ebiblio

Leyendo libros de eBiblio en el Kindle de Amazon

Es posible, muy posible, que la entrada de hoy no se debiera publicar en este blog, o quizá sí.

En varias ocasiones he escrito aquí, en 30dediferencia, sobre eBiblio, la primera vez que lo hice fue concidiendo con que me había dado de alta en el servicio y me pareció una muy buena idea aunque eso sí, con algunos puntos (bastantes) a mejorar. Ebiblio ha mejorado desde entonces, principalmente en cuanto a la cantidad de libros disponibles, pero también es cierto que ahora hay bastantes más usuarios y no es fácil acceder a las últimas novedades, además aunque se pueden reservar libros lo cierto es que en algún caso me da un tiempo de espera aproximado de casi tres meses hasta que lo pueda descargar, pero esto en cualquier caso no es problema de la plataforma en sí, sino más bien del ministerio de cultura o las comunidades autónomas que deberían poner más presupuesto para adquirir más licencias de libros.
Hace unos días leía esto en El País:

Sin embargo, el fallo más grande de la biblioteca digital es su incompatibilidad con Amazon: desde un Kindle no se puede leer eBiblio, porque la multinacional no quiere compatibilizar sus archivos. “Por eso eBiblio está triunfando en móviles, no en los ereaders, asegura Pedro Valverde, jefe de la Unidad del Libro y la Lectura de la Comunidad de Madrid. Cuando arrancó la plataforma nadie leía en teléfono y ahora el ereader se ha convertido en un invento similar al VHS o el Betamax: flor de un día.

El País (15 Julio 2019)

Pues en una parte estoy de acuerdo y en otra parte no. De acuerdo en que el fallo más importante es la incompatibilidad con Amazon. En desacuerdo -total desacuerdo- en que desde el Kindkle no se puede leer eBiblio. Yo lo hago de forma habitual y en esta misma entrada explicaré cómo se puede hacer. El problema de la presunta incompatibilidad de eBiblio con el Kindle de Amazon proviene del DRM. El uso del DRM es bastante polémico, de hecho los que abogan a favor de su utilización argumentan que es necesario, para los poseedores de derechos de autor, prevenir la duplicación sin autorización de sus obras y así asegurar flujos continuos de ingresos y no les falta su parte de razón, pero el problema para el usuario es que por ejemplo cuando compra un libro en formato digital no está comprando un libro sino una licencia que te permite usarlo mientras el vendedor así lo considere. A finales de junio leíamos una noticia que indicaba que los libros electrónicos adquiridos en la tienda de Microsoft iban a dejar de funcionar en julio y la razón estriba en que en esta plataforma el usuario no esta comprando el libro sino la licencia que le permite leer el contenido a través del DRM (digital rights management) o la gestión de derechos digitales, en español. Para el usuario/consumidor/lector es una puñeta comprar un libro electrónico y no poder hacer con él lo que quiera. Vayamos pues con el tutorial 😉

Como leer libros de eBiblio en el Kindle.

Los pasos que voy a explicar son similares en cualquier comunidad autónoma, apenas hay diferencias por lo que lo único que tendremos que hacer es acceder a eBiblio de nuestra comunidad autónoma y seguir los pasos que allí nos indican. En general es necesario tener el carné de usuario de la red de bibliotecas públicas de nuestra comunidad o acudir a una biblioteca pública para solicitar el acceso al servicio.

La opción más sencilla en cuanto a facilidad y rapidez de uso es instalar en cualquier dispositivo Android (móvil o tablet) o dispositivo Apple la app que se puede encontrar en Google Play o AppStore respectivamente, pero no es esto lo que aquí quería explicar, sino como poder leer en un Kindle. En cualquier caso si dispones de otro lector electrónico distinto al de Amazon los primeros pasos son prácticamente similares.

En principio es necesario disponer de un ordenador en el que se pueda instalar Adobe Digital Editions (hay versiones para Windows y Mac aunque con Wine yo he podido también instalarlo bajo Linux).

Instalación de Adobe Digital Editions
Autentificación de Adobe Digital Editions

Autorización del equipo

Cuando accedemos para descargar un libro en eBiblio nos aparece una pantalla similar a la siguiente:

Descarga de libro

Aquí tenemos la opción de descargarlo a Adobe Digital Editions o bien leer el libro en la pantalla de nuestro ordenador (streaming). Elegimos la primera opción y se nos abrirá el programa de Adobe.

