coronavirus

Instrucciones para final de curso en la Comunidad de Madrid

Finalmente se ha hecho publica la resolución con las instrucciones para el desarrollo del tercer trimestre y final del curso 2019-2020 en la Comunidad de Madrid como consecuencia del estado de alarma provocado por la COVID-19.

En este enlace se puede acceder a estas instrucciones que básicamente ni dicen, ni aclaran absolutamente nada. El documento siendo suave es poco concreto, no especifica que ocurre con 4º Eso, 2º Bachillerato o Formación Profesional. Vamos que no dice nada nuevo.

¿Resumen? Pues nada de nada, que los profes hagan lo que buenamente puedan, que lo lleven del mejor modo posible y que ¡paciencia para todos! Por si alguien se iba a creer que el único que gestiona mal las crisis es el gobierno central, que le quede claro que los autonómicos no le andan a la zaga.

‘Alivio parcial del desconfinamiento’ lo han llamado

¡¡Tranquilidad, que nadie se preocupe todavía!!, de aquí al día 27 de abril todo cambiará tres o cuatro veces. No sería la primera vez, estamos con el gobierno de donde dije digo, digo Diego.

Probablemente nunca ha habido un consejo de ministros del que las familias y en particular los niños estuvieran tan pendientes. Hoy se decidía qué va a pasar con los niños, cuándo pueden salir, el tiempo que pueden estar en la calle, si tienen que ir acompañados… Esta mañana, antes del consejo de ministros, la ministra Celaá hablaba de los 12 años como algo bastante decidido, pero aclarar, lo que se dice aclarar, más bien poco. Luego el ministro Garzón (el que dijo que desde que no hay deportes se apuesta menos a los deportes) habló de los 14 años…, pero lo que parecía bastante claro es que los niños iban a poder salir a pasear en algún momento.

Y al final, ¿qué? Pues que el gobierno se desdice (por el momento) y decide que los menores de 14 años sólo pueden salir para acompañar a un adulto a la compra, a bancos y farmacias… ¡¡Me lo explique!!, que decía Macario. Esto es algo que en principio se podía hacer antes de hoy, si tú tienes un hijo de 3 años y no tienes con quién dejarle cuando vas a hacer la compra, te lo llevabas. Todos suponíamos que lo que se iba a permitir era salir a dar un paseo, pero va a ser que no (de momento). De los mayores de 14 años no se ha dicho nada, porque según la portavoz del gobierno ya iban a comprar el pan y el periódico y ellos no necesitan medidas excepcionales.

Esta tarde es posible que cambien lo anunciado cuando se reúnan los técnicos y cuando se den cuenta que han hecho un pan con unas tortas. Personalmente, si alguien me pregunta, me parece que tomar esta decisión y no tomar ninguna es poco más o menos lo mismo. Se me ocurre que es posible que a lo peor las cosas no van tan bien como se nos cuentan y la ‘desescalada’ tenga que esperar aún un poco más. Si es así, mejor que se diga y los sufridos ciudadanos lo entenderíamos. A mí que me digan que a partir del día 27 puedo llevar a mi hija de 10 años a hacer la compra me parece, con perdón, una paponada. A hacer la compra no la llevo, sí que la llevaría a dar un paseo por el cerro o por el campo, pero ¿a comprar?, ¿a la farmacia?, ¿al banco?
Sabemos que la Moncloa ha sido un foco de expansión y contagio del virus, han caído ministros, ministras, técnicos, familiares del presidente… Desde ya solicito a quien le competa un estudio que asegure que este virus no afecta a las neuronas de los que tienen que tomar las decisiones, empiezo a pensar que algo les afecta.

Los españoles merecen un gobierno que no les mienta

Lo dijo Rubalcaba, “los españoles merecen un gobierno que no les mienta”. Es una frase que ha quedado para la historia. Fue después del atentando del 11-M cuando desde el gobierno del PP de Aznar, Acebes y Rajoy se ocultaba la verdad y se mentía.

