domingo villar

[Libros] El último barco, Domingo Villar

Otra de las lecturas tomadas en préstamo en Ebiblio para el Kindle. Había leído los dos anteriores (1 y 2) de la saga del inspector Leo Caldas y había que se seguir con este 😉

Título: El último barco
Autor: Domingo Villar
Editorial: Siruela
ISBN: 978-84-17624-27-9
Fecha de publicación: Marzo 2019
Número de páginas: 712
Sinopsis: La hija del doctor Andrade vive en una casa pintada de azul, en un lugar donde las playas de olas mansas contrastan con el bullicio de la otra orilla. Allí las mariscadoras rastrillan la arena, los marineros lanzan sus aparejos al agua y quienes van a trabajar a la ciudad esperan en el muelle la llegada del barco que cruza cada media hora la ría de Vigo.
Una mañana de otoño, mientras la costa gallega se recupera de los estragos de un temporal, el inspector Caldas recibe la visita de un hombre alarmado por la ausencia de su hija, que no se presentó a una comida familiar el fin de semana ni acudió el lunes a impartir su clase de cerámica en la Escuela de Artes y Oficios.
Y aunque nada parezca haber alterado la casa ni la vida de Mónica Andrade, Leo Caldas pronto comprobará que, en la vida como en el mar, la más apacible de las superficies puede ocultar un fondo oscuro de devastadoras corrientes.

Opinión personal: Domingo Villar alcanza la madurez en este tercer libro que nos vuelve a traer a Leo Caldas y Rafael Estévez como protagonistas.
Desde su primer libro, Ojos de agua, hasta este último se nota una progresión muy marcada. Ya no estamos ante un escritor que promete, ahora estamos ante una realidad.
El último barco es un libro con muchas pequeñas historias dentro, y lo mejor de todo es que uno no tiene la sensación de que sobran, o son accesorias, o no eran imprescindibles para la novela, más bien todo lo contrario. Y son historias de gente normal y corriente, muy humanas, muy sociales… Y por eso los personajes que van poblando la historia tienen su razón de ser, su importancia.
Volvemos a tener, como en los libros anteriores, una historia muy gallega, y el maño Estévez, alter ego de nuestro protagonista, sigue sin entender o sin querer entender la retranca típica gallega, aunque creo que ya la tiene más que asumida. 😀
Si algo bueno tiene este libro es que la historia va de menos a más, una historia que se va construyendo poco a poco y que va ganando fuerza e intensidad con el paso de las páginas.
Como en los libros anteriores el autor vuelve a ser minucioso y detallista con las descripciones de la tierra, de los rincones en los que sucede la historia, y también nos vuelve a deleitar con los manjares gallegos que se agencia entre pecho y espalda el inspector Caldas.
La historia continuará con un nuevo caso y más ahora que la vida amorosa de nuestro inspector parece que coge el buen camino, pero eso está todavía por ver.

[Libros] La playa de los ahogados, Domingo Villar

Después de haber leído, y disfrutado, Ojos de agua decidí que iba a seguir con los siguientes libros del inspector Leo Caldas. Este libro, como el anterior, lo tomé en prestamo en Ebiblio, la biblioteca virtual de la Comunidad de Madrid, para leerlo en el Kindle.


Título: La playa de los ahogados
Autor: Domingo Villar
Editorial: Siruela
ISBN: 978-84-9841-542-1 
Fecha de publicación: Mayo 2009.
Número de páginas: 445
Sinopsis: Una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla de una playa gallega. Si no tuviese las manos atadas, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. Sin testigos ni rastro de la embarcación del fallecido, el lacónico inspector Leo Caldas se sumerge en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se deciden a hablar, apuntan en una dirección demasiado insólita. Un asunto brumoso para Caldas, que atraviesa días difíciles: el único hermano de su padre está gravemente enfermo y su colaboración radiofónica en Onda Vigo se está volviendo insoportable. Tampoco facilita las cosas el carácter impulsivo de Rafael Estévez, su ayudante aragonés, que no acaba de adaptarse a la forma de ser del inspector.