Aspecto del programa Adobe Digital Editions

El problema una vez llegados a este punto para los usuarios de Kindle es que este libro no es compatible con nuestro lector. ¿Qué hacer pues?
Seguro que muchos usuarios de lectores electrónicos conocen y utilizan Calibre. Calibre es un programa que nos permite gestionar nuestra biblioteca electrónica además de algunas otras funciones muy interesantes como cambiar formatos. La instalación de Calibre no difiere de la de cualquier otra aplicación, descargamos e instalamos.
A continuación instalaremos un plugin en Calibre que nos va a permitir, sin hacer nada más, quitar el DRM de todos estos libros. Este plugin lo podemos encontrar en esta página. La última versión del DeDRM Tools es la 6.6.3 (30 marzo 2019). Descargamos este fichero a nuestro equipo y a continuación desde Calibre accedemos a Preferencias.

Calibre -> Preferencias

Prefererencias -> Avanzado -> Complementos
Complementos -> Cargar complemento desde un archivo

Navegamos hasta la carpeta que nos descargamos y elegimos DeDRM_tools_6.6.3->DeDRM_calibre_plugin y seleccionamos el fichero que hay dentro de esta carpeta. A continuación nos aparecerá un aviso como el de la imagen y pulsamos en Sí.

Aceptamos la instalación del plugin
Finalización con éxito de la instalación del plugin

Podemos reiniciar Calibre para que los cambios tomen efecto. Cuando instalamos Adobe Digital Editions por defecto se nos creó una carpeta en Documentos con el nombre My Digital Editions. En esta carpeta es donde se guardan los libros descargados a través de Adobe Digital Editions desde eBiblio. Pues bien sí ahora en Calibre elegimos añadir un nuevo libro a nuestra biblioteca y accedemos a esta ubicación encontraremos los ficheros en formato epub. Seleccionamos el fichero, convertimos a formato .MOBI y pasamos el libro a nuestro Kindle.

Clubs de lectura virtuales de la Comunidad de Madrid

bibliotecasAyer por la mañana recibía un correo electrónico en el que me invitaban a participar en los clubs virtuales de lectura de la Comunidad de Madrid a través de Ebiblio.

Lógicamente me ha llamado la atención y rápidamente he buscado información para ver de qué iba todo esto. Según se puede leer en el Portal del Lector de la Comunidad de Madrid, se abrirán tres salas virtuales, dos para adultos, Brújula literaria y Frontera negra, y otra para jóvenes, Comando lector. En ellas los usuarios de las Bibliotecas de la Comunidad de Madrid podrán conversar sobre libros y lecturas, para interpretarlas y profundizar en ellas, para disfrutarlas más y mejor… Ciertamente la cosa pinta muy bien, y especialmente me gusta la idea de la sala para los más jóvenes…

clublectura

Según la información Brújula literaria es el espacio en el que se podrá descubrir lo más destacable de la cosecha del año, o algún género especialmente característico o discutido, leído… Un cajón en el que cabe todo, siempre que se trate de narrativa contemporánea relevante y de calidad contrastada. Y como no puede ser de otra manera, empezará con lo mejor del año 2018.

El punto fuerte de Frontera negra para mí es el moderador, el escritor Lorenzo Silva, y la idea es esta sala de lectura es, entre otras, demostrar que la novela negra puede ser literatura del más alto octanaje, además de servir como herramienta inmejorable para la exploración narrativa —y simbólica— de los conflictos del presente. Durante el último trimestre del año se desarrollará el ciclo La vida en la frontera, en el que se leerán obras de Élmer Mendoza y Don Winslow además de la última novela del propio Lorenzo Silva. Creo que va a ser difícil resistirse 😀

Y quizás lo mejor de todo, como decía más arriba, Comando lector, un club destinado a jóvenes de entre 13 y 16 años que busca hacer de la lectura una experiencia única, divertida y comunitaria. Durante los nueve meses que durará esta aventura se leerán nueve libros de misterio y de intriga, thrillers, distopías e historias románticas, de época y actuales, de héroes, de príncipes y de supervivientes, de autores españoles y extranjeros. Libros para todos los gustos y para todos los lectores. ¡¡Paula, no debes perdértelo!!

El Club Virtual de Lectura está abierto a los usuarios de las bibliotecas y servicios de lectura pública ubicados en la Comunidad de Madrid. Para aquellos que no dispongan del carné de usuario, pueden solicitarlo a través del Portal del Lector o dirigirse a la biblioteca de la Red de Bibliotecas de la Comunidad de Madrid más cercana.

