Casualidad y/o causalidad

Casualidad y causalidad son dos palabras con las mismas letras, y en ocasiones la una se confunde con la otra y la otra con la una. De hecho algunas personas las utilizan de manera indistinta aunque de forma incorrecta, casualidad y causalidad no son lo mismo, aunque pueda parecer que van de la mano.

IMG_20170811_171407
Vuelve a haber contenedor amarillo

Viene todo esto al hilo de la carta abierta que publicaba ayer, porque supongo que casualmente -no tengo ninguna evidencia de que el artículo haya sido la causa- justo unas horas después de publicar la denuncia de que llevábamos casi mes y medio sin contenedor de basura resulta que ya lo tenemos. 😀

Lo cierto es que no es la primera vez que casualmente justo unas horas después de que aparezcan en las redes sociales cualquier denuncia por parte de los ciudadanos el problema curiosamente se soluciona con inusitada rapidez. El método científico nos dice que en general, si tenemos como hecho probado y demostrado que, cuando tenemos el suceso A también aparece el suceso B, podemos llegar a la conclusión de que A causó B [A => B]. Es una cadena de causalidad (que no casualidad), del tipo “si …. entonces …”. Esto nos gusta mucho a los matemáticos y nos sirve para hacer demostraciones y dejar claro lo bien que nos sabemos los teoremas, pero como digo, no es fácil, ya que hay muchas causas posibles para B. No siempre es algo tan claro y tajante.  Así pues, por el momento lo dejaremos en que ha sido simplemente casualidad y no causalidad 😉

 

Casualidad y/o causalidad