educación

Instrucciones para final de curso en la Comunidad de Madrid

Finalmente se ha hecho publica la resolución con las instrucciones para el desarrollo del tercer trimestre y final del curso 2019-2020 en la Comunidad de Madrid como consecuencia del estado de alarma provocado por la COVID-19.

En este enlace se puede acceder a estas instrucciones que básicamente ni dicen, ni aclaran absolutamente nada. El documento siendo suave es poco concreto, no especifica que ocurre con 4º Eso, 2º Bachillerato o Formación Profesional. Vamos que no dice nada nuevo.

¿Resumen? Pues nada de nada, que los profes hagan lo que buenamente puedan, que lo lleven del mejor modo posible y que ¡paciencia para todos! Por si alguien se iba a creer que el único que gestiona mal las crisis es el gobierno central, que le quede claro que los autonómicos no le andan a la zaga.

Nada nuevo bajo el sol

Ya ha llovido desde que hace seis años, también por estas fechas, publicara un artículo en el blog comentando algunas opiniones sobre los resultados del informe PISA de aquel entonces.

Esta vez los resultados que trae el informe son malos en general, o al menos peor de lo esperado, y cada uno, como suele ser habitual, arrima el ascua a su sardina. En Madrid, por ejemplo, no se lo explican, dicen que la prueba está mal hecha, y de hecho hace unas semanas se hablaba de un posible boicot de los estudiantes aunque la OCDE lo descartaba. Por cierto que cuando los resultados les sonreían y eran buenos entonces no había nada mal hecho y todo eran bondades en la prueba.

En el mundo de la educación en España nos estamos acostumbrando a que día sí, día también, surjan nuevos experimentos pedagógicos. Eso por no hablar de las leyes, LGE, LOECE, LODE, LOGSE, LOPEG, LOCE, LOE, LOMCE, y con cada gobierno que llega un derogar la anterior para hacer una nueva. Tampoco es extraño leer que los profesores de tal o cual centro reciben de continuo formación en las más variopintas especialidades, todas siempre con nombre rimbombante pero difíciles de explicar y entender para el común de los mortales. Supongo que muchos lectores les sonarán conceptos como inteligencias múltiples, aprendizajes colaborativos, educación emocional… y no digo que no esté bien, pero parece que no terminan de dar fruto si a los resultados de las pruebas nos remitimos.

Salvo honrosas excepciones en España no se hace política educativa sino política con la educación, y así nos va. Podría estar bien que el año que viene las pruebas PISA no se hicieran en los colegios sino en el congreso, senado, comunidades autónomas y ayuntamientos. Los resultados de este año nos iban a parecer gloria bendita.

Multa por mafiosos

No han sido pocas las veces que he escrito en 30dediferencia sobre los libros de texto, y seguro que esta de hoy no será la última.

Esta mañana aparece en varios medios (la importancia y la visibilidad que cada uno de ellos dan a la noticia irá en consonancia con la relación que tengan con empresas editoriales, no lo duden ustedes) la sanción que ha impuesto la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) a 34 editoriales por “crear un mecanismo para restringir políticas y condiciones comerciales“. Fijaban precios, condiciones comerciales, se repartían centros, amenazaban y coaccionaban a los competidores… Vamos, lo que vulgarmente llamaríamos una mafia. Los sancionados, por supuesto, lo niegan todo, y de hecho dicen que hacían justo lo contrario, códigos de buenas prácticas incluidos. Les recomiendo que lean este artículo en El Confidencial donde explican cómo funcionaba el cártel, les aseguro que no tiene desperdicio.

¿No se lo imaginaban ustedes? ¿Verdad que sí?

No voy a entrar en el manido debate de si libros de texto sí o libros de texto no. Sí que me molesta, y mucho, (no solo al bolsillo) que muchos alumnos de secundaria tengan sus libros pero “no los usen”, porque al profesor no le gusta, porque solo sirven para señalar los ejercicios que hay que hacer, y que luego les repartan ejercicios descargados de internet porque están mejor y son mejores que los del libro… Excusas por parte de profesores he escuchado muchas, algunas tan peregrinas como “pero si me pongo de baja quién venga tendrá que tener un material que seguir….”. ¿No se dan cuenta de que el libro de texto hoy día es perfectamente prescindible?

En fin, pleno siglo XXI, y las cosas siguen como siempre. Entiendo que para muchos profesores y para muchos alumnos el libro aporta seguridad, confianza, tranquilidad, pero de ahí a convertirlo en algo indispensable en las aulas media un abismo.