Acceder al club es tan sencillo como abrir la aplicación Ebiblio y en la barra lateral nos aparecerá un acceso a los clubs de lectura y desde allí simplemente elegir el que uno prefiera…

barraclub

Ya os contaré que tal resulta la experiencia 😉

Por cierto, y antes de que se me olvide, en el muy recomendable blog Relatos en Construcción, Patricia Millán, últimamente ha publicado varios artículos relacionados con el mundo de los clubs de lectura, así que si estáis interesados os animo a que lo echéis un vistazo.

Algunas opciones para leer en formato digital gratis y legalmente

Hace tres años escribía, aquí en el blog, sobre Ebiblio. Es un servicio que he venido utilizando de una manera más o menos continua durante este tiempo. Ciertamente siguen presentes algunos de los problemas que denunciaba en su momento y es que si queremos utilizar ebiblio para leer en un libro electrónico el proceso no es lo suficientemente rápido, cómodo y sencillo. Si además el libro electrónico es un kindle lo complicamos todavía un poco más, y si uno es usuario de Linux empezamos a rozar lo imposible. (Se puede hacer, yo lo hago, pero es un rollo).

Screenshot-2018-7-6 Ayuda - eBiblio.png

Hace unos meses probé a instalar la aplicación Ebiblio en una tablet (en un móvil no sería diferente) y aquí si mejoran bastante las cosas, el proceso se simplifica muchísimo, es muy transparente y en unos segundos el libro que queremos leer está disponible en nuestro aparato. El mayor problema en este caso radica en que los que hemos comprobado la enorme diferencia entre leer en una tablet y en un libro electrónico notamos, y mucho, la diferencia.

Una de las cosas que más me gusta, y además es de agradecer, es que las últimas novedades no tardan en aparecer en Ebiblio y a las pocas semanas o días de haberse lanzado se pueden encontrar en la aplicación. En Ebiblio podemos encontrar los libros que copan las listas de ventas sin mucha dificultad, La desaparición de Stephanie Mailer, Las hijas del capitán, Canción de sangre y oro, Los perros duros no bailan, Lejos del corazón… El problema es que no siempre es fácil hacerse con estos libros pues la demanda es alta y en ocasiones toca reservar y esperar unos días hasta recibir un mensaje indicando que ya es posible empezar a leer el libro. Aún así no es algo distinto a lo que puede suceder en una biblioteca tradicional.

Screenshot-2018-7-6 AmazonprimeEn las últimas semanas Amazon ha puesto a disposición de sus usuarios Prime en España el servicio Prime Reading, un programa que permite el acceso gratuito e ilimitado a una amplia selección de ebooks Kindle que se actualizan periódicamente. Para leer estos libros no es imprescindible disponer de un dispositivo Kindle puesto que también se puede hacer desde la aplicación móvil de Kindle.

Amazon permite la posesión simultánea de hasta 10 libros (en Ebiblio tenemos tres) que siempre podrán sustituirse por otros. Actualmente el catálogo no es demasiado amplio, aproximadamente unos 500 libros, y aunque podría pensar (sin que esto sea menosprecio ninguno) en libros autoeditados y de escritores desconocidos, lo cierto es que se puede acceder a libros de Noah Gordon, Isabel Keats, Eloy Moreno o John Verdon entre otros.

[Libros] El viaje de Teo, Catherine Clement

Esta es una de las lecturas recomendadas en el colegio de mis hijas para los alumnos de secundaria en la asignatura de Religión y de la que tengo que reconocer que no había oído hablar nunca pese a que hay incluso una película con el mismo título basada en este libro. Así que con un poco de curiosidad me puse a ver de que iba la historia.

elviajedeteoTítulo: El viaje de Teo.
Título original: Le voyage de Théo.
Autora: Catherine Clement. 
Traducción: Anne-Hélène Suárez Girard
Editorial: Siruela. 
Número de páginas: 576
Año de publicación: 1977
Sinopsis: De Jerusalén a Benarés, y deteniéndose en Delfos, Estambul, Dakar, Río de Janeiro, Yakarta, Nueva York, Kioto o El Cairo, el joven Teo y su excéntrica tía Marthe darán la vuelta al mundo de las religiones con la intención de encontrar, en cada uno de los lugares visitados, una respuesta distinta a esa pregunta fundamental. Como si de una odisea espiritual se tratase, este viaje por continentes, culturas, costumbres y ritos sagrados permitirá a Teo el encuentro con diferentes sabios, que abrirán su espíritu y lo prepararán para el verdadero viaje que le aguarda: el de la vida.

