Autor: José Luis

La pelota en el tejado del otro

No, no se han contado bien las cosas (una vez más), y eso supone un problema. Creo que los madrileños somos perfectamente conscientes de que nuestra comunidad ha sido la más castigada por la COVID-19 y ahora mismo hay bastantes dudas de que el sábado, desde el ministerio de sanidad, se autorice el paso a la fase I. Dejemos que los expertos, esos que no sabemos quienes son para que no se sientan presionados, tomen la decisión que corresponda.

Photo by CDC on Pexels.com

Ahora bien, sea cual sea la decisión que tomen, tengo la sensación de que la Comunidad de Madrid ha metido en un buen problema al gobierno y me explico:
a) Si desde el ministerio de sanidad no se autoriza el cambio de fase nos vamos a encontrar con que bares y algunos comercios, entre otros establecimientos, no podrán abrir el próximo lunes y estoy completamente seguro que en ese caso desde la comunidad directamente se va a poner el foco en el gobierno, van a decir que es una medida política y no sanitaria, que ellos cumplían los requisitos, que se hace para ir contra una comunidad del PP…, excusas varias en definitiva.
b) Si desde el ministerio de sanidad se autoriza el cambio de fase y por el motivo que sea (salida de los niños, paseos autorizados, deporte, paso a la fase I…) de pronto se produce un rebrote la culpa se le va a echar también al ministerio de sanidad por permitir ese paso cuando a lo peor no se daban las circunstancias para haberlo dado.
c) Si todo fuera bien, que ojalá sea así, simplemente se dirá que se ha hecho lo que había que hacer y el tanto se lo apuntan ellos.

Política, la sucia política.

Presiones, libertad y transparencia

Les pido que vean y escuchen con atención este fragmento de vídeo:

Fernando Simón no ha dado los nombres de los integrantes del comité que decide cuando cambia cada comunidad de fase. Se escuda en que “las presiones que sufrirían haría muy difícil trabajar con la suficiente libertad”.

Me parece un error, un grave error: Soy de los que piensan que estos expertos deben ser conocidos. En primer lugar en un ejercicio de transparencia y en segundo porque así les podremos juzgar, pero es que además cuando dices algo y firmas con tu nombre eres más libre y más independiente. Por otra parte, ¿cómo podremos estar seguros de que no van a recibir presiones de los que sí conocen sus nombres?

La transparencia, y más aún en una situación como esta, te protege más de lo que te expone. Pero transparencia en esta crisis, entre poca y ninguna, y aquí no se salva ninguno, ni gobierno, ni comunidades autónomas, ni nadie. He dicho.

Cambio de fase y preguntas

Llevo varios días escuchando y leyendo que comercios y bares abrirán sus puertas a partir del próximo lunes día 11. Yo había entendido que para que sucediera eso iba a ser necesario estar en la fase I del proceso de ‘desescalada’ y también había entendido que era el gobierno, o el Ministerio de Sanidad más concretamente, quién decidía quien podía o no podía pasar en base al cumplimiento de ciertos marcadores que iban a ser públicos y transparentes.

¿Estamos dando todos por hecho que todas las comunidades autónomas/provincias van a estar sí o sí en la fase I el próximo lunes? ¿No hay que cumplir antes con una serie de marcadores para ello? ¿No debe solicitar el cambio de fase primero la comunidad autónoma al ministerio? ¿No debe el ministerio aprobar a continuación ese cambio de fase? Lanzo estas preguntas porque la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha dejado en el aire esta mañana en una entrevista en RNE el solicitar al ministerio el cambio de fase en Madrid. Ciertamente no solicitar el cambio de fase ralentiza aún más la recuperación económica, creo que es algo que no escapa a nadie, pero todos estaremos de acuerdo -vale, seguro que algunos no- en que lo que hay que priorizar por encima de todo es el tema de la salud. También entiendo que solicitar el paso a la siguiente fase y que llegue el ministerio y te diga que no porque no se cumplen los requisitos es un golpe importante y nadie querrá verse en esa situación, así que lo más lógico sería solicitar ese paso solo cuando uno esté más que completamente seguro de que se puede y se debe dar.

