amigos

Club de lectura virtual (I)

Hace unos días Paula escribía sobre la primera sesión de nuestro “club de lectura virtual”… Hoy os cuento yo mis impresiones 😉

Sé que tengo pendiente escribir sobre el tema de la educación, y más ahora que tan candente está con lo del aprobado general o no aprobado general, que si pasan todos o no pasan… Lo que estoy viendo, en general y muy encima, es que se ha intentando, de un día para otro, pasar de hacer lo mismo que se hace en las clases presenciales a hacerlo en clases online. Creo que era momento de haber sido más imaginativos y haber optado por otras alternativas, pero mejor lo dejo que si no termino desviándome del tema.

En definitiva, y volviendo al tema, pensé que podía ser un buen momento para fomentar la lectura fuera del cole entre los más pequeños intentando alguna actividad que les pudiera resultar amena y didáctica a la vez. Y propuse crear un Club de Lectura. Pero claro, en estos tiempos, tendría que ser un club de lectura virtual, con cada uno en su casa. Propuse la idea a un grupo de padres/amigos para que se lo propusieran a sus hijos a ver qué les parecía. Y como a todo el mundo le pareció bien me puse manos a la obra. Había que elegir un libro destinado a unos lectores de 10/11 años (alguna hermana más pequeña también se sumó al club, y Paula que tiene 16 también) que pudiera resultarles entretenido y mi idea era que ese primer libro estuviera relacionado con la lectura, y con el gusto o ‘no gusto’ por leer más concretamente. Recordé un antiguo libro de Jordi Sierra titulado El fabuloso mundo de las letras que había leído hace ya tiempo y pasé copias a todos para que se fueran animando a leer. Convocamos una primera reunión, un poco como toma de contacto, el sábado 4 de abril a través de Skype, simplemente para preguntarles por cómo llevaban el libro, si les estaba gustando, explicarles en qué consistía un club de lectura y les propuse que por grupos unos buscaran información sobre el autor, otros sobre la editorial y otros sobre si la lectura es divertida o no lo es. Tengo que reconocer que aunque en general todos salieron contentos la reunión pudo resultar un poco caótica, más por mi impericia técnica que por otra cosa, pero seguro que a la siguiente saldría mejor…

Y sí, vaya si salió mejor. El siguiente sábado, día 11, teníamos nueva reunión, esta vez opté por Zoom (me manejo mejor que con Skype). Tocaba presentar lo que habían hecho durante la semana y hablar un poquito sobre el libro. Tampoco quería que nos extendiéramos demasiado, la duración de la reunión iba a ser algo menos de hora y media, y eso que al final no dejan de ser 15 chavalillos en el club. El primer grupo nos presentó un powerpoint sobre el autor, después otro grupo nos habló de la editorial, otra de las participantes nos habló de cómo trabajan las editoriales y el último grupo habló sobre lo divertido que es leer, los géneros que les gustaban a ellas, sus libros favoritos… Me sorprendieron muy agradablemente porque todos lo hicieron fantásticamente bien, totalmente implicados y además con muy buenos detalles en sus presentaciones, unos por la originalidad, otros porque llegaron a incluir hasta la bibliografía de donde habían obtenido la información pero todos excelentes.
Después tocaba hablar del libro y también me gustó que no todas fueran opiniones coincidentes, a unos les había gustado más y a otros les había gustado menos, cada uno fue exponiendo su opinión. Es verdad que técnicamente la reunión fue bastante mejor que la anterior, pero aún hay detalles que pulir para que la próxima sea casi perfecta. Al final todos dieron su puntuación al libro, desde el 6 que dieron los más exigentes hasta el 10 que también lo hubo. La media 7,70 para el que tenga curiosidad 🙂
Un notable que no está mal para empezar.

