Vox, ¿una irrupción esperada o inesperada?

Vox se ha convertido en el tema estrella de las conversaciones en las últimas horas gracias a sus extraordinarios resultados en las elecciones andaluzas. Algo se podía empezar a vislumbrar tras su apoteósico acto en Vistalegre, pero es que además se les ha hecho durante toda la campaña electoral andaluza, y se les sigue haciendo, una publicidad que para sí ya quisieran Sánchez, Casado, Iglesias o Rivera. ¡Qué hablen de mí, aunque sea mal! 

Su irrupción no ha sido demasiado diferente a la que protagonizaron sus antagonistas de Podemos hace unos años. No hay que olvidar que quién más hizo para y por el crecimiento de Podemos fue el Partido Popular y los medios de comunicación afines, especialmente aquella Intereconomía en la que les daban pábulo a todas horas, es de suponer, aunque no pondría la mano en el fuego, que con el único fin de hacer daño al PSOE, la idea era dividir la izquierda, pero visto lo visto lo que se hizo fue movilizar a una parte del electorado que normalmente se mantenía al margen. Ahora, unos años después, han sido principalmente los partidos de izquierda, PSOE y Podemos, y sus medios afines, como la Sexta, los que han fomentado el crecimiento de Vox. Si su intención era dividir a la derecha, ya se ha visto lo que han conseguido.


No pretendo hacer un análisis sesudo sobre las causas y motivos de lo que ha pasado, de hecho a mí las cosas me parecen mucho más sencillas de lo que nos están intentando vender, y me parece que no hay que ser tan rebuscado. Vox ha venido a cubrir una necesidad, como en su momento hizo Podemos. La gente está muy harta de los políticos y de la política, de la casta (de la que hoy forman parte los que vinieron para quitarla) y de la madre del cordero. Radicales hay en todos lados, y si a los votantes de Podemos sus propuestas les parecen sensatas, razonadas y razonables mientras las de Vox no son más que locuras ultras, resulta que a los votantes de Vox les sucede exactamente lo mismo, sus propuestas son sensatas, razonadas y razonables, mientras que las de Podemos son locuras ultras. 

Me parece además que los líderes de la izquierda se están equivocando no mucho, sino muchísimo, con sus mensajes. Pueden seguir anclados en llamar fascistas, xenófobos o ultras a los votantes de Vox o pueden ponerse a intentar averiguar por qué han votado a ese partido, qué les ofrece ese partido para darles su confianza, o de qué tienen miedo esos votantes para lanzarse en brazos de Vox. Si se quedan en lo fácil, en hablar de “alerta antifascista” seguirán haciendo el caldo gordo. A uno le queda la sensación de que cada vez que despotrican contra Vox y sus votantes no están movilizando a los suyos sino despertando a los otros. A Vox le han votado trabajadores que perfectamente en otras elecciones han podido dar su voto a los socialistas, Vox ha sacado votos en poblaciones que poco se parecen al barrio de Salamanca de Madrid, habría que mirar qué es lo que verdaderamente ha pasado. 

“Alerta antifascista”

Es muy fácil echar la culpa a la abstención, opción igual de legítima que la de votar en blanco, en rojo, en azul o en morado, pero estaría bien mirarse el ombligo. Hay hartazgo entre la ciudadanía de ver que el tema catalán es de lo que se preocupan unos y otros dejando de lado los verdaderos problemas de los ciudadanos, hay hartazgo entre la ciudadanía de ver como entre unos y otros se reparten los cargos políticos, judiciales…, hay hartazgo entre la ciudadanía de ver como estamos gobernados por una panda de mangantes, ineptos y sinvergüenzas, de políticos que hablan de ética y luego se la saltan cuando les pilla de cerca, así que me parece que la irrupción de Vox no es tan complicada de entender. En Vox confluyen muchos actores, para algunos es lo que el PP no quiso ser por su tibieza en ciertos asuntos, para otros es una forma útil de castigar a la casta y todo lo que la rodea, pero ojo, que también hay gente que no ve con malos ojos que la educación, o la sanidad estén en manos del gobierno central, o que ya vale de despilfarro y duplicidades de diputaciones, autonomías…, y eso hoy por hoy solo se lo ofrece Vox. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s