Dispara, yo ya estoy muerto, Julia Navarro

Hace poco leía Dime quién soy y me quedaba un regusto amargo. El libro no terminó de convencerme aunque había disfrutado con los anteriores libros de Julia Navarro, La biblia de barro, La hermandad de la Sabana Santa y La sangre de los inocentes, así que decidí que probaría con el último libro de la escritora madrileña, Dispara, yo ya estoy muerto.

Título: Dispara, yo ya estoy muerto.
Autora: Julia Navarro
ISBN: 978-8401354694
Editorial: Plaza & Janes
Número de páginas: 912
Fecha de publicación: Agosto 2013
Precio: 21,76 euros (tapa blanda), 11,39 euros (formato digital kindle), 11,39 euros (formato epub).

 
Sinopsis: Dispara, yo ya estoy muerto, de Julia Navarro, autora de otras novelas de éxito de la narrativa española como La sangre de los inocentes o Dime quién soy, es la apasionante historia de dos familias que persiguen sus sueños y luchan por sobreponerse a su propio destino. Una intensa y emocionada crónica de una saga familiar q ue ahonda en el vértigo de la condición humana al tiempo que propone una conmovedora reivindicación de que por encima de las patrias están las personas. Julia Navarro propone una ambiciosa novela de personajes, donde sus vidas se entrelazan con momentos clave de la historia. Varsovia, San Petersburgo, Jerusalén, París… son algunos de los escenarios de esta novela que, desde su enigmático título hasta su sorprendente final, esconde más de un misterio, mucha aventura y emociones a flor de piel. Hay momentos en la vida en los que la única manera de salvarse uno mismo es muriendo o matando. Marian Miller, cooperante de una ONG, debe realizar un informe sobre los asentamientos ilegales de los judíos en territorio palestino. Para ello pretende recoger las versiones de ambos lados, una decisión que la llevará a citarse en Jerusalén con Ezequiel Zucker, un anciano que tiene, como tantas personas, muchas cosas que contar e, incluso, algún secreto que ocultar… Así, como si se tratara de un enorme puzzle en el que encajar muchas y complejas piezas, el viejo Ezequiel le irá relatando la historia de su familia, mientras ella le ofrecerá la versión árabe.

 

Julia Navarro ha intentado ir sobre seguro y posiblemente ha acertado. El libro es un gran éxito de ventas y ocupa un lugar principal en los escaparates de cualquier librería. Eso es innegable. Pero a mi, igual que me pasó con Dime quién soy este libro tampoco ha terminado de gustarme. La historia en muchos momentos me ha parecido demasiado lenta en su desarrollo. Tampoco me ha parecido excesivamente brillante la forma en que nos cuenta Julia Navarro la historia, me ha resultado como demasiado forzada.

Según iba avanzando en su desarrollo más convencido estaba de que al final aparecería un giro insospechado que diera fin a la historia. Y no me equivocaba. Las similitudes con su anterior novela son excesivas, una historia frágil que fía todo a un final espectacular.
El aspecto más positivo de la historia es que nos permite conocer mejor el origen de las disputas entre árabes y judíos y entender mejor la situación de Oriente Medio, pero poco más. Demasiados clichés, tópicos y todo muy previsible. Ojalá en su próximo libro Julia Navarro vuelva a sus orígenes…
Anuncios
Dispara, yo ya estoy muerto, Julia Navarro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s