Dime quién soy, Julia Navarro

Cuando se publicó este libro allá por 2010 fue uno de los fenómenos de ventas de ese curso. Ya las anteriores novelas de Julia Navarro se habían vendido bien y no era de extrañar que este también fuera a convertirse en un gran éxito. De hecho hace unos días se anunciaba ya la fecha de publicación de la próxima novela de esta periodista y supongo que tampoco será distinto en esta ocasión.

Título: Dime quién soy.
Autora: Julia Navarro.
ISBN: 978-8490322222
Editorial: Debolsillo
Páginas: 1104
Fecha de publicación: Julio de 2010
Precio: 9,45 euros (tapa blanda) y 8,54 en formato digital.

 
Sinopsis (Tomada de Goodreads)Espía, esposa y amante, burguesa y revolucionaria… ¿Quién fue realmente Amelia Garayoa? De ella sólo se sabe que huyó de España poco antes de que estallara la guerra civil y que abandonó a su marido y a su hijo. La tarea de reconstruir la azarosa historia de esa mujer corre a cargo de su bisnieto, un periodista que deberá rastrear uno a uno los pasos de una biografía escurridiza. 

Marcada por los hombres que pasaron por su vida –el empresario Santiago Carranza, el revolucionario Pierre Comte, el periodista estadounidense Albert James y el médico vinculado al nazismo Max von Schumann–, la historia de Amelia Garayoa es la de una persona que aprendió que en la vida no se puede volver al pasado para deshacerlo… 

Julia Navarro da un giro sorprendente en su trayectoria literaria en esta novela llena de emoción, aventuras y personajes entrañables que nos lleva a las entrañas de una Europa azotada por los totalitarismos.

Dime quién soy narra una historia entretenida pero para mi gusto demasiado superficial y es que creo que la autora no consigue, a lo largo de las más de mil páginas del libro, perfilar bien a los personajes que quedan como muy planos, muy de best-seller de consumo rápido.
Resulta difícil llegar a empatizar de algún modo con los personajes, ni el biznieto, Guillermo un periodista demasiado insulso, al que no me resulta extraño que las cosas le marchen como le van porque al final no deja de ser más que un pelele que se dedica a ir de lugar en lugar escuchando lo que le cuentan y esperando que le digan cuál es el siguiente paso, ni la verdadera protagonista de la historia, Amelia Garayoa que a pesar de todos los pesares y de todas las desgracias que va sufriendo no consigue que uno llegue a sentir ni una cierta lástima por ella.

Supongo que uno de los problemas es que la historia me ha parecido desde el principio demasiado poco creíble. Un periodista que decide investigar a un familiar del que nada se sabe y nada se habla en la familia y que sin mayores complicaciones consigue ir encontrando auténticos vejestorios que tienen siempre algo que decirle. Pero siempre dándole unas cuantas pinceladas y mostrándole el siguiente paso a dar, ahora toca coger el puente aéreo, o bien marchar a Londrés, Roma… y encontrar otra persona que le siga dando pistas. Todos dispuestos a colaborar y contar algo que sólo saben ellos.

En ocasiones algo monótono e incluso reiterativo, pero aún así el libro se lee con cierta facilidad. Tiene los ingredientes de un buen best-seller con una historia que se va desvelando poco a poco, una historia que además recorre muchos de los acontecimientos más importantes del siglo XX, la guerra civil española, la segunda guerra mundial, la guerra fría, la caída del muro de Berlín…, salpimentada con personajes que intentan hacer la historia más cercana y más real, Franco, Hitler, Mussolini, Stalin…

Dime quién soy, Julia Navarro

Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo

Antes de nada, para aquellos que no sepan quién es Malala Yousafzai os cuento que es una estudiante pakistaní de 16 años conocida por su activismo a favor de los derechos civiles, especialmente de los derechos de las mujeres en el valle del río Swat, donde el régimen talibán ha prohibido la asistencia a la escuela de las niñas.

A la edad de 13 años, Yousafzai alcanzó notoriedad al escribir un blog para la BBC bajo el pseudónimo Gul Makai, explicando su vida bajo el régimen del Tehrik e Taliban Pakistan (TTP). El año pasado fue víctima de un atentado por un grupo terrorista vinculado a los talibanes.

Coincidiendo con su 16 cumpleaños ha ofrecido un discurso en la sede de la ONU en el que solicitaba a toda la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos para conseguir educación para todos los niños.