Por cierto lo de los libros de texto digitales, más allá del ahorro de peso para las espaldas de los escolares, se están quedando en un bluff. Son lo mismo pero en bonito.

Carta abierta a…, no sé muy bien a quién :(

Si usted, amigo lector o lectora de 30dediferencia, tiene un hijo o una hija en Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o en Bachillerato en la Comunidad de Madrid, y su hijo es de esos que aprueban el curso a la primera probablemente se habrá encontrado con que desde esta semana tiene un adolescente de vacaciones en casa…

El año pasado durante varias semanas estos hechos fueron noticia en los medios de comunicación, entonces se achacó a diversos motivos, la novedad, la falta de tiempo para preparar actividades… Excusas varias que no convencían ni a quién las daba y por supuesto menos a quién las recibía. Aquí nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena, así que nadie se extrañe cuando a partir de la semana que viene los periódicos empiecen a publicar noticias repitiendo lo mismo del año pasado. Que si absentismo, que si qué hacemos con los niños en casa, que si conciliación…

Mis hijas mayores están en esa situación. Hoy han ido al colegio, muy probablemente a no hacer nada o casi nada, a pasar unas horas hablando con los amigos, intentando que el tiempo pase lo más rápido posible y esperando que lleguen las dos de la tarde.

¿Con qué fuerza moral podemos llegar, día tras día de junio, sus padres y madres y decirles que se levanten para ir al cole a hacer nada? Y más si tenemos en cuenta que algunos de sus compañeros que por el motivo que sea no han aprobado el curso resulta que no van a clase porque prefieren quedarse en casa “estudiando” para las recuperaciones, al final su sensación, y no las culpo por ello, es que les estoy castigando, y además les estoy castigando por haberse esforzado durante el año, por haber cumplido con su cometido y por haber aprobado brillantemente el curso.
Facilidades desde luego tampoco les dan. El año pasado desde su colegio se organizaron algunas actividades (pocas, muy pocas), la mayoría de tipo deportivo, pero este año ya les han comentado que no se van a organizar “tantas” porque es discriminatorio para los que han suspendido ya que el año pasado no las pudieron hacer por tener que preparar sus exámenes de recuperación. No tengo muy claro si es el colegio quién debe organizar estas actividades o debería ser por ejemplo la Consejería de Educación, porque aquí, como en tantos otros temas, quien más y quién menos tira la pelota al otro y este, que arree. Hay profesores y centros que no se cortan un pelo, y directamente invitan a los alumnos que han aprobado a no ir al colegio, tal cual. Sucedió el año pasado y ha sucedido este. Los colegios tampoco tienen ni medios ni personal para estar atendiendo a alumnos que tienen que preparar unas recuperaciones y al mismo tiempo atender a otros que no tienen que preparar nada, que saben que están aprobados y con el trabajo hecho.

Ya verán como la semana que viene empieza a ser noticia en los medios de comunicación, esta semana la dejamos para la selectividad y los problemas que genera que sea distinta en cada comunidad autónoma. La semana que viene con algunos padres ya más quemados que la moto de un hippie verán como las noticias de educación versan sobre este tema. Por lo pronto, productos naturales: ajo, agua y resina… (a joderse, aguantarse y resignarse).


¿Por qué es importante leer?

Hoy es el Día del Libro y creo que no hay mejor día en el año para lanzar esta reflexión.

La pregunta de por qué es importante leer para mi tiene infinitas respuestas; para evadirnos, para consolarnos, para soñar, para imaginar, para descubrir el mundo…

Pero para otros la respuesta no está tan clara, hay mucha gente a la que no le gusta leer y cree que no tiene importancia. Yo creo que el sistema educativo y los profesores tienen parte de culpa. Siempre tendré una duda sin resolver, ¿a más gente le gustaría leer si cuando somos pequeños no nos obligaran a hacerlo?

Obligar a leer determinados libros cuando somos pequeños me parece una tontería que en muchos casos hace que aborrezcamos la lectura. Hay una frase hecha que creo que tiene mucha razón: “para gustos los colores”. Con los libros ocurre lo mismo, no se puede obligar a treinta niños a leer el mismo libro porque cada uno tiene sus preferencias, pero para el profesor es mas cómodo mandar el mismo libro año sí año también.

