deporte escolar

Carta abierta al… Torneo Fresi-Espárrago

logo_fresiPara los que no sean de Aranjuez esto del Torneo Fresi-Espárrago supongo que les sonará a chino pero aquí, en Aranjuez, este torneo navideño en el que participan los escolares en distintas disciplinas, fútbol sala, fútbol siete, baloncesto y tenis, y que llega este año a su XXXII edición es una actividad que se ha convertido en una auténtica tradición y para los que tenemos hijos deportistas en edad escolar es ya una cita ineludible en cada periodo navideño. Por cierto para los de fuera, y por si hay dudas, esto de fresi-espárrago viene de dos de los productos más tradicionales y conocidos de la huerta ribereña.

Vamos pues con la primera misiva del año…

Querido Fresi-Espárrago:

Uno guarda muy gratos recuerdos de este torneo, si la memoria no me falla, y creo que no, yo fui uno de tantos de los que inauguramos esta tradición allá por el año 1984, entonces eramos menos los que participábamos, había menos deportes, pero seguro que lo pasábamos igual de bien.

En cualquier caso me temo, querido Fresi-Espárrago, que no estás en tus mejores horas, cada año que pasa la participación se va haciendo más escasa, en determinadas categorías ni siquiera hay competición porque los equipos, por el motivo que sea, no participan y en otras es tan reducida que los equipos participantes se pueden contar  con los dedos de una mano y sobran dos…

Si a esto sumamos que este año por ejemplo se empezó de mala manera, con un altercado en el que incluso tuvo que intervenir la Policía Local porque un padre quería agredir al entrenador del equipo de su propio hijo o en el que otro equipo presentaba unas fichas falsas queda la impresión de que algo no se está haciendo bien. En cualquier caso no han sido estos los únicos incidentes, equipos que tras confirmar su participación se retiran  antes de comenzar, o peor incluso, que no se presentan a jugar un partido en lo que supone una enorme falta de respeto para ellos mismos porque demuestran que esto del deporte no va con ellos, para los rivales, ya sean jugadores, entrenadores o familiares, que sí que han hecho el esfuerzo de acudir al partido, en ocasiones a costa de prescindir de otras actividades, y hasta para la misma organización… No estaría de más que a la hora de repartir subvenciones estos hechos se tuvieran muy en cuenta y quien lo merezca reciba un justo castigo. Por cierto, programar las finales en un lunes lectivo no creo que sea un gran acierto, pero allá cada cual.

Soy de los que piensan que los Juegos Escolares de Aranjuez estaban, y creo que de momento siguen estando bastante bien, pero me da la impresión de que van a peor cada año que pasa. Motivos diversos y variados, no es mi intención buscar culpables y además doctores tendrá la iglesia para saber qué es lo que está pasando y cómo poder solucionarlo.

Pero así, a bote pronto, se me ocurren varios: en primer lugar vamos a mirarnos el ombligo y echarnos la culpa nosotros mismos, los padres y madres que decidimos que mejor que el niño o la niña no juegue con el colegio, no porque el deporte sea malo, ni siquiera porque se pueda lesionar, sino por nuestra propia comodidad. Eso de tener que levantarse temprano un sábado en pleno invierno no debe ser muy saludable.

Los clubes de Aranjuez tampoco son ajenos a este declive, clubes que cada vez intentan pescar para sus equipos a chavales más pequeños, unos lo harán poniendo por delante la calidad, otros simplemente la cantidad porque no hay que olvidar que las subvenciones que luego se reciben desde el ayuntamiento también tienen que ver con este aspecto. Y claro cuando llaman por teléfono a casa diciendo que son de tal o cual club y que el niño o la niña es muy bueno y que les gustaría que formará parte del equipo pues alguno se piensa que ya tiene un pequeño Messi o un Gasol en casa…

Creo que la Delegación de Deportes del Ayuntamiento de Aranjuez es una de las pocas que se salvan en estos primeros meses de gobierno para unos o desgobierno municipal para otros, pero en mi opinión en este tiempo han hecho más y mejor que otros en los cuatro años anteriores. Se han lanzado con nuevas actividades como los grupos de running -podían haber puesto otro nombre, por cierto- o voleibol, la semana del deporte, el rediseño de la web, veremos qué pasa con el tema de las piscinas municipales, pero no deberían descuidar el tema del deporte escolar porque al fin y a la postre es la base en la que se sustenta todo lo demás.

JL

 

Unas campeonas haciendo el pasillo a otras campeonas

Esta mañana se cerraba la liga de baloncesto de los Juegos Escolares en Aranjuez en categoría alevín femenina y ya desde hace varias jornadas se sabía que el equipo de Paula (Safa) era campeón puesto que llegaban a la última jornada contando cada uno de sus partidos por victorias.

Su rival de hoy era San Jerónimo, del Colegio Apostol Santiago, que antes de empezar ha realizado un gesto muy bonito, un pasillo a las campeonas. En muchas ocasiones, más los padres que los chavales, nos tomamos demasiado en serio esto del deporte escolar y no nos damos cuenta de lo equivocados que estamos.

No resulta infrecuente que al terminar un partido algunos de los chavales que han perdido no quieren saludar a sus rivales o al árbitro, y es ahí donde los padres y entrenadores fallan o fallamos. El deporte escolar no debería fomentar esa competitividad tan exacerbada que hace que algunos entrenadores y algunos padres -porque ellos son los verdaderos responsables- no entiendan bien en qué consiste esto del deporte.

Uno, que desde hace años se pasa la mañana de los sábados viendo partidos, se fija en estos detalles y por eso no quería dejar hoy pasar sin compartir con todos un gesto que demuestra todo lo contrario, grandeza, educación y saber estar. Así que vaya desde aquí mi felicitación para Vizcaíno como entrenador y a todas sus chicas, es verdad que ellas no han ganado la liga, pero han demostrado que son igual de campeonas que sus rivales, unas niñas con las que llevan jugando desde hace seis años.

Felicidades pues, para ellas y para su entrenador, porque gestos como estos, y más en estas categorías, son los que ennoblecen el mundo del deporte. Por cierto, el resultado es lo de menos, lo importante está en otros detalles