al final ha sido maja, solo espero que al año que viene no les toque con la Conchi, ya se lo he dicho al director por si acaso.

Bueno chicas (y chicos) ha sido un placer compartir este curso con vosotros. Gracias por este grupo tan maravilloso, excepto por la mamá de Carlitos pero es que de todo tiene que haber en el mundo. Nos vemos el curso que viene. ¡¡Feliz verano!!

Carta abierta a… las autoridades educativas

cartaEstimadas autoridades educativas:

Es bien sabido que a las autoridades educativas, sean del color que sean, les gusta hacer experimentos. Uno piensa que los experimentos se hacen, o se deberían hacer, con gaseosa, y no con los estudiantes y los profesores, pero está visto que a la administración esto les importa más bien poco. O nada.

Con esto de las transferencias educativas a las comunidades autónomas nos encontramos que cada una de ellas hace de su capa un sayo y legisla según el ilustre de turno lo tiene a bien. Hacemos copias baratas de lo que vemos fuera, pero sólo de algunas cosas, queremos parecernos a Finlandia o a Singapur porque en determinadas pruebas sacan mejores resultados que nosotros, pero en vez de copiar por ejemplo el sueldo de los docentes o los requisitos para ser maestro, nos vamos a copiar lo accesorio,  y aunque inicialmente cueste menos al final termina siendo más caro el ajo que el pollo.

Este curso 2017-2018 la Comunidad de Madrid decidió eliminar los exámenes de septiembre y adelantar su realización a estos días de junio en que nos encontramos. Resumiendo para que se entienda fácilmente, el curso comenzaba normalmente pero al eliminar la convocatoria extraordinaria de septiembre para los alumnos de secundaria y bachillerato con asignaturas suspensas, esos exámenes se pasaban a finales de junio, lo que implicaba que los exámenes finales de junio también se tenían que adelantar y por ende también la tercera evaluación, lo que hablando en plata se traduce en que un alumno que aprobara todas las materias por curso a finales de mayo habría terminado su curso y estaría desde entonces de vacaciones hasta el mes de septiembre.

Es una medida que, evidentemente, gusta a unos y disgusta a otros. Tiene sus defensores y sus detractores, seguro que objetivamente se le pueden sacar sus cosas buenas, que las tiene, pero del mismo modo se puede ver la parte negativa, que también la tiene. Creo que era una medida necesaria e imprescindible para los alumnos de 2º de bachillerato puesto que aquellos que aprobaban la antigua selectividad en la convocatoria de septiembre se encontraban con que les daban plaza en una universidad cuando el curso ya había comenzado quince o veinte días antes.

Las excusas que han dado unos y otros para mostrar su apoyo o su rechazo a la medida han sido de lo más variopintas, la Comunidad de Madrid se centra en que los resultados de septiembre eran malos y esta medida podía servir para mejorarlos, y seguramente lo hará, pero -y esto es una opinión personal- no porque las cosas se hayan hecho mejor, sino porque uno tiene la sensación de que los centros han levantado bastante más la mano con los alumnos con materias suspensas, permitiendo en muchos casos que a esta convocatoria extraordinaria concurrieran solo con las evaluaciones que tenían suspensas y no con todo el curso que era lo habitual porque es materialmente imposible prepararse un curso entero en apenas diez o quince días. Se habla de que adelantando los exámenes de septiembre las familias no tendrían que pagar una academia para que sus hijos fuesen preparados a los exámenes extraordinarios, pero esto es solo una media verdad, porque el trabajo a las academias se nos ha adelantado durante el final de curso y especialmente este mes de junio.

Para mí, y repito que no es más que una opinión personal, la mayor beneficiada de este experimento es la administración que va a tener un mes de agosto y comienzo de curso bastante más tranquilo que en años anteriores. Evitará los conflictos y el caos que se producía todos los años cuando hasta mediados o finales de septiembre, con el curso ya comenzado, aún no había adjudicado plazas a determinados alumnos que por ejemplo cambiaban de centro. Este año, sabiendo los alumnos que repiten y que aprueban no debería producirse ese problema. También los equipos directivos de los centros saldrán beneficiados de cara al comienzo del próximo curso puesto que al final ellos eran los que terminaban pagando la incompetencia de la administración, los que recibían las quejas y los problemas de alumnos y familias, y los que finalmente las solucionaban en muchos casos.

Pero el gran problema que ha traído todo este experimento  es el caos que en menor o mayor medida se ha producido o se ha venido produciendo en los centros escolares desde finales de mayo. No voy a decir que toda la culpa sea de la administración porque los centros educativos sabían desde el comienzo de curso lo que se avecinaba y tampoco han puesto medidas para paliarlo, cuando las familias hemos preguntado en las reuniones sobre qué iba a suceder se limitaban a decir que no lo sabían, supongo que en la mayoría de los casos esperaban que desde fuera se les solucionara la papeleta. La Comunidad de Madrid dice que los colegios se debían haber organizado mejor y los colegios dicen que la Comunidad de Madrid se ha lavado las manos y les ha dejado el fregado a ellos. Los unos por los otros la casa sin barrer, y como siempre los grandes perjudicados los alumnos. Y de forma muy especial los alumnos que aprueban el curso en su convocatoria normal.

¿Por qué son ellos los afectados? se preguntará alguien. Pues son los afectados porque por esta medida arbitraria, y por lo que vamos conociendo, no consensuada por la administración con nadie nada más que con ellos mismos, los alumnos han perdido entre diez y quince días lectivos de clase. Diez días en los que han dejado de dar materia, materia necesaria en muchos casos para próximos cursos.