Este es el vídeo del discurso. Y debajo os lo dejo completo traducido al español. Creo que puede ser un texto muy interesante para trabajar con chavales de educación secundaria…



Honorable secretario general, señor Ban Ki-moon; respetado presidente de la Asamblea General, Vuk Jeremic; honorable responsable de la ONU en educación, señor Gordon Brown; respetados señoras y queridos hermanos y hermanas: Assalamu alaikum.

Hoy es un honor para mí estar hablando otra vez después de mucho tiempo. Estar aquí con gente tan honorable es un gran momento en mi vida y es un honor para mí que hoy llevo puesto un chal de la difunta Benazir Bhutto. No sé por dónde empezar mi discurso. No sé lo que la gente se esperaba que dijera, pero en primer lugar le agradezco a Dios por quien todos somos iguales y gracias a cada persona que ha orado por mi rápida recuperación y una nueva vida. No puedo creer el cariño que la gente me ha mostrado. He recibido miles de buenos deseos y regalos de todo el mundo. ¡Gracias a todos ellos! Gracias a los niños cuyas palabras inocentes me dieron ánimo. Gracias a mis ancianos cuyas oraciones me fortalecieron. Me gustaría dar las gracias a mis enfermeras, médicos y el personal de los hospitales de Pakistán y el Reino Unido y el gobierno de los Emiratos Arabes Unidos, que me han ayudado a mejorar y recuperar mi fuerza.

Apoyo plenamente al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, en su Iniciativa Global de Educación Primero y el trabajo del enviado especial de la ONU para la Educación Global, Gordon Brown, y el presidente respetuoso de la Asamblea General de la ONU, Vuk Jeremic. Les doy las gracias por el liderazgo que siguen dando. Ellos siguen inspirando a todos a la acción. Queridos hermanos y hermanas, recuerden una cosa: el Día de Malala no es mi día. Hoy es el día de cada mujer, cada niño y cada niña que ha levantado su voz por sus derechos.

Hay cientos de activistas de derechos humanos y de los trabajadores sociales, que no sólo están hablando de sus derechos, sino que están luchando para lograr el objetivo de la paz, la educación y la igualdad. Miles de personas han sido asesinadas por los terroristas y millones han resultado heridos. Yo sólo soy uno de ellos. Así que aquí estoy, una niña de entre muchos. Yo no hablo por mí, sino por los que aquellos que no tienen voz se pueden oír. Aquellos que han luchado por sus derechos. Su derecho a vivir en paz. Su derecho a ser tratado con dignidad. Su derecho a la igualdad de oportunidades. Su derecho a la educación.

Queridos amigos, el 9 de octubre de 2012 los talibanes me dispararon en el lado izquierdo de la frente. Mataron a mis amigos también. Pensaban que las balas nos iban a callar, pero fracasaron. Y de ese silencio llegaron miles de voces. Los terroristas pensaban que iban a cambiar mis objetivos y dejar mis ambiciones. Pero nada ha cambiado en mi vida, excepto esto: la debilidad, el miedo y la desesperanza murió. Nació fuerza, poder y coraje. Yo soy la mismo Malala. Mis ambiciones son las mismas. Mis esperanzas son las mismas. Y mis sueños son los mismos. Queridos hermanos y hermanas, yo no estoy en contra de nadie. Tampoco estoy aquí para hablar en términos de venganza personal contra los talibanes o cualquier otro grupo terrorista. Estoy aquí para hablar en nombre del derecho a la educación para todos los niños. Quiero que la educación de los hijos e hijas de los talibanes y los terroristas y extremistas. Ni siquiera me gusta la Talib que me disparó. Incluso si hay un arma en la mano y estaba de pie frente a mí, yo no le disparé. Esta es la compasión que he aprendido de Mohamed, el profeta de la misericordia, Jesucristo y Buda. Este es el legado de los cambios que he heredado de Martin Luther King, Nelson Mandela y Mohammed Ali Jinnah. Esta es la filosofía de la no violencia que he aprendido de Gandhi, Bacha Khan y la Madre Teresa. Y este es el perdón que he aprendido de mi padre y de mi madre. Esto es lo que mi alma me dice: estar en paz y amor a todos. Queridos hermanos y hermanas, nos damos cuenta de la importancia de la luz cuando vemos oscuridad. Nos damos cuenta de la importancia de nuestra voz cuando estamos silenciados. De la misma manera, cuando estábamos en Swat, al norte de Pakistán, nos dimos cuenta de la importancia de las plumas y libros cuando vimos las armas. El sabio dijo: “La pluma es más poderosa que la espada”. Es cierto. Los extremistas tienen miedo de libros y bolígrafos. El poder de la educación les da miedo. Tienen miedo de las mujeres. El poder de la voz de las mujeres les da miedo. Esto es por qué mataron a 14 estudiantes inocentes en el reciente ataque en Quetta. Y es por eso matan a las maestras. Es por eso que están arruinando las escuelas todos los días, porque eran y son miedo al cambio y la igualdad que vamos a llevar a nuestra sociedad. Y recuerdo que había un chico en la escuela que se le preguntó por un periodista: “¿por qué están los talibanes contra la educación?”. El respondió muy simplemente apuntando hacia su libro, dijo: “A Talib no sabe lo que está escrito dentro de este libro”.

