acertijos

Mesas, gatos, tortugas…

Este mediodía Paula me ha enseñado un problema matemático que según este vídeo ponen a los niños chinos en educación primaria en el cole:

Paula y Celia se han propuesto resolverlo y curiosamente las dos han llegado a la misma solución por caminos “diferentes”. Paula directamente ha empezado a plantear un sistema de ecuaciones con incógnitas, gato, mesa, tortuga… En principio pensaba que le faltaba alguna ecuación pero finalmente lo ha resuelto. Celia lo ha resuelto de un modo muy diferente, ella no ha estudiado aún sistemas de ecuaciones, ni siquiera ecuaciones, por lo que tenía que buscar un método alternativo, así que se ha hecho un dibujo poniendo una mesa encima de la otra con los animalitos y ha llegado a la misma conclusión… (antes que Paula, por cierto y solo con una suma y una división).

Desconozco si es un problema que de verdad se pone en China en educación primaria o no, pero evidentemente, y a las pruebas me remito, se puede resolver sin grandes conocimientos de álgebra 😉 Pero sí que es un problema que invita a pensar de modo diferente y a usar las herramientas que están a nuestro alcance, lo malo es que en los colegios, en general, se mata este método alternativo y se busca la uniformidad, que todos lo piensen de la misma manera. A mí me parece mucho más enriquecedor ofrecer caminos alternativos y que cada uno llegue a la solución por donde se le ocurra. Estoy convencido de que si un alumno de segundo o tercero de la ESO resuelve el problema como lo ha hecho Celia muchos profesores se lo calificarían como mal… Y no, está muy bien.

Anuncios

El cumpleaños de Cheryl

Hace diez días se celebraban la Olimpiadas Matemáticas de Asia y Singapur, un evento en el que participan algunos de los mejores talentos matemáticos del extremo oriente, y una de las preguntas que allí aparecían se ha convertido en un auténtico fenómeno viral en todas las redes sociales, primero en Asia y en solo unos días en todo el mundo después de que un presentador de la televisión de Singapur la compartiera a través de su cuenta de Facebook.

cherylHay algo que no dice el problema, y que creo que es importante señalar, para entender y llegar a la solución del mismo, y es que tanto Albert como Bernard son unos chicos bastante inteligentes, y digo esto porque si no lo fueran no podrían llegar a esa conclusión ninguno de los dos.

¿Os animáis a buscar la solución?

¿En qué plaza de aparcamiento está aparcado el coche?

Seguramente muchos ya lo habréis visto pues se ha convertido en un auténtico fenómeno viral por todas las redes sociales, pero en cualquier caso os lo dejo aquí por si alguien se quiere entretener un momento.

acertijo chino La pregunta es sencilla ¿en qué plaza de aparcamiento está aparcado el coche?

Es un problema que se ha planteado en el test de admisión de una escuela elemental de Hong Kong a niños de seis años para poder ser admitidos en el centro. El tiempo para responder es 20 segundos.

Los medios de comunicación nos lo venden como un acertijo que los niños resuelven en segundos y sin embargo los mayores tardamos más en resolver, si es que llegamos a hacerlo.

No estoy demasiado de acuerdo, es verdad que a mi me gustan este tipo de problemas y quizás eso me permitió resolverlo en un momento, pero estoy convencido de que muchos alumnos de primaria, aquí en España, tendrían graves problemas para resolverlo y es que la educación se centra mucho más en que los alumnos mecánicamente ciertos algoritmos y cálculos que en pensar y entender qué están haciendo.

En Mates divertidas, el otro blog que mantengo y que anda un poco abandonado, hay muchos acertijos que van en este sentido, buscando más el pensamiento lógico que el saber mucho cálculo matemático.

 

Programa de radio

El otro día mi padre me enseñó un blog en el que ponen problemas y acertijos de matemáticas para niños. El problema era sobre un donut. Decía que como se podía cortar en ocho trozos iguales haciendo nada más que tres cortes con un cuchillo.

Estuve pensando un ratito y al final encontré la solución. Primero había que cortar por la mitad, poner un trozo encima del otro, después volver a cortar por la mitad y poner los cuatro trozos uno encima del otro y volver a cortar por la mitad y salían ocho trozos. Mi padre se sabía otra solución.

Esos problemas los dicen también por la radio y luego los lunes dan las soluciones que mandan los niños. Yo mandé por correo la solución y el lunes la contaron por la radio. Me hizo mucha ilusión cuando dijeron mi nombre y leyeron lo que yo había escrito.

Mi padre ha descargado el sonido del programa y os lo dejo aquí para que lo escuchéis.