La improvisación de unos y otros ha llevado a que la gran mayoría de los alumnos hayan dejado de acudir a sus centros escolares, las noticias hablan de un nivel de absentismo que se acerca al 100%, pero los números me dan exactamente lo mismo, que “solo” hubiera faltado el 10% ya estaría mal. ¿Y es que acudir al colegio para qué, si apenas tenían actividades programadas? Un paseo por el jardín, una charla, una visita al laboratorio, alguna película, alguna actividad deportiva…, y mucho aburrimiento y desmotivación. Algunos centros directamente les han dicho que no fueran a clase, otro buen número de ellos han apostado por lo más cómodo, invitar de manera más o menos velada a que no acudieran al colegio, y los que no lo han hecho así, “han fomentado” que no fueran al colegio ofreciéndoles poco o nada que hacer allí.

Muchas gracias autoridades educativas por, una vez más, no pensar en los más importantes. Ya vemos lo que de verdad les importa la educación, menos que poco.

 

 

 

De los dichos a los hechos

accedelibrosA finales del curso pasado se anunciaba, a bombo y platillo, que es como se suelen anunciar estas cosas, una ley de gratuidad de libros de texto. Ley propuesta por Ciudadanos y que incorporó enmiendas del resto de grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid y que finalmente fue aprobada por unanimidad de todos los grupos.

Ciudadanos calculaba un ahorro aproximado para las familias de entre 250 y 300€ al año por cada alumno de primaria, secundaria y formación profesional básica que se sumará al programa. El modelo se iba a desarrollar mediante la creación de un banco de libros en “todos los centros docentes sostenidos con fondos públicos”, es decir podían participar en él todos los centros públicos y concertados de la Comunidad de Madrid.

Ciertamente ya desde el principio surgieron críticas desde distintos sectores, desde la Ceapa por ejemplo no gustaba la voluntariedad del programa y hubieran preferido su universalidad, ya que aunque consideraban la ley un avance pensaban que podía provocar que hubiera alumnos de primera y de segunda, ya que las familias con medios podrían preferir que sus hijos no utilizasen libros usados. También criticaba que la Comunidad de Madrid no se hubiera reunido con los representantes de los padres a la hora de preparar la ley, critica similar a la esgrimida por Anele (Asociación Nacional de Editores de Libros) que en aquel momento consideraba que la ley dejaba en una situación de incertidumbre a empresas y librerías.

Al poco de comenzar este curso escolar 2017-2018 empezó a correr como la pólvora un mensaje por los grupos de Whatsapp tan habituales en los colegios en el que aparecía una carta remitida por la Consejería de Educación destinada a los alumnos de los colegios públicos relativa al programa “ACCEDE” que es el nombre con el que se conoce la iniciativa y que inicialmente dio la impresión de que dejaba fuera del plan a los colegios concertados. La Consejería de Educación tuvo que salir a dar explicaciones, al igual que muchos centros escolares que decían no saber nada del tema. ¿Improvisación, quizás?

Desde la Consejería se fueron realizando sondeos para evaluar el impacto que tendría esta medida así como el número de alumnos que estaban interesados en sumarse al programa. No he encontrado información fiable al respecto más allá de los comentarios que me han llegado a través de algún profesor y director de centros escolares, unos me hablaban prácticamente un 100% de familias que se sumarían al programa mientras que otros rebajaban la cifra alrededor del 55-60%.

Son muchas las aristas que rodean una ley de estas características y poco a poco van saliendo a la luz, desde la Federación de Enseñanza de USO denuncian que las cantidades aportadas por la consejería para financiar la gestión del programa en los centros concertados son mucho menores que en los centros públicos, donde el profesor coordinador cobrará un complemento incluido en nómina cosa que no ocurrirá en los concertados. A partir de este punto algunos centros concertados (que tienen por ley que solicitar la adhesión voluntaria al programa) comienzan a plantearse aún más dudas…

Hace solo unos días Emilio Díaz, responsable de comunicación y relaciones institucionales de Escuelas Católicas de Madrid, publicaba un artículo mostrando sus dudas respecto al programa:

“Y se nota en el poso de inquietud y cierta insatisfacción que se vive en los centros con relación a este sistema de préstamo. Una insatisfacción que se desprende de los plazos establecidos; de la población escolar inicialmente beneficiada; de la información transmitida; del trabajo burocrático que el sistema genera a los centros y que recaerá fundamentalmente en un ya saturado personal de administración y servicios; y, sobre todo, en los límites económicos planteados para las ayudas y su posible incidencia en la autonomía de los centros para determinar sus libros y materiales.”

Sin decir nada, se dice mucho, si uno lee entre líneas ve que esta ley no termina de convencer a todos. Por ejemplo, el dinero que puede gastar un colegio en los libros de primaria por alumno es de 150€ entre todas las asignaturas, pero los padres sabemos que generalmente ese precio se va más arriba, así pues no deja de haber una trampa,  porque eso puede obligar al colegio a elegir unos manuales que no eran los más idóneos… A buen entendedor pocas palabras bastan que dice el sabio refrán.

Al final, después de todo, este próximo curso 2018-2019 resulta que no, que no todos los alumnos de la Comunidad de Madrid van a tener acceso a este programa. En este curso solo tendrán acceso al programa aquellos que tengan una renta per cápita familiar de 4.260 euros o menos, los perceptores de la Renta Mínima de Inserción, familias en intervención social, tutelados en acogimiento residencial, víctimas de terrorismo y de violencia de género, alumnos con necesidades educativas y los beneficiarios de protección internacional.

Pero vamos, que no pasa nada, que al curso que viene, coincidiendo con que hay elecciones, habrá pan y toros para todos, ya verán ustedes como es así.