Mes: agosto 2020

Ahora

Desafortunado no, lo siguiente. Así considero el tuit del PSOE publicado hace unas horas y que dice textualmente: “Ahora es el momento de ocuparse de la pandemia”. ¿Ahora? ¿Estamos de broma? Con 50.000 fallecidos no oficiales y decimos que ahora es el momento.

Lo cierto es que estando detrás Rafael Simancas no sé porque me extraño. Este señor ya dejó joyas hace unos meses…

Vuelta al cole, o no

Fuente: Pixabay

La vuelta al cole está aquí, y ahora están entrando todas las prisas que no ha habido en los últimos seis meses.

Sanidad y Educación convocan a las comunidades autónomas el próximo 27 de agosto para “abordar” la vuelta al cole.
27 de agosto. Desde que se cerraron los colegios sabíamos que la vuelta al cole ya fuese en abril, en mayo, en junio o en el peor de los casos en septiembre iba a ser un enorme desafío. Pero lo dejamos para el 27 de agosto. No se podía saber.

Hoy, 20 de agosto, Moreno y Feijóo piden un calendario y protocolo “únicos” para la vuelta al cole. Lo piden hoy, 20 de agosto. No se podía saber.

Ahora nos llevamos las manos a la cabeza por la ausencia de protocolos para la vuelta al cole, pero que nadie se engañe, desde enero o febrero o marzo estamos yendo siempre por detrás, intentando tapar vías de agua con las manos mientras el Titanic se va a pique. No se podía saber.

Pregunta que puede molestar pero que me parece pertinente: ¿Se ha decidido sacrificar un curso escolar para intentar salvar la temporada del turismo y la hostelería? Llevamos meses discutiendo y a vueltas con el aforo de bares y terrazas, ahora, a 20 de agosto, empezamos a ver qué hacer con los coles.

Huelga convocada en Madrid. Pero sólo en Madrid. Evidentemente es que en el resto de comunidades autónomas la vuelta al cole está perfectamente planificada y estudiada, en el resto de España no hay riesgo de contagios, parece. ¿O no?

En este tiempo, ¿desde las administraciones se han puesto medios para que profesores y alumnos puedan trabajar desde casa, o volvemos a dejar que tiren con lo que haya en casa?

La portada y el editorial de El Mundo de hoy seguro que no han gustado a muchos profesores madrileños porque les pone abiertamente en el disparadero. Que nadie se engañe, en este tema, como en todos, vuelve a primar la política y la ideología, unos contra otros y los otros contra los unos. Y ojo porque si las familias no apoyan la huelga, el profesorado, puede salir muy tocado de todo esto.

En fin, ¿alguien sabe a partir de septiembre a qué hora toca salir a aplaudir a los balcones?

[Libros] El disputado voto del señor Cayo, Miguel Delibes

Habíamos estado hablando en casa de Miguel Delibes y casualmente en Ebiblio encontré El disputado voto del señor Cayo, así que dicho y hecho, libro al Kindle.

Título: El disputado voto del señor Cayo
Autor: Miguel Delibes
ISBN: 9788423328147 
Editorial: Destino.
Número de páginas: 187
Fecha de publicación: Agosto 1978
Sinopsis: En El disputado voto del señor Cayo, Delibes aborda un tema que es una de las grandes tragedias de nuestro tiempo: el abandono del campo. A uno de los muchos pueblos prácticamente vacíos y en ruinas del norte de Castilla llega un grupo de jóvenes militantes de un partido político a hacer propaganda electoral. Los recibe el señor Cayo, uno de los dos vecinos que quedan en el pueblo. Su vida es casi robinsoniana, su hablar reposado, lleno de una ancestral sabiduría que infunde un hondo sentido humano de su persona. El lenguaje crudo y desenfadado de los jóvenes que le visitan, cultos a veces, inconscientes otras, es el contrapunto necesario para poner en evidencia la distancia que separa dos culturas, dos formas de vivir y de ver el mundo. Una que desaparece sustituida poco a poco por otra urbana, ruidosa y masificada

