Mes: junio 2020

[Libros] La Nena, Carmen Mola

Otra lectura que aproveché para tomar en préstamo e Ebiblio, servicio gratuito de préstamo de libros electrónicos ofrecido a través de las bibliotecas públicas. Un servicio que recomiendo a cualquier lector y que además sigue mejorando a pasos agigantados con el paso del tiempo.

Título: La Nena
Autora: Carmen Mola
Editorial: Alfaguara
ISBN: 9788420453965 
Fecha de publicación: Mayo 2020
Número de páginas: 388
Sinopsis: Es la noche del fin de año chino, empieza el año del cerdo. Chesca, al mando de la Brigada de Análisis de Casos desde hace un año, ha quedado con Ángel Zárate, pero en el último momento este le da plantón. Aun así, ella sale a divertirse, conoce a un hombre y pasa la noche con él. A la mañana siguiente, tres hombres rodean su cama, a la espera de unirse al festín. Y un repulsivo olor a cerdo impregna la estancia.
Después de un día entero sin dar señales, los compañeros de la BAC empiezan a buscar a su compañera. Cuentan con una ayuda inestimable: Elena Blanco, que aunque dejó la policía tras la debacle que supuso el caso de la Red Púrpura, no puede dar la espalda a una amiga. Pronto se darán cuenta de que tras la desaparición de Chesca se esconden secretos inconfesables.

Opinión personal: Carmen Mola, o quienquiera que esté detrás de ese seudónimo, se ha ganado un hueco entre los autores de novela negra en nuestro país con sus tres libros protagonizados por la inspectora Elena Blanco.
En esta tercera entrega de la serie volvemos a encontrar el ritmo trepidante de la narración de los anteriores volúmenes, una trama igual de macabra y por tanto no apta para estómagos sensibles, escenas muy fuertes, desagradables incluso, y esos personajes detestables a los que ya nos habíamos acostumbrado en las entregas anteriores y que tan bien encarnan el mal más aborrecible.
En esta historia sale a la luz el oscuro pasado que guarda una de las tristes protagonistas de la historia y algo que no termina de gustarme son las referencias a los libros anteriores, y es aunque los libros se pueden leer de forma independiente, son demasiadas las cosas que nos podemos perder si no se siguen de forma secuencial. Entiendo que Carmen Mola ha creado una saga de éxito y pretenderá seguir explotándola durante más tiempo, pero ya tengo ganas de encontrar otra historia que al menos no tenga una relación directa con las protagonizadas por la inspectora Elena Blanco.
¿Mejor, peor que las anteriores? Pues sinceramente no sabría decir, me ha parecido bastante similar, y supongo que ya no me sorprende su truculencia por lo que me llama menos la atención, pero en cualquier caso es una historia con la que disfrutarán los amantes del género.

[Libros] El mal de Corcira, Lorenzo Silva

Ha sido una grata sorpresa encontrar el último libro de Lorenzo Silva en Ebiblio de la Comunidad de Madrid, un servicio que cada vez funciona mejor y que trae las novedades prácticamente al momento de su publicación. Supongo que además han debido aumentar el número de reservas disponibles porque entendiendo que cada vez somos más las personas registradas lo cierto es que las últimas novedades como El mar de Corcira, La nena o El enigma de la habitación 622 entre otros los he podido pasar a mi Kindle sin esperar a que otros usuarios devolvieran sus reservas y eso que, como quien dice, están recién publicados.