Ellos piensan que Dios es un diminuto ser, conservador que apuntaría las armas a la cabeza de la gente sólo para ir a la escuela. Estos terroristas están haciendo mal uso del nombre del Islam para su propio beneficio personal. Pakistán es un país democrático y amante de la paz. Pastunes quieren educación para sus hijas e hijos. El Islam es una religión de paz, la humanidad y la fraternidad. Es el deber y la responsabilidad de conseguir la educación para todos los niños, eso es lo que dice. La paz es una necesidad para la educación. En muchas partes del mundo, especialmente en Pakistán y Afganistán, el terrorismo, la guerra y los conflictos evitar que los niños vayan a la escuela. Estamos muy cansados de estas guerras. Las mujeres y los niños sufren de muchas maneras en muchas partes del mundo. En la India, los niños inocentes y pobres son víctimas del trabajo infantil. Muchas escuelas han sido destruidas en Nigeria. Las personas en Afganistán se han visto afectadas por el extremismo. Las niñas tienen que hacer el trabajo infantil doméstico y se ven obligadas a casarse a una edad temprana. La pobreza, la ignorancia, la injusticia, el racismo y la privación de derechos básicos son los principales problemas que enfrentan los hombres y mujeres. Hoy en día, me estoy centrando en los derechos de la mujer y educación de las niñas, ya que son los más afectados. Hubo un momento en que las activistas pidieron a los hombres a luchar por sus derechos. Pero esta vez vamos a hacerlo por nosotros mismos. Yo no estoy diciendo a los hombres a caminar lejos de hablar de los derechos de la mujer, pero me estoy centrando en las mujeres a ser independientes y luchar por sí mismos. Así que queridos hermanos y hermanas, ahora es el momento de hablar. Así que hoy, hacemos un llamado a los líderes mundiales para que cambien sus políticas estratégicas en favor de la paz y la prosperidad. Hacemos un llamado a los líderes mundiales que todos estos acuerdos deben proteger a las mujeres y los derechos de los niños. Un acuerdo que va en contra de los derechos de las mujeres es inaceptable. Hacemos un llamamiento a todos los gobiernos a garantizar la educación gratuita y obligatoria en todo el mundo para todos los niños. Hacemos un llamamiento a todos los gobiernos para luchar contra el terrorismo y la violencia. Para proteger a los niños de la brutalidad y el daño. Hacemos un llamado a los países desarrollados para apoyar la expansión de las oportunidades de educación para las niñas en el mundo en desarrollo. Hacemos un llamado a todas las comunidades a ser tolerantes, a rechazar los prejuicios por motivos de casta, credo, secta, color, religión o programa para asegurar la libertad y la igualdad para las mujeres, para que puedan prosperar. No todos podemos tener éxito en medio de nosotros se detuvo. Hacemos un llamado a nuestros hermanos de todo el mundo para ser valiente, para abrazar la fuerza dentro de sí mismos y desarrollar todo su potencial.

Queridos hermanos y hermanas, queremos que las escuelas y la educación para el futuro brillante de todos los niños. Continuaremos nuestro camino a nuestro destino de paz y la educación. Nadie nos puede parar. Vamos a hablar a favor de nuestros derechos y vamos a traer el cambio a nuestra voz. Creemos en el poder y la fuerza de nuestras palabras. Nuestras palabras pueden cambiar el mundo entero, porque todos estamos juntos, unidos por la causa de la educación. Y si queremos lograr nuestro objetivo, entonces vamos a empoderar a nosotros mismos con el arma del conocimiento y vamos a protegernos de la unidad y la fraternidad.

Queridos hermanos y hermanas, no debemos olvidar que millones de personas sufren de la pobreza y la injusticia y la ignorancia. No hay que olvidar que millones de niños están fuera de sus escuelas. No debemos olvidar que nuestros hermanos y hermanas están esperando por un futuro pacífico brillante. Así que vamos a librar una lucha gloriosa contra el analfabetismo, la pobreza y el terrorismo, vamos a recoger a nuestros libros y nuestros corrales, son las armas más poderosas. Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo. La educación es la única solución. Educación primero. Gracias.