Opinión personal: Un libro que ha envejecido tan bien que se podría considerar que sigue estando de actualidad. Publicado durante la transición, en momentos de efervescencia democrática, nos trae a un partido progresista, posiblemente el PSOE, con unos jóvenes ilusionados ante el futuro. Se acercan las elecciones y hay que buscar hasta el último voto. Eran tiempos distintos, pasquines, folletos, brocha y cola para los carteles, mítines electorales… Pero aunque lo pueda parecer no es ese el tema central de la novela, sino la España vacía o vaciada que se dice ahora. Pueblos en los que apenas quedan algunos viejos, los jóvenes marcharon a las capitales buscando un futuro mejor, salir de aquellos pueblos en los que no hay “nada” aunque esté todo. La historia transcurre en esa tarde en la que el grupo de jóvenes llegan a un pueblo y se encuentran con el señor Cayo. Un “paleto” al que uno de ellos trata con la prepotencia típica del que sabe más que nadie, del que ha estudiado una carrera, pero que desde la mayor de las humildades, y la sabiduría de lo mucho vivido termina dándoles una auténtica lección de vida.
Un mundo que no necesita tanto de ideologías y cultura urbana, un mundo que seguro que muchos envidian porque en él no falta nada.

Siempre he disfrutado con los libros de Delibes, un autor sobrio, con un lenguaje sin florituras con el que es capaz de construir frases precisas y contundentes, llenas de significado y para nada vacías. Una magnífica lectura para entender mejor el mundo en el que hoy vivimos.

40 años han tenido que pasar…

Sale un tuit del ministerio de sanidad diciendo que “Hemos decidido adoptar por primera vez en democracia actuaciones coordinadas en en materia de salud pública en beneficio de todas las Comunidades Autónomas de España. Estas medidas han sido adoptadas por unanimidad”.

¿En serio están diciendo que NUNCA en democracia se había actuado coordinamente en materia sanitaria? ¿Y ahora, qué? ¿Salimos a aplaudirles o les corremos a gorrazos a todos, gobiernos y autonomías sin diferencia alguna?

Luego nos extrañará que vengan los populistas con mensajes incendiarios hablando de las comunidades autónomas, pero es que se lo están poniendo a huevo.

[Libros] Donde fuimos invencibles, María Oruña

Tercero de los libros con la teniente Valentina Redondo como protagonista. Tenía ganas y quería leerlo antes de que en los próximos días se ponga a la venta la última novela de María Oruña…

Título: Donde fuimos invencibles
Autora: María Oruña.
ISBN: 9788423353668
Editorial: Destino.
Número de páginas: 416
Fecha de publicación: Abril 2018
Sinopsis: El verano está terminando y la teniente Valentina Redondo está contando los días para empezar sus vacaciones. Pero algo insólito sucede en el centro mismo del pueblo costero de Suances: el jardinero del antiguo Palacio del Amo ha aparecido muerto en el césped de esa enigmática propiedad.
El palacio es una de las casonas con más historia de los alrededores, y después de permanecer mucho tiempo deshabitada, el escritor americano Carlos Green, heredero de la propiedad, ha decidido instalarse temporalmente en el lugar donde vivió sus mejores veranos de juventud. Pero la paz que buscaba se verá truncada por el terrible suceso, y aunque todo apunta a una muerte por causas naturales, parece que alguien ha tocado el cadáver, y Carlos confiesa que en los últimos días ha percibido presencias inexplicables a la razón.
A pesar de que Valentina es absolutamente escéptica en torno a lo paranormal, tanto ella como su equipo, e incluso su pareja, Oliver, se verán envueltos en una sucesión de hechos insólitos que les llevarán a investigar lo sucedido de la forma más extravagante y anómala, descubriendo que algunos lugares guardan un sorprendente aliento atemporal y secreto y que todos los personajes tienen algo que contar y ocultar.

Opinión personal: Me gustaron, y bastante, los dos primeros libros de la saga, pero tengo que reconocer que este último me ha decepcionado un tanto.
Ciertamente se vuelve a disfrutar con las descripciones de los paisajes cántabros, posiblemente lo mejor de toda la novela, pero en esta ocasión tengo que decir que tanto fantasma me ha sobrado 😀
La historia me ha resultado algo simplona, demasiado plana y no ha conseguido engancharme como sucedió con las dos entregas anteriores.
Desconozco si la autora tenía intención de escribir una trilogía desde el principio o si más bien el éxito de la primera novela le llevo a exprimir la teta hasta que se pudiera. No me parece mal, creo que los autores están en su derecho y a mí personalmente me gustan las sagas. Pudiera ser que en este caso se trata de un simple tropiezo, pero también podría suceder que ya se ha socado todo lo que se podía de estos personajes.
Volveré a dar una oportunidad a María Oruña porque me gusta su forma de escribir, pero ahora necesito (y creo que ella también) un cambio de registro.