Terminamos la reunión eligiendo el próximo libro para nuestro club. Les propuse varias lecturas: La historia interminable y Momo, de Michael Ende, Las aventuras de Tom Sawyer, de Mark Twain, Charlie y la fábrica de chocolate de Roald Dahl y La isla del Tesoro, de Robert Louis Stevenson. Ellos votaron (mejoraremos en el futuro la forma de elegir los libros) y elegimos La isla del Tesoro que va a ser nuestra próxima lectura. Mis propuestas buscaban ofrecerles libros clásicos que se salieran de lo que leen habitualmente, invitarles a descubrir unas lecturas diferentes pero con las que pueden disfrutar. Aventuras, acción… Mañana tenemos nueva sesión en nuestro club de lectura y veremos que tal se nos da. En un par de semanas os cuento que les ha parecido La isla del Tesoro. Por cierto, ¿he dicho que es uno de mis libros preferidos? 😉

Se me olvidó al final (otro error más que no puede repetirse) invitarles a cada uno a que escribieran su opinión sobre qué les había parecido el libro, si les había gustado, si habían disfrutando leyéndolo…
Pero en cualquier caso, en estos enlaces tenéis las opiniones que me han hecho llegar alguno de los participantes en el club (iré actualizando si van llegando más):
Paula, David

Descansa en paz, Pablo

Esta mañana me enteraba a través de las redes sociales del fallecimiento de Pablo.

Conocí en persona a Pablo en Miranda de Ebro, en una carrera que organizaba Qanzio. En las pruebas de marcha nórdica no solíamos juntarnos muchos, así que prácticamente todo el mundo se conoce. Lo que ya no es tan habitual es que el ganador venga a saludar a las niñas que han participado en la prueba nada más terminar, que les pregunte cómo les ha ido, que les anime a seguir o que se haga una foto con ellas…

IMG_20161009_131743

Volvimos a coincidir unos días después en Cartagena, en la carrera de Piri, y mientras Pablo calentaba con Faustino daba consejos a Paula, cada vez que se cruzaban en el circuito había una palabra de ánimo por su parte, que se lo tomara con calma, que bebiera mucho, continuos ánimos, palabras de aliento…, buena persona, cercana y siempre de frente. Ese era Pablo.

Tras la prueba de Aranjuez del 2017 nos cruzamos bastantes mensajes, y él, de vez en cuando, dejaba comentarios en el blog de marcha nórdica y siempre me mandaba un Whatsapp para ver si lo había visto 🙂 Estuvimos hablando largo y tendido antes y después de la prueba, le dije que me interesaba mucho conocer su visión, no que me dijera todas las cosas buenas que tenía la prueba, me interesaba mucho más conocer las cosas en las que habíamos fallado, las cosas en las que había que mejorar…, nadie mejor que los protagonistas de la prueba para dar su opinión. Lo que más me sorprendió fue cuando me dijo que era la primera vez que desde la organización de una prueba le pedían su opinión… Jamás desde la federación se habían dirigido a él para preguntarle nada, y Pablo era el mejor, con diferencia. Cuando días después le mandé un mensaje felicitándole por haber quedado campeón de España, me dio las gracias y me preguntó por la familia, ese era Pablo. Un tipo sencillo, cercano y amable.

Pero Pablo tenía un gran problema, era franco, impulsivo y directo, posiblemente a veces, muchas veces, se excedía. Estoy seguro que no había nunca mala intención por su parte, decía las cosas a la cara, muy claras, te gustara o no, y a veces, como todos, metía la pata y veía ataques contra él o contra los suyos donde no los había. Todo se lo tomaba como afrenta personal.

Fui testigo directo de como un compañero le rechazaba el saludo tras una carrera, recuerdo que me acerqué y le dije: “Este tío es tonto”. El me respondió: “Sí, lo es. Mucho.” Posiblemente hoy ese tipo esté diciendo por ahí lo mucho que le apreciaba y le respetaba, a lo mejor si lee estas líneas se arrepiente de lo que hizo aquel día en Cartagena.

Descansa en paz, Pablo.

II San Silvestre Clandestina de Aranjuez

runnerAunque aún tengo pendiente hablar algo de la XXXI  Carrera Popular Villa de Aranjuez que se celebró el pasado 21 de diciembre voy a terminar el año hablando de la II San Silvestre Arancetana – Corre al lado clandestino.