El discurso traducido ha sido tomado de La Jornada Zacatecas 

Un niño, un maestro, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo

El despertar de la señorita Prim, Natalia Sanmartin Fenollera

Cuando Paula y yo empezábamos con el blog teníamos la intención de publicar reseñar o comentarios sobre libros que iríamos leyendo una u otro, pero al final, por unas cosas o por otras no lo hemos ido haciendo, así que vamos a intentar poner remedio.

El libro que os traigo hoy viene de una recomendación de Mercedes y aunque me temo que nuestros gustos no son muy parecidos me dispuse a ver que me deparaba esta lectura.

Título: El despertar de la señorita Prim.
Autora: Natalia Sanmartín Fenollera.
ISBN: 978-8408059875
Editorial: Planeta
Páginas: 352
Fecha de publicación: Abril de 2013
Precio: 17, 95 euros en tapa blanda, 12,34 euros formato digital

Sinopsis: Atraída por un sugestivo anuncio, Prudencia Prim llega a San Ireneo de Arnois, un pequeño lugar lleno de encanto cuyos habitantes han decidido declarar la guerra a las influencias del mundo moderno. La señorita Prim ha sido contratada para organizar la biblioteca del Hombre del Sillón, un hombre inteligente, profundo y cultivado, pero sin pizca de delicadeza. Pese a las frecuentes batallas dialécticas con su jefe, poco a poco la bibliotecaria irá descubriendo el peculiar estilo de vida del lugar y los secretos de sus nada convencionales habitantes. Narrado con ingenio, brillantez e inteligencia, El despertar de la señorita Prim nos sumerge en un inolvidable viaje en busca del paraíso perdido, de la fuerza de la razón y la belleza y de la profundidad que se esconde tras las cosas pequeñas.

 
Se me hace difícil hablar de esta novela, es de esos libros en los que tras acabar no terminas de tener claro si te ha gustado o no, pero en cualquier caso sí que tengo que decir que he disfrutado con su lectura. Evidentemente se trata de un libro distinto, incluso peculiar podríamos decir. Un libro que se sale fuera de los estereotipos a los que estamos acostumbrados, un libro que invita a tomar una taza de té, a disfrutar de un chocolate caliente, a ponerse junto a la chimenea en días de frío, a pararse a conversar.., y es que dan ganas de hacer las cosas que uno va leyendo a lo largo de la historia.
Aunque seguro que muchos lectores no lo verán así, me quedó la sensación de que en El despertar de la señorita Prim subyace una novela de autoayuda, pero no al estilo habitual al que podemos estar acostumbrados, está por encima de ese nivel y en esta historia nos encontramos multitud de referencias literarias, así como homenajes y guiños a clásicos de la literatura que no suelen aparecer en esos pseudomanuales de los que hablaba antes. Es muy de agradecer que pese a las continuas referencias a obras y personajes de la literatura el libro esté escrito con frescura con unos buenos diálogos que enriquecen en buena parte la historia.

Respecto al libro en sí, me gustó mucho el comienzo con una historia muy bien pergeñada en la que uno está ansioso por ir sabiendo que deparará el futuro a los protagonistas, Prudencia Prim y el señor del sillón. Pero algo antes de la mitad del libro la historia comienza a perder fuelle, no termina de avanzar, es un sí, pero no y es como si ese estilo directo con el que comenzaba se quedase un poco sin argumentos con los que continuar.

Y ahora vamos con los peros: no me gustan los libros que dejan un final abierto, y aunque el de El despertar de la señorita Prim no es de los peores creo que desmerece un poco la historia y la deja como si estuviera falta de rematar, supongo que más o menos todos los que llegamos al final de la historia podemos intuir como continuaría pero lo dicho, me gusta que me den la historia resuelta, y aquí no sucede. Supongo que era esa la intención de la autora, porque estoy convencido de que tenía y disponía de recursos más que suficientes para haber ofrecido un final más hecho.
Posiblemente sea sensación mía pero creo que los personajes femeninos de la historia están mejor diseñadoss que los masculinos, y personalmente hay uno que me ha defraudado un tanto y quizás debía haberse trabajado algo más, el monje.

Decía más arriba que esta novela es fresca, ligera incluso pero lo cierto es que el tratamiento que hace de algunos temas, como por ejemplo el de la educación puede invitar a una serena reflexión y es que mucho de esta novela tiene bastante enjundia y no es para dejarlo caer en saco roto.