Opinión personal: Comparado con Ojos de agua, este libro me parece bastante más redondo, tanto en la trama de la historia, sin fisuras, como en el desarrollo de la misma.
Volvemos a encontrarnos con los personajes principales, el inspector gallego Leo Caldas y su ayudante, el maño Rafael Estévez y sus deliciosas conversaciones…, o no. En cualquier caso creo que los personajes principales están mejor perfilados, más maduros.
La lectura es amena y ágil, incluso cuando se desarrollan esas conversaciones tan gallegas que tanto disgustan y molestan a Estévez pero que finalmente consiguen sacar una sonrisa al lector.
Domingo Villar nos consigue imbuir dentro de la investigación del caso gracias a sus detalladas descripciones del día a día en un pueblo marinero de las Rias Baixas gallegas, las subastas en la lonja, los marineros y sus familias, las supersticiones… y hasta el olor a mar.
Villar además de una novela negra nos deja con un verdadero libro de viajes en el que podemos conocer la zona e incluso la gastronomía, un aspecto este último que me hace recordar directamente a Camilleri y su Montalbano.

[Libros] Ojos de agua, Domingo Villar

Llegué a este libro de forma totalmente casual a través de Ebiblio, la biblioteca online del Ministerio de Cultura que poco a poco, y a pesar de los pesares y de las trabas, parece que se va consolidando. Hace unos días leía que había pasado de las 45.000 de hace 5 años a más de 1.000.000 en 2018.

Título: Ojos de agua.
Autor: Domingo Villar
Editorial: Siruela.
ISBN: 9788498414721
Número de páginas: 208
Fecha de publicación: Junio 2006
Sinopsis: Entre el aroma del mar y de los pinos gallegos, en una torre residencial junto a la playa, un joven saxofonista de ojos claros, Luis Reigosa, ha aparecido asesinado con una crueldad que apunta a un crimen pasional. Sin embargo, el músico muerto no mantiene una relación estable y la casa, limpia de huellas, no muestra más que partituras ordenadas en los estantes y saxofones colgados en las paredes.
Leo Caldas, un solitario y melancólico inspector de policía que compagina su trabajo en comisaría con un consultorio radiofónico, se hará cargo de una investigación que le llevará de la bruma del anochecer al humo de las tabernas y los clubes de jazz. A su lado está el ayudante Rafael Estévez, un aragonés demasiado impetuoso para una Galicia irónica y ambigua, e incluso demasiado impetuoso para el propio Leo, que busca entre sorbos de vino los fantasmas ocultos en los demás mientras intenta sobrevivir a los suyos.
Gracias a la labor de este singular tándem Caldas-Estévez la verdad termina por aflorar, llevándonos a desentrañar el secreto que esconden los Ojos de agua.

Opinión personal: En Ojos de agua nos encontramos con Leo Caldas y su ayudante Rafael Estévez, una peculiar pareja que no se parece en casi nada. Caldas, gallego, con la típica retranca, introvertido, de esos que no se sabe muy bien si sube o baja, de esos que responden preguntando y, por lo que parece, con algún que otro problema sentimental. Estévez, maño, brutote y dando la sensación de no tener demasiadas luces, que se molesta cuando las respuestas no son claras y contundentes, destinado en Vigo porque algo grave le sucedió en su tierra.

Una novela ágil, de lectura fácil y amena, entretenida. A su favor además la brevedad, esos guiños musicales, principalmente al jazz, y luego, por encima de todo, la ambientación con personajes que parecen veraces, los escenarios enclavados en las Rias Bajas, la gastronomía de la tierra. Una novela negra muy autóctona, muy gallega y muy bien conseguida.

Tampoco le falta el humor y consigue arrancar sonrisas con esas conversaciones tan gallegas. Es además de esos libros que cuando los terminas tienes muy claro que van a tener continuación y Caldas y Estévez nos van a acompañar en siguientes aventuras. Una muy recomendable lectura de verano para aquellos que disfrutan con la novela negra.