Veo muchas aristas en este asunto porque cuando unas zonas vayan viendo que sus vecinos abren y tú no lo puedes hacer porque o bien tu comunidad autónoma no lo ha solicitado o bien porque el ministerio ha decidido que no se cumplen determinados criterios se van a empezar a generar ciertos problemas y malos rollos como vulgarmente se dice. Y todo esto suponiendo que el tema vaya razonablemente bien y no se produzcan rebrotes ni vueltas atrás. Veremos que sucede en los próximos días.

Actualización 19,30h: La Comunidad de Madrid finalmente sí pide pasar a la fase I, ahora habrá que ver qué dice el Ministerio y que pasa con el resto de comunidades…

30 de diferencia en Telegram

Desde hace casi 5 años 30 de diferencia se puede seguir también por Telegram. Es muy probable que muchos de los lectores del blog tengan esta aplicación instalada en su móvil (tiene versiones para Android, iPhone/iPad, y Windows Phone o incluso accedan a través de la web).

Durante algún tiempo ha coexistido también un canal en Whatsapp, pero hace unas semanas decidí eliminarlo por una cuestión de seguridad ya que cualquier persona que accedía al canal tenía acceso a los números de teléfono del resto de suscriptores, algo que no sucede en Telegram donde es posible utilizar un alias.

Si alguien está interesado en seguir el blog lo podéis hacer directamente desde la aplicación pulsando en la lupa y buscando @blog30dediferencia o también haciendo clic directamente en este enlace: Canal de 30dediferencia en Telegram

Club de lectura virtual (II) – Aventureros entre libros

Hace un par de semanas publicaba una entrada aquí en el blog hablando de la puesta en marcha de un club de lectura virtual para niños.

Y terminaba esa entrada anunciando que el segundo libro que íbamos a leer era La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Tengo que reconocer que es uno de mis libros preferidos, no sé cuántas veces lo habré leído, de chavalillo por lo menos media docena de veces… Y además creo que cada vez que uno lo lee encuentra detalles nuevos en la historia.

No iba a ser una lectura fácil, recuerdo que los chavales andan por los 10-11 años (5º Primaria), y entiendo que no están acostumbrados a este tipo de lecturas. Para alguno de ellos habrá sido probablemente uno de los libros más ‘largos’ que hasta ahora se hayan leído. El lenguaje no es que sea difícil pero estaba completamente seguro de que muchas palabras eran totalmente nuevas para ellos. Ciertamente la lectura en dispositivos electrónicos, ya sean tabletas o lectores electrónicos, permite solventar esto con una simple pulsación sobre la pantalla, pero contaba con que a alguno de ellos las dificultades les podían invitar a abandonar la lectura desde las primeras páginas.

Como en la ocasión anterior había un par de semanas para leer el libro. En la reunión intermedia les propuse que por grupos se documentaran sobre la vida del autor, sobre cómo se había escrito la novela y que nos hablaran de los personajes, también les invite a que el que quisiera escribiera un final alternativo del libro, distinto en definitiva del original. Es una forma de que durante la semana tengan que ‘juntarse’ virtualmente (y ciertamente no se apañan mal) para preparar la actividad.

En esta ocasión han sido menos los que se han terminado el libro, alguno abandonó al poco de empezar, otros se leyeron solo unas pocas páginas, pero también los ha habido que se lo han terminado y además han disfrutado, que al final es lo más importante, con las aventuras de Jim y John Silver. Una de las actividades que hacemos en la reunión en la que ponen un poco en común lo que les ha parecido la historia es dar una puntuación al libro. Yo les digo que no pasa nada si no les ha gustado y le dan una nota baja, pero me sorprendió (y me agradó) ver que la nota media de La isla del tesoro ha sido 8,2.

Como siempre al terminar elegimos el siguiente libro para el club, en este caso se trata de Cuando Hitler robó el conejo rosa, de Judith Kerr. Había alguna opción más pero al final esta fue la elegida. En mi opinión se trata de un libro de ‘más fácil lectura’, es más corto y el lenguaje les puede resultar más cercano. Es una historia con mucho fondo, un título con mucha metáfora, y tengo mucha curiosidad por ver qué me cuentan. Por cierto que en la siguiente reunión debíamos elegir nombre para el club. Y como esa reunión ya se ha celebrado y lo hemos elegido os anuncio que nuestro club ya tiene nombre: Aventureros entre libros.

Aquí os dejo un enlace con la opinión de Carla y su final alternativo. Si llega alguna más la iré incluyendo aquí.

