donde fuimos invencibles

[Libros] Donde fuimos invencibles, María Oruña

Tercero de los libros con la teniente Valentina Redondo como protagonista. Tenía ganas y quería leerlo antes de que en los próximos días se ponga a la venta la última novela de María Oruña…

Título: Donde fuimos invencibles
Autora: María Oruña.
ISBN: 9788423353668
Editorial: Destino.
Número de páginas: 416
Fecha de publicación: Abril 2018
Sinopsis: El verano está terminando y la teniente Valentina Redondo está contando los días para empezar sus vacaciones. Pero algo insólito sucede en el centro mismo del pueblo costero de Suances: el jardinero del antiguo Palacio del Amo ha aparecido muerto en el césped de esa enigmática propiedad.
El palacio es una de las casonas con más historia de los alrededores, y después de permanecer mucho tiempo deshabitada, el escritor americano Carlos Green, heredero de la propiedad, ha decidido instalarse temporalmente en el lugar donde vivió sus mejores veranos de juventud. Pero la paz que buscaba se verá truncada por el terrible suceso, y aunque todo apunta a una muerte por causas naturales, parece que alguien ha tocado el cadáver, y Carlos confiesa que en los últimos días ha percibido presencias inexplicables a la razón.
A pesar de que Valentina es absolutamente escéptica en torno a lo paranormal, tanto ella como su equipo, e incluso su pareja, Oliver, se verán envueltos en una sucesión de hechos insólitos que les llevarán a investigar lo sucedido de la forma más extravagante y anómala, descubriendo que algunos lugares guardan un sorprendente aliento atemporal y secreto y que todos los personajes tienen algo que contar y ocultar.

Opinión personal: Me gustaron, y bastante, los dos primeros libros de la saga, pero tengo que reconocer que este último me ha decepcionado un tanto.
Ciertamente se vuelve a disfrutar con las descripciones de los paisajes cántabros, posiblemente lo mejor de toda la novela, pero en esta ocasión tengo que decir que tanto fantasma me ha sobrado 😀
La historia me ha resultado algo simplona, demasiado plana y no ha conseguido engancharme como sucedió con las dos entregas anteriores.
Desconozco si la autora tenía intención de escribir una trilogía desde el principio o si más bien el éxito de la primera novela le llevo a exprimir la teta hasta que se pudiera. No me parece mal, creo que los autores están en su derecho y a mí personalmente me gustan las sagas. Pudiera ser que en este caso se trata de un simple tropiezo, pero también podría suceder que ya se ha socado todo lo que se podía de estos personajes.
Volveré a dar una oportunidad a María Oruña porque me gusta su forma de escribir, pero ahora necesito (y creo que ella también) un cambio de registro.