Hoy se puede decir de nuevo bien alto, no nos merecemos un gobierno que nos mienta. Hoy se miente desde el gobierno de Sánchez, Iglesias y Marlaska. Porque están ocultando la verdad y mintiendo, y estar en estado de alarma no justifica cualquier tropelía por parte de los que gobiernan.
Ayer los periodistas preguntaban, porque era el tema del día, pero el secretario de estado de comunicación decidió censurar las preguntas incómodas. Sí, eso es censura. Era el tema del día, y volvieron a utilizar eso de lo que no se ve o no se oye, no sucede.

Y luego llega la Cadena Ser y descubre un correo del día 15 remitido a las distintas comandancias de la Guardia Civil… Así empieza la noticia de la Cadena Ser:

Un correo de la Guardia Civil remitido a las diferentes comandancias insta a sus unidades a identificar noticias falsas y fake news “susceptibles de provocar estrés social y desafección a instituciones del Gobierno“. El correo fue remitido el pasado 15 de abril e insta a los agentes a la “identificación, estudio y seguimiento en relación con la situación creada por el COVID-19 de campañas de desinformación, así como publicaciones desmintiendo bulos y fake news susceptibles de generación de estrés social y desafección a instituciones del Gobierno.

Alguno se excusará en que habla de instituciones del Gobierno y las instituciones son del Estado, creo que no es más que eso, una excusa. Ahora se entienden mejor las declaraciones del general Santiago, simplemente dijo lo que se estaba haciendo. Ni más, ni menos.

Veremos si hoy se permiten las preguntas, veremos si incluso salen los uniformados a la rueda de prensa, veremos…

Intentando arreglar lo que no tenía fácil arreglo

Sinceramente no sé si lo han intentado arreglar o lo han terminado de estropear del todo. Esta mañana Fernando Simón ha dicho que: “Usar fallos en los discursos para hacer daño al equipo técnico no es decente”.

Vayamos por partes: ¿Cometió un fallo entonces dl general Santiago al decir lo que dijo? ¿Por qué fue un fallo, por qué no debía haber dicho lo que dijo, porque no era verdad lo que dijo o porque no había que decirlo? Eso no me termina de quedar claro. ¿Por qué no ha tomado esta mañana el general la palabra para explicar lo que quiso decir exactamente? Habría estado bien que hubiera rectificado y hubiera dicho, me equivoqué, la Guardia Civil no se dedica a minimizar el clima contrario al gobierno, o que se ratificara y dijera, que sí que nos dedicamos a eso porque cumplimos ordenes. Pero no, lo que ha dicho ha sido: “En mis 40 años de profesión, de servicio, en la lucha contra ETA, desde la Academia, en misiones en el extranjero: en El Salvador, en Libia… Y ahora, en la lucha contra esta pandemia, hay una cosa que he aprendido: lo primero son las personas, no hay ideología. Lo primero son las personas y todos los que estamos aquí, junto con todos ustedes, somos un equipo”, ha justificado entre los aplausos de sus compañeros. Esta muy bien, pero de lo que dijo ayer, ¿qué?

Por otra parte, y es una opinión muy personal que por supuesto puede estar equivocada, creo que las críticas que se produjeron no iban dirigidas al equipo técnico, de hecho algunos medios hoy han defendido al general porque consideran que simplemente dijo la verdad de lo que se estaba haciendo. Las críticas iban dirigidas directamente al gobierno. Luego podremos debatir si son más o menos justas, ese es otro debate. Es una pena que este general vaya a quedar marcado por esa frase, pero es lo que hay.

Frases desafortunadas

No sé si ha querido decir lo que ha dicho, pero a mí me suena realmente mal:


Trabajan para “minimizar el clima contrario a la gestión de crisis por parte del gobierno”. Esto nos pasa por tener un gobierno de derechas, ¡qué digo de derechas, de extrema derecha! Uy, que no, que no, que tenemos un gobierno progresista y moderno, ¿cómo se les iba a ocurrir a ellos controlar lo que diga la gente?

Me pregunto yo, ¿qué sucede, que la gente no puede pensar que esta crisis se está gestionando entre mal y peor? ¿hay que tener controlado al que lo denuncia o lo opina?

Así, no.