Yo voto por no ir a votar

yovotopornoiravotarEsta semana publico artículo en el Semanario Más, y hablo de política. Supongo que es un artículo que no gustará demasiado y que se puede considerar incluso políticamente incorrecto, pero es que al final uno termina hartándose y cansándose de tanta palabrería inútil y de tan pocos hechos.

A la hora de echar las cuentas tras unos comicios el partido ganador suele hablar de que ha conseguido un porcentaje determinado de votos, y no deja de ser cierto si sólo se tienen en cuenta las personas que han acudido a votar, pero si se tuviera en cuenta a los que deciden no acudir a las urnas el porcentaje bajaría de forma considerable. En mi artículo defiendo la opción de no ir a votar en las próximas elecciones como forma de castigo tras la inutilidad demostrada en estos últimos meses.

Después de los resultados de diciembre hemos pasado cuatro meses en los que ha habido postureo, teatro y… nada más, los políticos han hablado de mucho de pactar pero de los ciudadanos se han olvidado, somos segundo plato o incluso postre, pero es que además se volverán a presentar los mismos que fracasaron a la hora de formar un gobierno, así que yo voto por no ir a votar…

Dejo aquí el artículo completo:

Acaban de disolverse las Cortes y el ya expresidente del Congreso, Patxi López, nos está invitando a acudir a las urnas el próximo 26 de junio. No ha empezado la campaña pero todos somos conscientes de que los partidos están inmersos en ella. Creo que no estaría de más reflexionar durante este tiempo y preguntarnos por la clase de dirigentes políticos que tenemos, ¿los que nos merecemos? Nos vamos a pasar ocho o nueve meses sin gobierno y eso si todo va bien ¿y quiénes son los responsables, ellos o nosotros? Las respuestas me parecen más que evidentes…

Se me hace harto difícil comprender que desde el mes de diciembre pasado los líderes políticos no hayan sido capaces de llegar a unos mínimos acuerdos, parece que lo único que les importaba (a todos) era colocarse ellos. En cualquier situación de la vida, cuando se pasa por dificultades, se termina llegando a alguna solución, está visto que en la política española eso no sucede. Parece que los políticos viven en un estado permanente de encabronamiento los unos contra los otros y contra los de más allá, se les llena la boca hablando de acordar y negociar, pero a la hora de la verdad, nada de nada y a las pruebas me remito.

Por eso creo que no estaría de más exigir que quienes no han sabido llegar a acuerdos, quienes no han sabido formar un gobierno, diesen un paso atrás, por incompetentes. Si no han sido capaces de acordar algo tan importante como la formación de un gobierno, ¿quién nos garantiza que en el futuro vayan a defender el interés de este país cuando parece claro que sólo les preocupa el suyo propio? Tenemos problemas acuciantes que solucionar como la situación de la educación o el futuro de las pensiones por poner sólo dos ejemplos y mientras ellos siguen a lo suyo.

Pasividad e inacción, y mucho postureo y teatro, eso es lo único que hemos tenido. Los Rajoy, Sánchez, Iglesias y Rivera han demostrado poca capacidad, y por eso creo que es el momento de mandarlos bien lejos. No podemos echarlos a todos que es lo que sucedería en cualquier empresa, pero a lo mejor el día de las elecciones deberíamos olvidarnos de ellos, de todos ellos. Yo voto por no ir a votar.

 

Anuncios
Yo voto por no ir a votar