Opinión personal: En este libro se nos narra un viaje alrededor de todo el mundo de un adolescente francés, al que le diagnostican una enfermedad incurable, junto con su tía Marthe que le va presentando el mundo de las religiones por medio de destacados personajes de las mismas, ya sean rabinos, cardenales o simplemente expertos. Teo vive hasta ese momento dentro de la mayor de las ignorancias respecto a lo que es el mundo de las religiones y poco a poco va descubriendo desde una perspectiva adolescente las diferencias pero también todo lo que tienen en común todas ellas, que es mucho más de lo que a simple vista parece.

Al poco de comenzar la lectura el libro me recordó a El mundo de Sofía, en el que usando una trama novelesca el autor, Jostein Gaarder realizaba un recorrido por la historia de la filosofía, pero sinceramente El viaje de Teo me ha parecido bastante más complicado. Difícil de seguir en algunos casos e incluso algo tedioso en algunos pasajes, dando la sensación de que quería abarcar demasiado y al final, cuando se hace esto, se termina apretando poco. Difícil, creo para los adolescentes, aunque pueda ser un libro destinado a ellos porque en muchas ocasiones se hace necesario conocer determinados conflictos,como el árabe-israelí.

Sin duda alguna lo que más me gustó de todo el libro fue el capítulo final donde Teo hace un resumen a su abuela de todo lo que ha aprendido y descubierto a lo largo de los nueve meses que dura su viaje, unas percepciones muy personales que me han resultado lo más fresco de toda la historia.

Antes de terminar, un detalle: Este libro me lo descargué desde Ebiblio de la Comunidad de Madrid, el servicio de préstamo online de libros electrónicos para los usuarios de la Red de Bibliotecas Públicas de las comunidades autónomas,  y justo por eso no quiero dejar de señalar un punto que me ha parecido bastante preocupante, y es la mala, muy mala calidad de la edición del texto, algo que no se entiende en una editorial de reconocido prestigio como es Siruela. Desconozco si es un error puntual o es algo más serio, pero estoy seguro de que cualquier copia pirata del libro tendría una mejor calidad.

 

 

Servicio Ebiblio de la Comunidad de Madrid

ebiblioHace unos días me he dado de alta en el servicio Ebiblio de la Comunidad de Madrid. ¿Y qué es esto del servicio Ebiblio, en qué consiste? ¿Es fácil, es útil, merece la pena…?

El servicio Ebiblio se puso en marcha en septiembre del 2014 en lo que se vendió como una iniciativa pionera en España a través de la cual se ofrece un servicio de préstamo online gratuito de libros electrónicos para los usuarios de la Red de Bibliotecas Públicas de las Comunidades Autónomas. El coste del proyecto, que en una primera fase asumió el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en su totalidad, es de 1.604.700 euros.

Cuando ha pasado casi un año de la puesta en marcha de este proyecto tengo la sensación, puede que equivocada, de que en muchas comunidades está pasando sin pena ni gloria, incluso me atrevería a decir que está pasando con más pena que gloria. Una lástima, creo yo.

Este servicio ofrece tres opciones para leer los libros, en streaming, sin necesidad de descarga, a través de la aplicación de lectura Ebiblio Madrid para tabletas y teléfonos inteligentes disponible en IOS y Android, o mediante descarga, para ordenadores personales y ereaders compatibles con DRM (Digital Rights Management).

Cuando salió esta plataforma el año pasado estuve echando un vistazo y me encontré por una parte con que los usuarios de un Kindle de Amazon no podían disfrutar de este servicio por no ser su lector compatible con el servicio (evidentemente esta es la idea oficial porque he hecho pruebas que no me han llevado más de cinco minutos y los libros de ebiblio se pueden leer en cualquier Kindle) y por otra resulta que el programa Adobe Digital Editions necesario para descargar los libros solo está disponible para Windows y Mac, con lo que los usuarios de Linux como sería mi caso tampoco podrían disfrutar de este servicio (de nuevo esta es la idea inicial, porque yo he conseguido, aquí sí que en más de cinco minutos, descargar libros en Linux). Es lo que tiene optar directamente por formatos propietarios y no abiertos, pero eso es otro tema. Por eso lo dejé de lado y casi, casi me olvidé del tema.