Empezaba diciendo que no sabía si la historia me había o no gustado, y es verdad, pero también hay que reconocer que la autora consigue en esta, su primera novela, llegar un puntito más allá de donde estamos acostumbrados y eso también hay que valorarlo.

Me da la sensación de que es un libro que va a ir a más, y en el que, pese a tener una editorial muy importante detrás, el boca a boca va a jugar un papel muy importante en su futuro. Eso siempre es una buena señal.

El despertar de la señorita Prim, Natalia Sanmartin Fenollera

Tema recurrente cuando llegan estas fechas: Libros de texto

Hasta hace dos años la práctica totalidad de las Comunidades Autónomas subvencionaban de una manera u otra la compra de libros de texto implementando para ello diferentes programas de ayudas. Las dos más habituales son, o eran, la ayuda directa en la que las familias recibían un importe determinado para la compra de estos libros y los programas de préstamo y reutilización de los libros.

Ya el curso pasado se produjeron cambios significativos, y así por ejemplo la Comunidad de Madrid eliminó las becas de libros de texto que hasta entonces se venían concediendo. Con este cambio la Comunidad de Madrid ahorraba buena parte de su presupuesto -lástima que estos ahorros no se lleven a cabo también en otras partidas de esas que no afectan tanto a los ciudadanos-. El año pasado la Comunidad de Madrid anunciaba a los colegios que les iban a transferir unos fondos “con la instrucción de que compren libros a los alumnos de rentas más bajas”, pero tras esto sólo se enmascaraba un recorte brutal de las ayudas. Este año, al colegio en el que estudian mis hijas, con unos 700 alumnos aproximadamente, la Comunidad de Madrid le destina la espectacular cifra de 1057,98 euros

El curso pasado las confederaciones de padres de alumnos coincidían en reclamar una racionalización en el gasto que suponen los libros para las familias, y se solicitaba la reutilización de estos libros y manuales. No cabe duda de que quién más y quién menos cede los libros a familiares o conocidos, pero para nuestra desgracia cada pocos años los manuales de texto cambian por obra y gracia de unas editoriales que con la anuencia de los gobiernos de turno permiten que los manuales y libros de texto varían cada pocos años (o al menos más de lo que las familias quisiéramos) y en muchas ocasiones simplemente con mínimas variaciones entre unas ediciones y otras.

No cabe duda de que los libros de texto son de suma importancia para las editoriales, y así en el año 2011 supusieron el 31,3% de la facturación del mercado editorial en España según reflejan los datos del informe de la Federación de Gremios de Editores, ‘Comercio interior del libro en España 2011’.

El mercado del libro es muy jugoso y son demasiados los intereses que hay en juego, editoriales, empresas distribuidoras, librerías, colegios que venden libros, departamentos que eligen manuales no en función del interés de los alumnos sino más bien buscando algo a cambio y podríamos seguir con la lista. Hace unos días me llamaba la atención un artículo publicado en el blog de María Barceló que denunciaba unos hechos que mirados con detenimiento no dejan de ser preocupantes y que dejan una sensación de actividad mafiosa…

Soy de los que piensan que los libros de texto no son tan necesarios como se nos intenta hacer ver, hay profesores que no utilizan libros y que proporcionan a sus alumnos material mucho más útil e interesante para llevar a cabo su labor. No tengo demasiado claro que el uso de los libros de texto repercuta de una manera positiva en el aprendizaje de los alumnos, mi experiencia me dice que hay libros de determinadas asignaturas que los alumnos ni siquiera saben como manejar, y así por ejemplo muchos profesores y alumnos usan sus libros de texto única y exclusivamente para tener unos cuantos ejercicios y problemas que realizar, que alguien intente convencerme de que eso es mejor que un simple documento colgado en la página web o directamente fotocopiado con determinados ejercicios a realizar…

Recientemente he conocido una iniciativa puesta en marcha por un grupo de profesores de la comunidad madrileña que me ha parecido sumamente interesante. En este enlace se puede acceder al material que han preparado y que ojalá muchos centros puedan hacer suyo.

Antes de terminar no quiero dejar de citar y comentar la iniciativa de Elena Alfaro que puso en marcha una petición en Change.org Por un precio justo para los libros de texto y también quiero compartir el vídeo #1libropara5 que creo que presenta muy a las claras como se pueden mejorar aquello que no funciona bien. Entre todos podemos.

Nota: Este artículo se publica simultáneamente en 30 de diferencia y en Matemáticas Divertidas con el fin de darle la mayor difusión posible.

Tema recurrente cuando llegan estas fechas: Libros de texto