[Libros] El oficio del mal, Robert Galbraith (J.K. Rowling)

Tercero de los libros protagonizados por Cormoran Strike y Robin Ellacott. Uno ya sabe lo que se puede encontrar cuando entra en una saga, y aunque no termina de convencerme reconozco que vuelvo una y otra vez…

Título: El oficio del mal.
Título original: Career of Evil.
Autor: Robert Galbraith (seudónimo de J.K. Rowling).
Traductora: Gemma Rovira Ortega.
ISBN: 978-84-9838-742-1
Editorial: Salamandra.
Número de páginas: 576.
Fecha de publicación: Noviembre 2016
Sinopsis: En un paquete misterioso que ha llegado a la oficina, Robin Ellacott encuentra, horrorizada, una pierna de mujer.
Su jefe, el detective privado Cormoran Strike, se muestra tanto o más sobresaltado ante el hallazgo, aunque mucho menos sorprendido. Hay cuatro personas de su pasado que podrían estar involucradas en el envío, y Strike sabe que todas ellas son capaces de actuar de una forma tan cruel y abominable.
Mientras la policía se concentra en la única pista que Strike ya ha descartado, éste y Robin deciden investigar por su cuenta y se sumergen en el mundo siniestro de los otros tres sospechosos. Pero cuando varios hechos igual de aterradores empiezan a sucederse, Strike y Robin se dan cuenta de que el tiempo se les agota por momentos…
Además de una trama de suspense ingeniosamente construida y repleta de giros inesperados, El oficio del mal nos ofrece una historia apasionante sobre un hombre y una mujer en una encrucijada tanto personal como profesional. Un libro que te atrapa hasta la última página.

Opinión personal: En este tercer libro de la saga lo que más me ha gustado es que por fin conocemos mejor a los personajes, tanto a Cormoran como a Robin. La autora nos habla de su pasado, nos descubre hechos que les sucedieron hace años y que son importantes, casi fundamentales, para la trama. De hecho hay momentos a lo largo del libro en los que la trama y la investigación quedan en un discreto segundo plano.
Cada vez en estas historias tiene más peso la protagonista femenina, Robin, y es algo que personalmente me gusta, ir viendo su evolución a lo largo de cada una de las historias, ir viendo como la tensión “amorosa” entre los protagonistas va poco a poco creciendo y estar expectante ante lo que puede llegar.

Y dicho lo mejor de la historia, lo que menos me convenció fue el final de la trama, es cierto que en la novela negra se utiliza mucho la trampa, el giro inesperado, pero creo que la autora no lo necesitaba, aún así y siendo probablemente de los tres primeros el que más critica positiva ha recibido a mí personalmente me decepcionó un tanto. Supongo que llega un momento en que uno exige cada vez más a sus autores preferidos, que espera mucho de ellos, posiblemente más incluso de lo que pueden dar, y quizá por ello es por lo que la historia no terminó de convencerme.

Aún así creo que los seguidores de J.K. Rowling, y en concreto de esta saga de Cormoran Strike no se sentirán defraudados con la historia.

Radar Covid instalada

Ayer me descargué e instalé Radar Covid, la aplicación oficial del gobierno de España para el rastreo de contactos infectados por Covid-19. Podemos discutir si se ha tardado demasiado en implantarla (que va a ser que sí), si no se podía haber utilizado un código abierto como se ha hecho en otros países (que también va a ser que sí)… pero en cualquier caso ya está disponible y lo único que falta es que todas las comunidades autónomas la incorporen a sus sistemas, como muy tarde el próximo 15 de septiembre (algo que uno no termina de comprender, pero es lo que tiene el vivir en un reino de taifas en el que cada cual lleva la sanidad como le viene en gana).

