Carta abierta a… la Biblioteca Municipal (III)

cartaEn este blog se ha convertido en tradición escribir cartas a la biblioteca municipal cuando llega esta época veraniega, y es que en el 2017 volvemos a las andadas. Parece que lo del año pasado no fue más que un espejismo… Vamos pues con otra carta a quién corresponda.

Querida biblioteca municipal: 

En la anterior legislatura, en los tiempos en los que ocupaba el sillón de la alcaldía la ínclita María José Martínez de la Fuente, era tradición que durante el mes de agosto la sección infantil y juvenil de la biblioteca municipal cerrara por vacaciones. Curioso eso de que los servicios públicos se tomen vacaciones y justo además cuando el público al que está dirigido tiene más tiempo libre para leer, ver películas, etc.

Desde la oposición municipal el grupo de Acipa llevó en el año 2014 el tema a pleno, pero aquel gobierno que gobernaba de espaldas a los ciudadanos se lo pasó por el arco del triunfo, supongo que pensaría que total si los niños no votan no se iban a preocupar por ellos, aunque el tiempo o el karma los puso en su sitio 🙂

En el 2015 se repitieron los acontecimientos, llega el verano y la biblioteca cierra. ¿Imprevisión, falta de organización, desidia, incapacidad manifiesta…? Decía entonces que “cualquier empresa, grande o pequeña, organiza o al menos intenta organizar el calendario laboral de su plantilla de la mejor manera posible, máxime si además se trata de una empresa que presta servicios cara al público. Una institución como un ayuntamiento no puede echar el cierre sin más, no es de recibo dejar de prestar un servicio a los ciudadanos por la mala organización o por la dejación de funciones del responsable de organizar los horarios de los trabajadores”. Me reafirmo y me reitero en lo dicho entonces.

El año pasado, 2016, supongo que alguien tomaría nota, o se le encendería la luz, o decidiría que iba a trabajar por los vecinos y no me dolieron prendas, todo lo contrario, en enviar una nueva carta, esta vez de agradecimiento, porque la lógica y el sentido común parecíaque imperaban en el consistorio ribereño y la biblioteca no se cogía vacaciones en agosto. Para mí estaba muy claro, si se quiere, se puede.

Y llega 2017, y vuelta el burro al trigo. Esta vez no cierra todo el mes, pero entre fines de semana, unas cosas y otras al final, volvemos a tiempos pasados. La biblioteca cierra del 24 de julio al 1 de agosto, y del 14 al 18 de agosto. Como muy bien dice el tweet de Amotinado la cultura se va de vacaciones para niños y jóvenes en Aranjuez. 

 Decía en la carta del año pasado que “cuando hay que ser crítico lo soy, pero cuando hay que reconocer que las cosas se hacen bien también lo hago, así que vaya desde aquí mi agradecimiento a Lucía Megía, concejal de cultura del ayuntamiento, que ha demostrado que la sección infantil y juvenil de la biblioteca municipal puede estar también abierta en verano y por cierto, que tomen nota los gestores anteriores”.  Pues nada, me como mis palabras y me retracto de lo dicho, los gestores anteriores y los gestores actuales son exactamente iguales, como se suele decir el mismo perro con distinto collar. 

JL

 

Anuncios
Carta abierta a… la Biblioteca Municipal (III)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s