Diario de un día más y un día menos (VII)

La noticia de hoy ha sido el positivo de Fernando Simón, el doctor que dirige el centro de coordinación de alertas y emergencias sanitarias del ministerio de Sanidad. Hace unos días ya se ausentó de una rueda de prensa por presentar síntomas, y se sometió al test con resultados negativos, hoy ha dado positivo. En las primeras ruedas de prensa en las que aparecía el doctor Simón había una sensación general, una coincidencia, de que era un acierto que fuera él, un técnico, un experto en la materia el encargado de enfrentarse a los medios. Día tras día, y creo que no es solo sensación mía, se le ha ido notando envejecido, con aspecto tremendamente cansado, y creo que no es para menos. Además se ha ido pasando de un respeto casi reverencial por todo lo que él decía a la mofa, el escarnio…Somos así, y de hecho la mayoría de los que le critican se creen que saben más que él. Personalmente siento cierta pena por él, porque estoy convencido de que los que ahora le apoyan le iban a terminar dejando en la estacada más pronto que tarde. Solo espero que se recupere lo antes posible y vuelva a su puesto. Sí, se ha equivocado, ha dicho cosas que de saber lo que iba a pasar nunca habría dicho, pero ¿quién no se ha equivocado con las predicciones en esta crisis sanitaria?

Al final el BOE de ayer salió media hora antes de la medianoche, con una moratoria incluida de 24 horas, porque las cosas se volvieron a hacer mal y van… Lo peor de todo es que aunque el gobierno pide unidad y lealtad no habla con nadie para tomar sus decisiones, es verdad que su labor es harto complicada, pero no puedes estar exigiendo que todos traguen con lo que tú decides, más aún cuando ni siquiera les informas de lo que vas a hacer, o incluso cuando el día antes les dices que vas a hacer lo contrario de lo que terminas haciendo. Esto cada día se embarra más, y cuando al final pase, que pasará, va a ser necesario que todo el mundo reme en la misma dirección, no se están poniendo los mimbres y al final lo volveremos a sufrir los de siempre.

Ha saltado un estudio que, como todos los que se refieren a este asunto, hay que tomar con cautela. El Imperial College habla de que en España habría entre 1,5 y 19 millones de población contagiada por la COVID-19 (PDF en inglés). Es un intervalo con un 95% de confianza y aunque es enormemente amplio lo más llamativo es lo lejos que queda de las cifras oficiales. Lo que voy a decir puede ser, o puede parecer, una tontería pero pienso que sería una muy mala noticia que los datos reales que hablan de 85.000 infectados estuvieran multiplicados por diez, aunque sería una muy buena noticia que estuvieran multiplicados por 100.

Las cifras de hoy nos hablan de 6398 infectados más, un número más bajo que el de los últimos días, y en consecuencia una buena noticia. El número de fallecidos oficiales se incrementa en 812, también más bajo pero muy parecido al de los dos últimos días. Esperemos que la tendencia hacia bajo se pueda mantener en los próximos días y que no tenga que ver con el efecto fin de semana, sería una buena noticia y señal de que el confinamiento comienza a dar sus frutos. El problema es que ya se han hecho públicos los datos de Cataluña y son malos, realmente malos. Mañana veremos.

¿Terminar con algo bueno? A veces se hace complicado, uno busca grandes noticias, titulares, decir que sí, que los números apuntan hacia las buenas noticias y no, aún no me atrevo a hablar de números en esta parte final del diario, el día que lo haga, seguro que es una gran noticia, hoy ya queda un día menos para hacerlo. Me voy a quedar con lo cercano, con lo que seguro que muchos lectores del blog también viven en su propia piel, en ver como en los grupos de Whatsapp que tenemos con los amigos sigue sin faltar el humor, los retos tontos que nos proponemos unos a otros y que nos terminan sacando unas risas, el ver que la gente propone actividades para los chavales, y es que a fin de cuentas, todo esto nos está sirviendo para descubrir las cosas que de verdad importan.

3 comentarios

  1. Querido Jose Luis,

    Un profesional que ha estudiado durante años no se puede equivocar ni se equivoca.

    Sabia perfectamente lo que pasaría, pero esta muy bien pagado y trabaja para unos intereses políticos que han generado y están generando un drama sin precedentes en este país.

    Lo que tendría que haber hecho es dimitir por inútil o sinvergüenza.

    Saludos cordiales.

    Le gusta a 1 persona

    1. Discrepo Luis. Los profesionales aunque hayan estudiado durante años se pueden equivocar y se equivocan. Haber estudiado mucho no te garantiza acertar siempre, les pasa a los médicos, a los profesores, a los ingenieros…

      Hablar a toro pasado es muy fácil, pero todos cuando escuchábamos las noticias que llegaban (no digo que se producían, sino que llegaban) de China pensábamos que aquí no iba a llegar a pasar esto nunca. Y está pasando.

      Los profesionales se siguen equivocando día tras día, pero yo prefiero fiarme de ellos que de los políticos.

      No creo que nadie supiera lo que iba a pasar, aunque ahora muchos digan que ellos si lo sabían, que habían avisado. En las redes sociales tenemos muchos, muchos expertos en todos los temas, son como los tertulianos de la tele o de la radio, pontifican de fútbol, de economía, de epidemias… y el que no opina como ellos además está equivocado.

      Fernando Simón no llegó a su cargo porque este gobierno le pusiera ahí, es funcionario del Estado y dirige el centro de coordinación, alertas y emergencias sanitarias desde 2012, cuando los intereses políticos no eran los mismos que hoy.
      No te voy a discutir porque no sabría como argumentarte en contra que los “intereses políticos han generado y están generando un drama sin precedentes”, estoy de acuerdo en que es un drama sin precedentes, pero ¿sería diferente con un gobierno de otro color?

      ¿Dimitir por inútil o sinvergüenza? En más de una ocasión he pensado que podría dimitir porque en su momento dijo cosas que con el tiempo se han demostrado totalmente equivocadas, pero ya digo que desde el principio he sentido una cierta por él porque siempre he pensado que los que gobiernan le iban a dar una patada en el culo en cuanto lo vieran amortizado, al final le echarían las culpas a él por ser el experto. Lo de sinvergüenza no lo comparto, se habrá equivocado, habrá hecho cosas mal, pero lo de sinvergüenza yo se lo dejo a otros que hacen méritos para ello.

      Gracias, en cualquier caso, por tu opinión. Un abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s