¿Libros de texto? ¿Por qué y para qué?

LibroSupongo que no es casualidad que la entrada más visitada en la historia de 30 de diferencia sea una que habla de los libros de texto. Son muchas las visitas que llegan al blog haciendo búsquedas relacionadas con los libros de texto, unas buscando estos libros en formato electrónico (posiblemente para el próximo curso incluya en el blog todos los enlaces a libros de texto que voy encontrando por la red), algunas buscan precios y otras simplemente algún tipo de información.

No es la primera vez, ni será la última, que trato aquí este tema de los libros de texto. Un asunto que en un par de meses volverá a convertirse en noticia estrella en todos los medios cuando se comience a hablar del precio de la vuelta al cole, y una vez más nos volverán a contar lo mismo de siempre, cuánto cuesta la vuelta al cole en un colegio público y cuánto en uno privado o concertado, si es más económico usar o no uniforme y por supuesto se hablará de lo que cuestan los libros. Seguro que además algún tertuliano -de esos que deben vivir en otro mundo pues parece que nunca se enteran de nada- volverá a llevarse las manos a la cabeza cuando se comente que los libros de unos hermanos no sirven para otros, o que la reforma de la ley de educación, en lo primero, primerísimo que nos va a tocar a las familias es en el bolsillo, porque al final los libros han cambiado. Y es curioso porque el teorema de Tales o el de Pitagoras siguen diciendo lo mismo por mucho que la ley la haga Wert o Rubalcaba, pero claro los manuales mejor los cambiamos no vaya a ser que la cuenta de resultados de las editoriales se desmorone.

Los libros de texto son importantístimos para las editoriales y así en el año 2012 supusieron, si mis cálculos son correctos, el 32,5% de la facturación del mercado editorial en España según reflejan los datos del informe de la Federación de Gremios de Editores, ‘Comercio interior del libro en España 2012′.

El mercado del libro de texto como digo es muy jugoso y son demasiados los intereses que hay en juego, editoriales, empresas distribuidoras, librerías, colegios que venden libros, departamentos que eligen manuales no en función del interés de los alumnos sino más bien buscando algo a cambio y podríamos seguir con la lista. Hace unos años, no demasiados, muchas librerías tenían en la venta de los libros de texto el negocio que les servía para vivir y mantenerse el resto del año, es muy posible que muchos cierres de pequeñas librerías no se deban tanto a la piratería o al Amazon de turno como a que el negocio de los libros de texto se tambalea porque cada vez hay más actores para repartir una tarta que sigue siendo la misma.

cdlreservatexto_concurso_seHoy mismo una librera me comentaba que para ella era imposible competir en la venta de libros, pues el precio al que la Casa del Libro ofrece algunos manuales al público en general (con gastos de envío gratuitos) está por debajo del precio que le ofrecen a ella los propios distribuidores…

Siguiendo con la reflexión voy a intentar plantear algunas cuestiones que muchos nos hacemos, en algún caso son preguntas retóricas y digo que son retóricas porque no esperan ninguna respuesta, simplemente buscan un poco de reflexión.

Hay comunidades autónomas donde los libros son gratuitos para las familias. Nótese la cursiva de la palabra gratuitos. Es cierto que en Andalucía, por ejemplo, se entrega un cheque a los padres para que vayan a la librería que deseen y compren allí sus libros. Dejando a parte el fraude que puede existir con este tipo de medidas, que ahora comentaré, lo cierto es que los libros no son gratis, los hemos pagado antes con nuestros impuestos. Hablaba del fraude, porque hace unos años el ayuntamiento de Aranjuez cambió las ayudas y entregó un “cheque”, cheque que sirvió en algunos casos para realizar en el hipermercado de turno la compra semanal. Los libros ya se habían conseguido de otra manera, o incluso con la ayuda de otra institución.

¿Alguien se cree de verdad que los libros con los que estudiarán nuestros hijos el curso que viene han sido todos elegidos por los profesores? Habrá casos en los que sea así, pero en otros muchos pongo la mano en el fuego, y no me quemo si digo que no. En muchos centros no se sabe quienes serán sus profesores el curso que viene pero los libros ya están en los tablones. ¿Costaría mucho esperar a septiembre y que el profesor diga que a lo mejor no se va a usar libro en su asignatura? La ley dice que los libros no se pueden cambiar en cuatro años, pero nada impide que se dejen de usar libros de un año para otro.

En muchos centros los libros no son elegidos por el profesorado, sino que, por el motivo que sea, vienen impuestos desde más arriba. ¿A cambio de qué? Pues tampoco se me hace difícil responder, dotaciones para el centro o mejores márgenes en los precios de venta son solo algunas ideas que se me ocurren así a bote pronto. Pero una vez más el interés de los alumnos parece que queda en un segundo plano.

Otros centros deciden que todos los libros que ellos recomiendan van a ser todos de una misma editorial. Puedo entender que haya editoriales que tengan libros muy buenos, pero ¿de todos los cursos desde infantil hasta bachillerato de la misma editorial? ¿Todos los profesores se han puesto de acuerdo? Lo siento, pero no me lo creo.

¿Y si un profesor no quiere utilizar libros? ¿Pasaría algo? Pues no, no pasaría absolutamente nada. Cada vez hay más docentes que preparan sus propios materiales, materiales que en muchos casos comparten en la red de forma gratuita y que luego otros utilizamos, materiales que en muchos casos son bastante mejores que los que ofrecen las propias editoriales, porque nadie mejor que el profesor para saber qué necesitan sus alumnos. Pero esto, a día de hoy, no es la regla, sino más bien la excepción.

Últimamente se nos bombardea mucho con la idea de que los libros en formato digital son mejores pero ciertamente en muchos casos se trata simplemente de un pdf que es exactamente igual al libro en papel. Eso no aporta nada, absolutamente nada.

aulaplanetainfografiaLa Editorial Planeta, a través de Aulaplaneta, plataforma con la que está intentando desembarcar en los centros escolares para vendernos su producto, usa las redes sociales de un modo muy inteligente y nos intenta mostrar las grandes ventajas del libro digital frente al papel, pero algunos ponen en cuestión este planteamiento, y creo que no les falta parte de razón.

Anuncios
¿Libros de texto? ¿Por qué y para qué?

2 comentarios en “¿Libros de texto? ¿Por qué y para qué?

  1. Maria Pardo dijo:

    Si buen articulo.
    A mi en particular me gusta leer en cualquier sitio y lugar.
    Es cierto la manipulacion de los libros de texto,…tambien lo seran en el futuro los e_book y actualmente hasta las noticias estan manipuladas.
    Los 10 cualidades que presentan las nuevas tecnologias para la lecturas tambien tienen Pros y Contras. Todo depende de quien lo mire!. A mi personalmente me convencen porque creo que es apostar por el futuro.
    Todo depende de las gafas que lleves!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s