Mes: enero 2020

[Libros] Catapila, jefe del pueblo, Venance Konan

Siempre resulta agradable leer los libros de 2709 books, una pequeña editorial independiente, cargada de originalidad, que apuesta por lo diferente, lo desconocido, lo diverso, con historias distintas, con otros autores y con una apuesta más que decidida por la literatura africana.

Título: Catapila, jefe del pueblo.
Autor: Venance Konan
Traductora: Alejandra Guarinos Viñals
Editorial: 2709 ebooks.
ISBN: 978-84-946937-4-8
Fecha de publicación: Septiembre 2019.
Sinopsis: He leído en un libro que cuando una mentira se repite mucho tiempo se convierte en política o en religión. Cuando los blancos vinieron a colonizarnos, como eran los más fuertes, nos dijeron que nuestras religiones, nuestros nombres y nuestras vestimentas no valían un pimiento. Y dijimos, imbéciles de nosotros, si el blanco lo dice, será verdad.

Tras la organización del delirante bautizo de su anciana madre, Robert prepara la elección del próximo jefe del pueblo. Una contienda electoral que enfrentará a Gédéon, candidato autóctono y cristiano, y al hijo mayor de los Catapila, musulmán y nacido en el pueblo, pero considerado por muchos como extranjero sin derecho alguno a ejercer el cargo. Un momento importante en la historia del lugar en el que se medirán ideologías, religiones y, sobre todo, tolerancia.

La última parte de la trilogía político-social marfileña de Venance Konan puede leerse como relato independiente o como continuación de Robert y los Catapila y Los Catapila, esos ingratos. Con el primer relato vimos cómo los Catapila llegaban al país de Robert desde una tierra «tan seca como ellos» y se convertían en el motor de la economía local. En la segunda entrega estallaba el conflicto: los Catapila, ¡esos ingratos que Robert había acogido!, reivindicaban los mismos derechos que la gente del lugar. En esta última novela de la saga Catapila, Venance Konan plantea, con su humor e ironía habituales, una pregunta clave para la convivencia: ¿hasta cuándo se es extranjero en un país?

Opinión personal: La historia de Catapila, jefe del pueblo se sitúa en un lugar remoto de Costa de Marfil pero es perfectamente ubicable en cualquier lugar del mundo en el día de ayer, en el día de hoy o en el día de mañana.
Venance Konan vuelve a deleitarnos en esta tercera parte de su trilogía con una prosa ágil, repleta de humor e ironía y con una carga de crítica social brutal que no deja a nadie indiferente.

Llega un momento crucial la elección del jefe del pueblo y todos recurren a Robert porque es el más listo, el más leído, el que más sabe, el que más aspiraciones tiene, el que más dinero gasta en emborracharse con los amigos…
El problema es que uno de los candidatos, aunque nacido en el pueblo, no deja de ser un Catapila… ¿Qué hacer entonces?, ¿enfrentarse a la tradición y optar por el que parece un buen candidato?, ¿seguir anclado en lo mismo de siempre?
La ironía con la que está escrito el libro hace que el lector se plantee lo que está sucediendo a su alrededor, probablemente más aún los occidentales que cada vez más nos encontramos con situaciones no muy diferentes a estas. Alguien que viene de fuera y hace que todos los cimientos se nos tambaleen.
Es un libro que, como dice la sinopsis, puede leerse de forma independiente, aunque personalmente recomendaría leer la trilogía completa para poder entender en toda su profundidad lo que nos cuenta esta historia.


[ Libros] El río guardó silencio, Luis Esteban

Otro libro que forma parte de la sala Crónica Negra del club virtual de lectura de la Comunidad de Madrid que moderan Noemí Trujillo y Lorenzo Silva y que tomé en préstamo a través de Ebiblio.

Título: El río guardó silencio
Autor:Luis Esteban.
Editorial: Suma
ISBN: 9788491291374
Número de páginas: 300
Fecha de publicación: Junio 2017
Sinopsis: La investigación de un asesinato homófobo perpetrado en Zaragoza llevará al inspector Roy a un descubrimiento insospechado.
Una novela policiaca escrita por un policía.
Una visión realista de los entresijos de la profesión.
«A Roy le avergonzaba haber engrosado en el pasado las filas de la homofobia. Y le abochornaba mantener todavía ciertas prevenciones, por lo general de orden estético, frente a los gais más afeminados. Pero era consciente de que había nacido idiota y de que, con grandes dosis de suerte y esfuerzo, lo máximo que lograría es morir siendo medio tonto. La evolución desde la estulticia hasta la sabiduría exige, salvo contadas excepciones, más tiempo del que abarca una vida humana. Así son las cosas y el inspector así las aceptaba.»
Un chapero marroquí aparece asesinado a tiros y con las manos engrilletadas a la espalda. El asesino ha dejado una foto de John Wayne sobre el cadáver. Rosario Roy, un inspector de policía de vida compleja, se encargará de la investigación del que parece ser el primero de una larga serie de homicidios.
En el transcurso de las pesquisas, una prostituta rumana denuncia por violación a un conocido político.
Estas dos tramas confluyen en una intriga policiaca de sorprendente desenlace, ambientada en Zaragoza y con las fiestas del Pilar como telón de fondo. 

Opinión personal: El río guardó silencio es un libro que me ha gustado bastante. Hay un detalle que estoy encontrando últimamente en la novela negra española y es que da mucha importancia a los escenarios donde se desarrolla y circunscribe la historia, en este caso la ciudad de Zaragoza. Esto, para mí, no es o no tiene por qué ser, ni bueno ni malo, pero me llama poderosamente la atención porque de un tiempo a esta parte se repite este esquema en buena parte de la novela negra hispana, parece que si no se describen las calles, las zonas, los parques… falta algo, pero a la vez me queda la sensación de que la novela se hace un tanto local y puede haber lectores que se desenganchen de la historia por este motivo, en fin, un detalle sin más importancia pero que me resulta curioso.
La historia en sí me ha resultado amena, y también bastante creíble pese al curioso giro final de los acontecimientos. Narrada por el autor con sencillez y agilidad consigue hacer la lectura fluida pero aún así me han sobrado las continuas referencias al pasado familiar del protagonista, a sus fracasos en la relación con las mujeres, a su visión de la homosexualidad…, creo que son detalles necesarios en la historia pero se vuelve a ellos en exceso una y otra vez y terminan por no aportar a la historia.