app

Radar Covid instalada

Ayer me descargué e instalé Radar Covid, la aplicación oficial del gobierno de España para el rastreo de contactos infectados por Covid-19. Podemos discutir si se ha tardado demasiado en implantarla (que va a ser que sí), si no se podía haber utilizado un código abierto como se ha hecho en otros países (que también va a ser que sí)… pero en cualquier caso ya está disponible y lo único que falta es que todas las comunidades autónomas la incorporen a sus sistemas, como muy tarde el próximo 15 de septiembre (algo que uno no termina de comprender, pero es lo que tiene el vivir en un reino de taifas en el que cada cual lleva la sanidad como le viene en gana).

La aplicación es similar a las creadas por otros países como Alemania o Italia y se basa en llevar un registro de con quién te has cruzado, lo que comúnmente se denomina rastreo de contactos. Toda esta información se utiliza para determinar cuál es tu riesgo de contagio al detectar el móvil si has estado en contacto con alguien que posteriormente ha confirmado estar infectado.

En la práctica esta aplicación automatiza el trabajo que llevarían a cabo los rastreadores (personas que se dedican a investigar a toda la gente con la que se ha estado en contacto una persona con diagnostico de Covid-19 confirmado). Según la prueba piloto llevada a cabo en La Gomera los resultados son bastante prometedores y mejoran notablemente los resultados proporcionados por humanos, algo que no parece tampoco complicado si vemos que algunas comunidades autónomas no han andado demasiado duchas en esto de contratar rastreadores.

Además de informar sobre el riesgo de contagio la aplicación permite comunicar que has dado positivo por Covid-19, algo fundamental para que el sistema funcione correctamente. Las autoridades sanitarias en ese caso nos indicarán un código numérico que habrá que proporcionar a la aplicación para evitar que algún gracioso se pase de listillo y quisiera engañar a la aplicación creando el pánico entre sus contactos.

Mucho se ha hablado sobre privacidad, información personal, ubicación… y es que parece que había una cierta controversia sobre si estaríamos dispuestos a ceder nuestros datos…, como si no fuera algo habitual al instalar en nuestros dispositivos aplicaciones de redes sociales o compartir imágenes sin ir más lejos…

Por cierto, un detalle que no me ha gustado nada. La aplicación no es compatible con versiones antiguas de Android o de iOS. Una de mis hijas no ha podido instalarlo porque la aplicación no es compatible con su dispositivo ¿?. Seguro que muchos chavales llevan lo último de lo último, pero otros llevan los móviles que van quedando por casa, y seguro que muchas personas mayores tampoco tienen la última versión en sus móviles… Es un fallo y no me parece menor.

En cualquier caso el éxito de la aplicación pasa porque los usuarios la instalemos masivamente, las comunidades autónomas dejen de tocar las narices y se pongan manos a la obra y se use correctamente.

Descarga de la app en iOS
Descarga de la app en Android