Título: El mal de Corcira
Autor: Lorenzo Silva
Editorial: Destino
ISBN: 9788423357789 
Fecha de publicación: Junio 2020
Número de páginas: 544
Sinopsis: Un varón de mediana edad aparece desnudo y brutalmente asesinado en una solitaria playa de Formentera. Según varios testimonios recogidos por la Guardia Civil de las islas, en los días previos se lo había visto en compañía de distintos jóvenes en locales de ambiente gay de Ibiza. Cuando sus jefes llaman a Bevilacqua para que se ocupe de la investigación y lo informan de la peculiaridad del muerto, un ciudadano vasco condenado en su día por colaboración con ETA, el subteniente comprenderá que no es un caso más.
Para tratar de esclarecer el crimen, y después de indagar sobre el terreno, Bevilacqua tendrá que trasladarse con su equipo a Guipúzcoa, el lugar de residencia del difunto, a una zona que conoce bien por su implicación casi treinta años atrás en la lucha antiterrorista.
Allí deberá vencer la desconfianza del entorno de la víctima y, sobre todo, lidiar con sus propios fantasmas del pasado, con lo que hizo y lo que dejó de hacer en una «guerra» entre conciudadanos, como la que veinticinco siglos atrás hubo en Corcira  —hoy Corfú— y que Tucídides describió en toda su crudeza. Esos fantasmas lo conducirán a una incómoda pregunta que como ser humano y como investigador criminal le concierne inexcusablemente: ¿en qué medida nos conforma aquello contra lo que luchamos?

Opinión personal: El mal de Corcira me ha gustado mucho, muchísimo. Me parece un libro muy redondo, escrito con el sello inconfundible del autor, este mal de Corcira me ha resultado, sin duda ninguna, el más Bevilacqua y Chamorro de toda la saga. Y para mí, personalmente, el mejor de todos. Es una novela policiaca, sí, pero es también un auténtico ensayo sobre unos tiempos muy convulsos en el que el autor nos deja su opinión, sus sentimientos, sus emociones respecto a un tema que no puede dejar indiferente, el terrorismo de ETA.
Lorenzo Silva no se pone de perfil y habla claro. Alto y claro. Y por eso mismo seguramente las páginas de este libro no gustarán a muchos, porque no se gastan medias tintas. Se le podrá acusar de tibio, de no tomar partido, pero mi impresión es que no hay tibieza y Silva, a través de Bevilacqua toma claramente partido, partido por el estado de derecho, que tiene sus imperfecciones, sus errores, sus problemas, que será mejorable pero que es lo mejor que tenemos.

La historia se desarrolla tras una intervención más o menos rutinaria en la que la compañera de Bevilacqua, la brigada Chamorro, es gravemente herida, a continuación Vila recibe una llamada del que ya es teniente general de la Benemérita, vuecencia Pereira. Y así, sin haber terminado de cerrar el caso en el que resultó herida Chamorro, Vila tendrá que marchar a las Baleares para investigar un asesinato. El asesinato de un antiguo militante etarra. La investigación no parece demasiado complicada pero irá sirviendo para que Bevilacqua recuerde y desgrane su pasado ahí arriba, desde que llegó hace treinta años y lo que vivió, los horrores, los sufrimientos, sus dudas, sus vacilaciones, el intentar entender al otro…

Por cierto, como detalle curioso, en medio de la novela nos aparece la policía nacional Mauri, así que supongo que a no mucho tardar tendremos nueva entrega con las aventuras de esta otra policía y supongo que de nuevo escrita a cuatro manos.

Por cierto que si alguien quiere comenzar a leer las primeras páginas de este libro puedo hacerlo desde aquí.

[Libros] El susurrador, Donato Carrisi

Otro libro más cogido en préstamo en Ebiblio. Ya he perdido la cuenta de todos los que he ido leyendo este año desde este servicio que además va mejorando con el tiempo y consigue poner en préstamo novedades editoriales prácticamente al día siguiente de su publicación.

Título: El susurrador
Autor: Donato Carrisi
Editorial: Duomo Ediciones 2019
ISBN: 9788417128951 
Fecha de publicación: Junio 2019 (Publicado anteriormente bajo el título Lobos)
Número de páginas: 544
Sinopsis: Goran Gavila, jefe de un equipo de criminólogos, se enfrenta a uno de los homicidios más misteriosos y perturbadores de su carrera: seis brazos derechos que conducen a cinco cuerpos. Pero ¿a quién pertenece el sexto? Mila Vasquez, una investigadora especializada en la búsqueda de personas desaparecidas, se une a las pesquisas. Los métodos del asesino no se parecen a nada de lo que han visto antes y cada vez que creen estar acercándose al culpable, en realidad se adentran más y más en un juego de pesadillas, aceptando un continuo desafío que los obligará a mirar hacia la oscuridad que todos llevan en su interior.