Independiente de esto que comento lo cierto es que son necesarios unos mínimos conocimientos informáticos para que cualquier usuario de una biblioteca pública pueda terminar descargando un libro electrónico de los que ofrece esta plataforma en su lector. A grandes rasgos, los pasos serían pasar por una biblioteca para rellenar un formulario con un correo electrónico valido en el que un rato después se recibirá un identificador y una clave (que por cierto no veo en ningún sitio que pueda ser modificada), descargar el programa Adobe Digital Editions, instalarlo (me ha dado problemas en Windows XP), registrarse en Adobe para obtener una identificación valida, entrar en la página de ebiblio y navegar por el catálogo. Una vez encontrado el libro que queremos descargar nos bajaremos un fichero *.acsm que se abrirá directamente en Adobe Digital Editions, y si nuestro lector electrónico es compatible podremos descargarlo desde el ordenador al lector. Evidentemente no son unos pasos complicados pero si algo farragosos y de hecho sigue estando presente el problema de que es más fácil acudir a la página amiga para descargarse un libro que seguir todos estos pasos…

Para los usuarios de Linux leí que se podía optar por utilizar Wine pero en ese caso no sirve la última versión de Adobe Digital Editions, sino que habría que elegir la versión 1.7, así que personalmente opté por utilizar una máquina virtual con una instalación de Windows 7, probé antes con XP pero como decía me daba errores el programa. Una vez hecho esto pude descargar los libros y pasarlos al lector, por cierto que si uno dispone de Calibre con los plugin adecuados no se tarda más de cinco minutos en convertir el libro a cualquier formato (mobi por ejemplo) ya libre de DRM y sin restricción de tiempo para leerlo… Pero estos son otros asuntos en los que no voy a entrar.

catalogocompletoEn la Comunidad de Madrid el catálogo es pequeño. Entiendo que decir esto es algo muy subjetivo, pero 399 libros no me parece que se pueda considerar como un amplio catálogo donde elegir. Lo cierto es que me permite reservar algunos libros que luego no me aparecen en el catálogo completo por lo que es posible que el catálogo esté compuesto por más libros de los que a mi me aparecen para descargar. Será cuestión de investigar con más detenimiento. Actualización: He tachado parte del texto que publiqué inicialmente porque tras un repaso más a fondo he podido comprobar que realmente el catálogo está formado por 1372 libros, cifra que me sigue pareciendo pequeña. Curiosamente solo puedo acceder al catálogo completo sin estar registrado, pues una vez registrado solo tengo opción de ver los libros en disposición de descargar y que no están reservados por ningún otro lector.

Entre los libros hay de todo, libros que suelen aparecer entre los más vendidos como Hombres buenos, de Pérez-Reverte, La templanza, de María Dueñas, A flor de piel, de Javier Moro, El amante japonés, de Isabel Allende, o Música para feos de Lorenzo Silva, por poner solo algunos ejemplos, libros infantiles y juveniles por ejemplo de Cornelia Funke, libros incluso para los primeros lectores con historias de Peppa Pig, y hasta ejemplares con los que disfrutarán los antivacunas. En fin, un catálogo no muy amplio pero que ciertamente se puede considerar interesante. Sin embargo hay algo que me ha llamado bastante la atención y es la poca presencia de editoriales pequeñas, o incluso digitales, en lo que entiendo que podría ser algo muy beneficioso para todos, para el servicio ebiblio porque ampliaría de forma notable su catálogo, para las editoriales que podrían tener un muy interesante canal para difundir sus obras y en estos tiempos que corren hacer algo de caja y por supuesto para los lectores que de este modo podríamos acceder a mayor número de lecturas.

Independientemente de todo lo anterior creo que la plataforma tiene a día de hoy muchos puntos donde mejorar, me voy a quedar simplemente con uno que me ha llamado bastante la atención y es que una vez leído o descargado un libro no puedo devolverlo y es necesario esperar a que pasen los 21 días que dura el préstamo. Evidentemente no se trata de un problema grave, pero si optamos por libros para niños ahora mismo tengo uno de Peppa Pig esperando que pasen los días para poder elegir otro y eso que a la pequeña solo le llevó un cuarto de hora leerse las catorce o quince páginas de la historia. 🙂 Me podrán decir que puedo hacer varias cuentas pues en mi familia todos somos socios de la biblioteca, pero no me negarán que si tardo una semana en leer un libro no es necesario esperar otras dos semanas más para coger otro prestado.

Actualización: Una interesante entrada sobre Ebiblio en Cataluña y comparaciones con Madrid y País Vasco en Verba Volant.