La aplicación es similar a las creadas por otros países como Alemania o Italia y se basa en llevar un registro de con quién te has cruzado, lo que comúnmente se denomina rastreo de contactos. Toda esta información se utiliza para determinar cuál es tu riesgo de contagio al detectar el móvil si has estado en contacto con alguien que posteriormente ha confirmado estar infectado.

En la práctica esta aplicación automatiza el trabajo que llevarían a cabo los rastreadores (personas que se dedican a investigar a toda la gente con la que se ha estado en contacto una persona con diagnostico de Covid-19 confirmado). Según la prueba piloto llevada a cabo en La Gomera los resultados son bastante prometedores y mejoran notablemente los resultados proporcionados por humanos, algo que no parece tampoco complicado si vemos que algunas comunidades autónomas no han andado demasiado duchas en esto de contratar rastreadores.

Además de informar sobre el riesgo de contagio la aplicación permite comunicar que has dado positivo por Covid-19, algo fundamental para que el sistema funcione correctamente. Las autoridades sanitarias en ese caso nos indicarán un código numérico que habrá que proporcionar a la aplicación para evitar que algún gracioso se pase de listillo y quisiera engañar a la aplicación creando el pánico entre sus contactos.

Mucho se ha hablado sobre privacidad, información personal, ubicación… y es que parece que había una cierta controversia sobre si estaríamos dispuestos a ceder nuestros datos…, como si no fuera algo habitual al instalar en nuestros dispositivos aplicaciones de redes sociales o compartir imágenes sin ir más lejos…

Por cierto, un detalle que no me ha gustado nada. La aplicación no es compatible con versiones antiguas de Android o de iOS. Una de mis hijas no ha podido instalarlo porque la aplicación no es compatible con su dispositivo ¿?. Seguro que muchos chavales llevan lo último de lo último, pero otros llevan los móviles que van quedando por casa, y seguro que muchas personas mayores tampoco tienen la última versión en sus móviles… Es un fallo y no me parece menor.

En cualquier caso el éxito de la aplicación pasa porque los usuarios la instalemos masivamente, las comunidades autónomas dejen de tocar las narices y se pongan manos a la obra y se use correctamente.

Descarga de la app en iOS
Descarga de la app en Android

[Aranjuez] Triste abandono de la Azuda de la Montaña

No es la primera vez, y seguramente tampoco será la última, pero a veces no queda más recurso que el de la pataleta, a veces incluso la casualidad hace que al poco de publicarse estas líneas en un blog de corto recorrido como este alguien levante el teléfono y una cuadrilla de operarios pase por allí y adecente la zona.

La situación de la Azuda de la Montaña ha sido un despropósito desde prácticamente su creación. Una inversión millonaria que termina yéndose a la basura porque nadie le pone remedio…

¿Se acuerda alguien de los puntos de luz que bordeaban los caminos que llevaban a la Azuda? Duraron menos que nada, ni se repusieron, ni se buscaron alternativas, ni nada de nada, y a día de hoy estarán adornando el jardín de algún listillo sin que a ningún responsable se le haya caído la cara de la vergüenza. La propia noria, ¿se acuerda alguien de cuánto tiempo estuvo funcionando, qué sucedió, se hizo mal desde el principio, o fue la falta de mantenimiento? Las caceras que van junto a los caminos, ¿cuánto tiempo hace que no corre el agua por ellas? Las fuentes de agua potable, al menos yo recuerdo cuatro ¿funcionan?, de alguna ya por no quedar ni la misma fuente siquiera…

¿Se riega la zona con frecuencia, desde cuando se lleva sin desbrozar? Entiendo que durante los meses de marzo y abril la zona pudiera estar más descuidada de lo normal, pero los rastrojos y la broza se comen los caminos desde entonces y si no fuera por los paseantes que frecuentan la zona, la gente que va a correr o en bicicleta seguramente alguno de los caminos ya estaría completamente cerrado.

El concejal del ramo criticaba cuando estaba en la oposición (es muy fácil hacerlo cuando no se tiene ninguna responsabilidad) la desidia de los que había antes, pues bien señor González Granados, ni más ni menos que la suya. Uno ya no sabe si es desidia, si es desinterés, si es ineficacia o si es ineptitud, o quizá, sólo quizá sea un poco de todo.