Después del año pasado, no podíamos faltar a esta segunda cita, por cierto que mi colega de blog, Paula, y su primo Juan, también se han animado y es que hay que ir haciendo cantera desde bien pequeños. 🙂

sansilvestreII

También curioso lo de algunos, ¿verdad Miguel o David?, que han decidido que antes de correr estaría bien irse a desayunar un chocolatito con churros, aunque luego a más de uno se le hayan atragantado por el camino.

sansilvestreI

Cerca de 100 amigos del correr, y esto van siendo ya unos números más que respetables, tomábamos la salida a eso de las once de la mañana desde la Plaza de la Mariblanca. Faltaban Alex y David pero seguía por aquí Dani como cabeza visible y este año además contábamos con la novedad de llevar una liebre sobre dos ruedas, Anyi.

sansilvestreIIIEl recorrido, de 10 kilómetros, quizás no haya sido tan espectacular  y monumental como el del año pasado, pasando por el Jardín de la Isla y el Jardín del Príncipe, pero también ha sido más soleado y eso con la temperatura que había hoy a primeras horas en Aranjuez también se agradece aunque los que anden por las playas gaditanas no sepan lo que es el frío. 😉 Si el recorrido de este año se mantiene para la edición que viene apuesto por que se nos unen unos cuantos muchachitos en bicicleta.

Entre los participantes muchos conocidos ya del año pasado y algunos nuevos que se han ido animando para terminar el año de una manera original y divertida, hasta algún cuñado se nos ha unido, pero ya se sabe que los cuñados que corren juntos…

Una vez finalizada la gran hazaña de los 10 kilómetros faltaba la parte más clandestina, tomar la calle Stuart a la carrera hacia el ayuntamiento, esta vez gracias a las obras con los coches en sentido contrario, que entre sorprendidos y divertidos miraban a esa panda de locos con camisetas naranjas mientras se apartaban para dejarnos pasar. Por cierto me falta una foto de familia en el ayuntamiento con todos los clandestinos y en la que no descarto que aparezca incluso el Concejal de Deportes 😀 que fotos no se pierde ninguna, en cuanto la tenga la añado a la entrada.

Fotografías: Gema P., Julián, Intersport Aranjuez.

II Carrera Nocturna de Aranjuez

Este sábado se celebraba en Aranjuez la II Carrera Nocturna de Aranjuez sobre una distancia de 10 kilómetros. Gran éxito de participación (con cerca de 2000 inscritos) y también de público que nos animó a lo largo de todo el recorrido.

Y como nos estamos volviendoIMG-20140621-WA0000 unos runners auténticos, nos juntamos un grupo de amigos y nos volvimos a calzar las deportivas para pasar un rato divertido y si era posible mejorar un poco las marcas por eso del ego de los deportistas, aunque esto siempre es lo de menos.

En principio mi objetivo estaba en bajar de la hora y el de Gema, según ella en bajar de hora y cuarto, pero seguro que lo iba a hacer mucho mejor…

Una salida un tanto atropellada, con mucha gente y algunos tropezones en los resaltos que hay en el Paseo del Deleite y luego en la bajada por Valera con atletas que se cruzaban buscando mejores posiciones y huecos por las aceras. En el camino hacia la estación  por la calle de la Escuadra aparecía por primera vez un problema que se iba a repetir en diversos puntos de la carrera, una excesiva falta de luz que hacía que algunos tramos fueran algo peligrosos y es que aunque evidentemente se trataba de una carrera nocturna había zonas demasiado oscuras. Complicado también el paso hacia el Palacio Real y extrañas las vallas que la organización había colocado protegiendo el césped, unas en los bordes y otras más separadas lo que obligaba a no seguir una línea recta. Tras bordear la Plaza Parejas subida de nuevo por Valera, giro por Gobernador y bajada hacia la Mariblanca que se bordeaba con el suelo peligroso y resbaladizo por el agua que se había repartido en el avituallamiento que estaba situado en ese lugar. Giro por San Antonio hasta llegar a Stuart para subir hasta la Plaza de Toros con mucha gente animando desde las aceras o en las terrazas. Vuelta a la Plaza de Toros y nos dirigimos de nuevo hacia Florida para llegar al Paseo del Deleite y tras la vuelta por el Polideportivo de Las Olivas vuelta para entrar en el campo de fútbol donde estaba la meta.

