carmen mola

[Libros] La red púrpura, Carmen Mola

Fue terminar de leer La novia gitana y comenzar la lectura de La red púrpura. Una historia sórdida y muy dura que nos llevará a conocer los entresijos que se esconden en la Internet profunda…

Título: La red púrpura
Autora: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
ISBN:   9788420435589
Fecha de publicación: Abril 2019
Sinopsis: Un día tórrido de verano, la inspectora Elena Blanco, al frente de la Brigada de Análisis de Casos, allana la vivienda de una familia y llega hasta la habitación del hijo adolescente. En la pantalla de su ordenador se confirman sus sospechas: el chico está viendo en directo cómo dos encapuchados torturan a una joven. Impotente, presencia el sádico espectáculo hasta la muerte de la víctima. ¿Cuántas antes habrán caído en manos de la Red Púrpura? La BAC ha estado investigando durante meses a esta organización que trafica con vídeos de violencia extrema en la Deep Web. Y a lo largo de todo este tiempo, Elena ha mantenido en secreto, incluso para su compañero, el subinspector Zárate, su mayor temor: que la desaparición de su hijo, cuando no era más que un niño, puede estar relacionada con esta trama macabra. ¿Dónde está Lucas? ¿Quién es ahora? ¿Y qué límites está ella dispuesta a transgredir?

Opinión personal: El caso de la novia gitana quedó cerrado, aunque algún fleco permitía una continuación que iba a ser más que evidente. ¿Quiere decir esto que es necesario leer antes La novia gitana? No, no es imprescindible, pero creo que sí recomendable porque eso nos va a dar algunas herramientas que harán más sencillo entender los entresijos de toda la historia.

En este segundo caso de la BAC la historia comienza de forma trepidante, pero algo falla y esa operación que tanto tiempo se llevaba preparando no sale como debiera. A partir de ahí la historia viene narrada con un ritmo muy ágil, con capítulos cortos que siempre invitan a continuar, a leer uno más, mucho diálogo y una prosa sencilla y fácil de digerir. Libro de consumo masivo, con todos sus pros y sus contras.

En esta ocasión me ha quedado la sensación de que la protagonista, Elena Blanco, tiene un papel tan destacado en la historia que el resto de compañeros de la brigada quedan en un muy discreto segundo plano, de hecho el equipo parece roto, a punto de saltar en pedazos y esto es algo que a los lectores de la primera novela seguro que les puede chirriar un poco.

¿Es mejor este libro, es peor que la novia gitana? Es diferente. Por un lado la historia me ha gustado más, pero por otra parte me ha parecido un poco previsible y como comentaba antes me han faltado que el resto del equipo jugara un papel más importante en la historia. Así que no diré que es mejor ni peor. 😉

El desarrollo de la novia gitana y su final invitaban con toda lógica a una continuación, no tengo tan claro si para la primavera de 2020 tendremos una continuación y llegaremos a ver la trilogía, por una parte se puede aprovechar la cresta de la ola y seguir exprimiendo la vaca, pero si se toma esta decisión probablemente habrá que dar una vuelta de tuerca a la historia y buscar algo diferente.

Como resumen, una historia dura, cruel y cruenta, no recomendable para estómagos sensibles, pero si eres amante de los thriller y la novela negra seguro que disfrutarás con su lectura

[Libros] La novia gitana, Carmen Mola

Tenía este libro guardado en mis lecturas pendientes desde que leí un reportaje – por cierto, con unas muy buenas fotografías (Jeosm)- de María Fasce en Zenda Libros. Me gusta la novela negra, mucho, pero en ocasiones uno tiene la sensación de que ya ha leído ese mismo libro muchas veces, con otros personajes pero con la misma forma y el mismo fondo… Así que con ciertas dudas me puse a la lectura.

Título: La novia gitana
Autora: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
ISBN:  9788420433196
Fecha de publicación: Mayo 2018
Sinopsis: «En Madrid se mata poco», le decía al joven subinspector Ángel Zárate su mentor en la policía; «pero cuando se mata, no tiene nada que envidiarle a ninguna ciudad del mundo», podría añadir la inspectora Elena Blanco, jefa de la Brigada de Análisis de Casos, un departamento creado para resolver los crímenes más complicados y abyectos.
Susana Macaya, de padre gitano pero educada como paya, desaparece tras su fiesta de despedida de soltera. El cadáver es encontrado dos días después en la Quinta de Vista Alegre del madrileño barrio de Carabanchel. Podría tratarse de un asesinato más, si no fuera por el hecho de que la víctima ha sido torturada siguiendo un ritual insólito y atroz, y de que su hermana Lara sufrió idéntica suerte siete años atrás, también en vísperas de su boda. El asesino de Lara cumple condena desde entonces, por lo que solo caben dos posibilidades: o alguien ha imitado sus métodos para matar a la hermana pequeña, o hay un inocente encarcelado.
Por eso el comisario Rentero ha decidido apartar a Zárate del caso y encargárselo a la veterana Blanco, una mujer peculiar y solitaria, amante de la grappa, el karaoke, los coches de coleccionista y las relaciones sexuales en todoterrenos. Una policía vulnerable, que se mantiene en el cuerpo para no olvidar que en su vida existe un caso pendiente, que no ha podido cerrar.
Investigar a una persona implica conocerla, descubrir sus secretos y contradicciones, su historia. En el caso de Lara y Susana, Elena Blanco debe asomarse a la vida de unos gitanos que han renunciado a sus costumbres para integrarse en la sociedad y a la de otros que no se lo perdonan, y levantar cada velo para descubrir quién pudo vengarse con tanta saña de ambas novias gitanas.

Opinión personal: La novia gitana engancha y lo hace desde las primeras líneas. Comienza con un niño encerrado con un perro en una nave, y sin solución de continuidad nos vemos en una despedida de soltera con trágico final. Sin aparente conexión se consigue crear para el lector un clima de cierta tensión. Parece evidente que ambas situaciones tienen, o deben tener, algún tipo de relación pero el anzuelo ya está lanzado.

Y aún así, mientras leía, pensaba que este era el típico libro que va a tener enfervorizados seguidores e igualmente enfervorizados críticos. Soy de los primeros. Me parece una historia ciertamente original, es verdad que se pueden encontrar los típicos tópicos y clichés que toda novela negra que se precie tiene, pero eso no la hace peor. En su haber la autora (o el autor) consigue que la historia tenga ritmo, quizá de más a menos, pero ritmo no falta, y las dosis de intriga van en su justa medida. Luego podremos discutir si es más o menos creíble, lo que queramos, pero la historia engancha y se lee con gusto.

La novia gitana entretiene, quizá se le puede o deba exigir más, pero ya digo que a mí me resulta más que suficiente. El tema de que el autor o autora que haya detrás de la historia haya decidido usar un seudónimo no me parece mal, de hecho como estrategia comercial puede resultar bastante interesante, incluso. Por cierto, el final del libro deja perfectamente claro que aunque el primer caso de Elena Blanco se cierra esto no ha hecho más que empezar.