Opinión personal: Primera novela de Donato Carrisi que se vuelve a publicar diez años después con título distinto. Lobos hace diez años, El susurrador hoy. No comprendo muy bien esta decisión, de hecho es algo que puede llevar a la confusión a muchos lectores, pero entiendo que se trata de política editorial.
Dicho esto creo que Carrisi es uno de los grandes escritores de suspense.
Desde el principio el autor consigue crear un escenario lo suficientemente tenebroso, lúgubre y espeluznante para llevar el espanto e incluso el terror a los lectores. Es una historia muy dura y cuando además las principales víctimas son niñas pequeñas se consigue que la tensión aumente de manera considerable.
Una trama enrevesada hasta decir basta, y en la que el autor maneja con maestría el factor sorpresa para ir desvelando poco a poco detalles que sirvan para desenredar el hilo. Una novela en la que el verdadero protagonista de la historia es el mal, el dolor.

Hubo un detalle a lo largo de toda la historia que me intrigó y era el no ser capaz en ningún momento de ubicar físicamente donde se desarrollaba la historia, el autor no lo dice y aunque podemos suponer que estamos en los EEUU no hay ningún dato que lo avale.

En definitiva una historia que gustará a los amantes del buen thriller aunque es necesario tener cierto estómago porque Lobos/El susurrador no deja indiferente.

Tocado… y hundido

Fernando Grande-Marlaska, ministro del interior (por el momento) es un tipo que me caía cae bien. Hoy, defenderle es bastante complicado, casi imposible. En los últimos días ha ido cambiando de versión intentando agarrarse a un clavo ardiendo, pero aún dando por buena cualquiera de las versiones que hace circular su ministerio, los cambios de versión implican que no se dijo toda la verdad, que se dijeron medias verdades o, en román paladino, que se mintió a sabiendas. Que el ministro mintió. Así que blanco y en botella.

Recuerdo que nada más llegar Sánchez al gobierno y nombrar a unos ministros que en general sorprendieron para bien (Pedro Duque, Maxim Huerta, el mismo Fernando Grande-Marlaska…) se produjo la dimisión de uno de ellos, el ministro Huerta, por un tema que a día de hoy podríamos considerar menor, una chorrada comparada con lo que hoy estamos viendo, pero creo que mucha gente pensó que era un soplo de aire fresco, que por fin desde un gobierno no se iban a admitir ni siquiera los comportamientos dudosos. Era romper con un pasado en el que todo valía. Fue un espejismo, solo eso. Al final estos terminarán haciendo buenos a los que vinieron antes.

Grande-Marlaska es hoy un cadáver viviente, está tocado… y hundido. Cada día que siga en el cargo solo servirá para hacer más daño al gobierno y también a él mismo. Ha perdido toda credibilidad, en breve veremos que no le defenderán ni los que hoy dicen ser Grande-Marlaska.

Curiosamente todo esto parece que viene de las investigaciones de una juez sobre las posibles o presuntas responsabilidades de algún alto cargo, de algún responsable político, por las manifestaciones del 8M. Pero que nadie se engañe, en esos días había partidos de fútbol con público en las gradas, había misas, reuniones, congresos, se usaba el transporte público con absoluta normalidad, los niños iban al cole…. y sí, también hubo una manifestación. Otros países decidieron tomar medidas antes, pero aquí no, aquí hubo que esperar a que pasara el día 8, y hubo que esperar porque la propaganda y la imagen le importan a este gobierno bastante más que otras cosas…, como la salud de los ciudadanos, por ejemplo. Casi nadie podía saber lo que se nos venía encima, pero ciertamente algunos habían avisado, ahora es fácil ver que tenían razón y se les debía haber escuchado.

El gobierno, y palmeros de alrededores, se han empecinado en decir, en defender y en justificar que el 8M no tuvo nada que ver con los contagios, y tanto lo han hecho o lo han intentado hacer que al final han hecho el caldo gordo a los de enfrente. Hubiera sido muy sencillo admitir que fue un error, que con las circunstancias que se estaban viviendo lo mejor era cancelar la manifestación, eso no es dar la razón a nadie, es ser lógico y coherente. Pero todos sabemos que Sánchez no se equivoca nunca, nunca lo ha hecho y nunca lo hará.