IMG-20140622-WA0001Al final un tiempo de 58 minutos 59 segundos con lo que conseguía bajar mi marca y cumplir con el objetivo marcado allá por el mes de marzo tras correr la Media de los sotos. Gema, por su parte, terminaba con 1 hora, 2 minutos y 2 segundos, mejorando también su marca de la Popular de Aranjuez y muy contenta con su resultado. ¿Próximo objetivo? Ya veremos, aunque este año creo que tocará algo en Seseña…

Gracias a Miguel, Carlos, David y Sandra, por la compañía, y en la próxima Sevi no puede ya faltar porque  la excedencia por paternidad ya se ha terminado y además Pablo puede correr en el carro. También gracias a María por sus ánimos y las fotos 😉

 

III Media Maratón de los Sotos Históricos

Acabábamos el año, y también lo comenzábamos, hablando de carreras populares, primero de la popular Villa de Aranjuez y después de la San Silvestre clandestina, y ahora con la llegada de la primavera se celebraba el pasado domingo en Aranjuez la III Media Maratón por los Sotos Históricos de Aranjuez, además de la prueba pequeña, los 9 kilómetros por los Sotos.

Así que tocaba nuevamente calzarse las deportivas y disfrutar de los maravillosos parajes por los que discurría la carrera. Como en ocasiones anteriores, a la carrera no faltó Gema Paula, aunque ella se decidió por los 9 kilómetros (al año que viene veremos lo que toca) y unos cuantos amigos, Miguel, David, Carlos, José Ramón, Raúl y Gustavo.

Era la primera vez en la que me enfrentaba a una media maratón, y aunque había entrenado y algún día había hecho casi 20 kilómetros siempre quedaba la duda de cómo se podía dar el día de la carrera.

DSC_4087Buen ambiente, con unos 2.700 inscritos y una buena organización. Salimos desde la parte trasera del pelotón por eso de no molestar a los que corren de verdad y como suele ser habitual el primer kilómetro estuvo marcado por la aglomeración de corredores y más aún a la salida del Puente Barcas donde hubo que parar debido a las obras que se están llevando a cabo en la entrada en Aranjuez. Poco después de pasar el segundo kilómetro Gema Paula me dijo que me marchara hacia adelante porque ella se iba a quedar acompañando a Carlos y aunque inicialmente tenía previsto ir con ellos hasta la separación de las dos carreras aumenté un poco el ritmo y los dejé atrás.

DSC_5595A la altura del kilómetro seis se separaban las dos carreras y los mediomaratonianos nos quedábamos solos. Me sentía bastante bien marcando ritmos constantes pero tampoco quería forzar porque aún quedaban muchos kilómetros por delante y no sabía si iba o no a responder. En el kilómetro diez (1h. 2′  40″ aproximadamente) vi que seguía bastante bien pero seguía sin decidirme a forzar el ritmo porque seguía teniendo dudas. Pero ya al pasar por El Cortijo comencé a aumentar un poco el ritmo porque veía que tenía fuerzas suficientes y de hecho algunos de los kilómetros los hice a menos de 6 minutos pero siempre manteniendo el ritmo muy constante.

A la entrada del Jardín del Príncipe (kilómetro 15,5) estaba Gema Paula animando (ella había terminado su carrera hacía ya un ratito y se fue allí a darnos unos ánimos que siempre se agradecen). Desde ese punto ya la meta casi se veía así que sólo faltaba el último esfuerzo y guardar alguna fuerza para la subida de la calle Sóforas, que tras casi 20 kilómetros a algunos se les hace un auténtico muro. Giro por la calle Moreras y al fondo ya se ve la meta, últimos metros y tras 2 horas y 9 minutos (menos de eso tardan algunos en hacerse el doble de distancia) llegaba a la meta con el objetivo cumplido. Buenas sensaciones y el convencimiento de poder haber ido algo más rápido, aunque las dudas del debut hicieron ser un poco más conservador.