Inmunidad de grupo y vuelta al cole

Creo que los expertos sanitarios deben dar su opinión, guste o no guste, independientemente de ideologías políticas, tienen que decir lo que dicta la ciencia. Y también creo que los políticos deben escucharlos, tener en cuenta sus apreciaciones y luego tomar decisiones en consecuencia. Decisiones que puede que no coincidan con todo lo que dicen los expertos, pero que deben tener en cuenta lo que les han dicho.

No sirve que los políticos se escuden en “lo dicen los técnicos, lo dicen los expertos”. Si se hiciera todo lo que dicen los expertos no necesitaríamos para nada a los políticos y nos los podríamos ahorrar (que, por cierto, quizás no fuera mala cosa). De un político esperamos que gestione, que tome decisiones.

Viene todo esto al hilo de que acabo de leer unas declaraciones de un pediatra, Fernando García-Sala, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria, en las que dice que ‘los menores no deberían volver al colegio hasta que no se consiga una “inmunidad de grupo”, con más del 60 % de la población inmune a la COVID-19’. Y habla de septiembre/octubre como fecha de vuelta al cole…

Leo otro artículo en el que según un estudio de la Universidad de Harvard (14 de abril de 2020) la inmunidad de grupo no se alcanzará hasta julio… de 2022. ¡¡2022!!

Escuchaba a un doctor decir que ahora que se están empezando a realizar pruebas a sanitarios el número de positivos entre ellos ronda el 20%. Con lo que se puede suponer que como máximo debe andar por ahí el número de personas que han/hemos sido contagiadas y gozarían/gozaríamos de una posible inmunidad (porque tampoco parece que sea algo que esté demasiado claro).

No soy para nada experto, ni epidemiólogo ni nada que se le parezca, pero a mí esos datos se me quedan muy, muy cortos para pensar que en septiembre/octubre se pueda hablar de inmunidad de grupo, pero evidentemente no voy a llevar la contraria a los expertos (aunque ellos mismos no se pongan de acuerdo). Sí que quiero poner el acento en que lo de la vuelta al cole lo vemos hoy, a finales de abril, como algo muy, muy lejano, pero no estaría de más ir pensando en ello, que luego a este gobierno le pasa como con todas las cosas, que se hacen deprisa y sin pensarlas bien, y hay que cambiarlas y rectificarlas.

Fases y desfases

¡Qué nadie se preocupe! Lo he dicho ya en varias ocasiones, es necesario que haya tranquilidad, mucha tranquilidad, de lo que ayer tarde tras el consejo de ministros dijo Sánchez a lo que se nos dirá el sábado tras las pertinentes rectificaciones y por supuesto la medalla en la solapa que se pondrá Iglesias antes de pasar a la siguiente fase, mediará un abismo.

Según lee uno un periódico u otro resulta que no está del todo claro si se puede salir a hacer deporte el día 2 como nos dijo el presidente el fin de semana pasado o se podrá hacer el día 4 que es cuando empieza la fase 0.

Esto es una opinión muy subjetiva, pero la falta de credibilidad del gobierno crece día a día. También lo he comentado otras veces, rectificar es de sabios… y de Sánchez. Demasiadas incertidumbres, demasiado caos…, y es verdad que nunca nos habíamos enfrentado a una situación como esta, pero es que hoy uno dice A y mañana el otro dice B, así que yo hasta que no salga Iglesias diciendo C no me creo nada.

De las fases no voy a hablar, creo que en la tercera nos encontraremos todos (chiste malo), pero lo que es casi seguro es que antes de que las entendamos del todo ya habremos salido de esta. Eso sí, si yo fuera directivo de una televisión iba creando un “Master President”, todos los domingos en prime-time un programa nuevo, con un formato en el que los telespectadores pudieran votar online, tipo Eurovisión, dando puntos a las provincias amigas… “Toledo güan poin que había mucha gente en Zocodover sin guardar la distancia de seguridad, Cádiz chu poins, mucha gente en las terrazas tomándose sus cervecitas… Cáceres tuel poins, que los cacereños han cumplido con todas las medidas”. Y al final del todo, salen Sánchez o Illa y dicen Barcelona no pase a la fase I, Guipuzcoa pase a la fase II, Madrid se queda en la fase 0… Éxito asegurado y nosotros entretenidos. ¿Qué más quieren?