Tampoco digo que toda la culpa esté en los colegios, en casa también se puede y se debe leer, pero si los niños no ven a sus padres, sus mayores referentes, leyendo, ellos nunca lo harán.

Quizá lo único que me salvó de odiar la lectura fue ver que mis padres sí leían, en casa siempre ha habido libros; primero en papel, luego en digital, pero los ha habido. En mi casa leer es una actividad habitual como lo es comer. Desde pequeña he adquirido la costumbre y he aprendido a disfrutarla. A mis padres se lo agradezco enormemente porque leer me enriquece como persona, me permite tener diferentes puntos de vista, en definitiva, me ha hecho la persona que soy.

Por último decir que es una pena que los niños de hoy no aprecien la lectura porque los adultos del mañana tampoco lo harán y tendrán problemas para expresarse, falta de vocabulario, problemas de ortografía, no sabrán redactar…

Al fin y al cabo es la decisión de cada uno pero yo les recomiendo que prueben a disfrutar de un buen libro que realmente les guste y verán todo lo que se han perdido.

Feliz Día del Libro a todos y espero que hayan disfrutado con la lectura 😉

¿Cómo te suena?

Los alumnos de 2º de bachillerato de la Escuela de Arte José María Cruz Novillo, de Cuenca, han realizado un vídeo dentro de la asignatura Cultura Audiovisual en colaboración con sus compañeros del 2º ciclo de fotografía en el que denuncian el machismo implícito y explícito en las letras de algunas de las canciones que más suenan…

Lo importante no es el envoltorio, sino el mensaje” dicen los alumnos en un vídeo en el que un grupo de chicos y chicas mirando directamente al espectador replican algunos fragmentos de canciones que estamos hartos de escuchar…“Pégala, azótala. Sin miedo que no hace nada, mírala si se ríe le gusta”, o “Estoy enamorado de cuatro tías, siempre me dan lo que quiero, follan cuando yo les digo y nunca me ponen peros”, o este otro: “Sí, yo cocinaré. Sí, yo limpiaré…Sí, serás el jefe, sí, te respetaré. Lo que sea que me digas, porque es el juego en el que estás escupiendo”…

El resumen lo hacen ellos mismos: “Que no te confundan y que no te lo adornen, la música es cultura y en la cultura no cabe el machismo. Y ahora, té decides, cómo te suena?”

Faltas de ortografía

Leía hoy un artículo en el diario El País con el sugerente título de La epidemia de las faltas de ortografía escala hasta la universidad y no he podido por menos que recordar una entrada que publiqué en el blog hace ya unos cuantos años. La imagen que acompaña estas líneas viene de un pantallazo tomado de una noticia que publicó El Mundo el día que publicaba ese artículo. Creo que es difícil cometer tantos errores graves en tan poco espacio…

faltasortografia

La noticia que aparece hoy en El País habla del pobre nivel ortográfico de los graduados españoles y entresaco unos cuantos entrecomillados en la noticia que, como poco, deberían invitarnos a reflexionar;

  • “Es terrible, pero incluso es muy común entre mis alumnos de Filología que pongan faltas. Y, lo peor de todo, no saben redactar. Creo que tiene que ver con que no se lee, faltan prácticas de redacción, dictados…”
  • “Creo que muchos profesores de secundaria, y a veces de universidad, pasan por alto en los exámenes las faltas cuando entienden que el contenido es correcto”
  • “Yo no lo hago. Es un error hacerlo. No estoy tampoco de acuerdo con dejar pasar las faltas graves de redacción. Algunos profesores piensan que las faltas las corrigen los procesadores de texto, y entienden que la sintaxis es poco importante. Opino lo contrario. Mi maestro, Fernando Lázaro Carreter, decía que si la expresión es pobre, el contenido también lo es, se quiera o no”.
  • “Nosotros diferenciamos perfectamente de qué centro proceden los niños por su madurez en este campo. Si tuvieron un maestro o maestra que se empeñó en que escribieran bien”.
  • “No todo se consigue con más clases de Lengua, sino con un prestigio social de la buena expresión y la buena escritura. Y el problema viene de que la gente joven, sobre todo, y en redes sociales, escribe voluntariamente mal porque si no le mira mal el entorno”.
  • “Si no manejas los instrumentos de la expresión, terminas empobreciendo tu pensamiento o al menos su transmisión. Escribir y hablar bien sirve para expresar mejor tus ideas, no es un capricho”

Ahí lo dejo, que cada cual saque sus propias conclusiones.