Cuando en Septiembre David y yo nos planteábamos, casi en broma, correr la media mi único objetivo era terminarla y si era posible por debajo de las 2 horas y 15 minutos, así que objetivo más que cumplido. Al año que viene volveremos y ahora ya con la idea de bajar de las dos horas. ¿Próximo parada? La nocturna de junio, y aquí lo contaremos.

Fotografías: Sebastián Navarrete.

 

I San Silvestre Arancentana – corre al lado clandestino

Terminábamos el año hablando de carreras y empezamos el nuevo siguiendo con el mismo asunto, aunque en este caso se trataba de una carrera especial y distinta, la I San Silvestre Arancentana. Pero lo bueno estaba en la segunda parte del nombre de esta carrera, era clandestina.

¿Y que significa eso? Pues según los organizadores iba a ser una quedada runner clandestina que no perseguía ningún interés lucrativo de ningún tipo, sólo el de disfrutar el último día del año corriendo por nuestro pueblo.
No habría bolsa del corredor, no había seguro de responsabilidad civil y cada uno de los que participábamos eramos responsables de nuestras acciones. Así que era importante mirar bien antes de cruzar en cada paso de cebra.

Así que la cosa sonaba bastante bien, además ¿a quién no le gusta hacer alguna vez algo que no sea del todo correcto?

Hasta última hora no tenía muy claro si participar o no, conocía a gente que iba a correr pero pese a todo, después de haber animado a gente a que se apuntara seguía sin decidirme, pero al final Miguelito, también conocido como Miguelón, se decidió y ya no había vuelta atrás. El día antes Gema nos compraba las camisetas que se habían hecho para la ocasión y bueno, pues había que volver a calzarse las zapatillas.

De todos modos lo mejor fue que al final Gema volvió a animarse -ella se está convirtiendo en una runner auténtica- y también decidió que iba a participar.

Nos juntamos más o menos unas treinta o cuarenta personas con ganas de pasar un rato divertido y despedir el año haciendo algo distinto.

La carrera no era competitiva y el ritmo propuesto era de unos 5,30-6 minutos el kilómetro. Así que algo justo para los que somos menos profesionales de esto pero bastante asequible para la mayoría.

El recorrido realmente espectacular, estoy convencido de que habrás pocas, por no decir ninguna San Silvestre que recorra unos parajes como los que tenemos aquí. Salida de la Plaza de la Mariblanca, entrada al Jardín del Parterre y posteriormente al de la Isla que bordeamos en toda su extensión para volver a salir por la puerta principal del Jardín del Parterre para dirigirnos hacia el Palacio Real pasando por la Plaza de Parejas hasta el Raso de la Estrella, vuelta de nuevo por el Palacio Real y cruzando con cuidado los pasos de peatones nos vamos hasta el Jardín del Príncipe que bordeamos por la Calle de la Reina hasta la Casita del Labrador siguiendo a partir de ahí el río Tajo hasta llegar a la Casa de Marinos para finalizar en la puerta principal del Jardín del Príncipe, al inicio de la calle Stuart con Álvaro de sólo ocho años entrando en cabeza. Un recorrido de 10 kilómetros que duró poco menos de una hora.

Después de felicitarnos por la hazaña conseguida estaba previsto realizar una llegada neutralizada todos juntos a la Plaza del Ayuntamiento, así que sacamos nuestro lado más clandestino y tomamos a la carrera la Calle Stuart entre coches y peatones que entre sorprendidos y divertidos miraban con un cierto estupor a esa pandilla de locos con camisetas verdes fosforitas que habíamos decidido despedir el año de un modo tan peculiar.

Por cierto no os perdáis el vídeo que fueron realizando durante la carrera…

Ha sido la primera, pero estoy seguro de que no será la última. Extraordinario el ambiente entre los participantes que seguro que al año que viene volvemos a repetir y además animamos a otros clandestinos.

Fotografías: Heraldo de Aranjuez, Carlos López y Maribel Portillo.

Actualización: Parece que en distintos blogs se empieza a hablar de esta carrera, os dejo aquí los enlaces para que podáis ver los comentarios:

San Silvestre clandestino, en La fuente de Baco, por Carlos López.
I San Silvestre arancentana – corre al lado clandestino, por Alejandro Santiago.