Carta abierta a… las autoridades educativas

cartaEstimadas autoridades educativas:

Es bien sabido que a las autoridades educativas, sean del color que sean, les gusta hacer experimentos. Uno piensa que los experimentos se hacen, o se deberían hacer, con gaseosa, y no con los estudiantes y los profesores, pero está visto que a la administración esto les importa más bien poco. O nada.

Con esto de las transferencias educativas a las comunidades autónomas nos encontramos que cada una de ellas hace de su capa un sayo y legisla según el ilustre de turno lo tiene a bien. Hacemos copias baratas de lo que vemos fuera, pero sólo de algunas cosas, queremos parecernos a Finlandia o a Singapur porque en determinadas pruebas sacan mejores resultados que nosotros, pero en vez de copiar por ejemplo el sueldo de los docentes o los requisitos para ser maestro, nos vamos a copiar lo accesorio,  y aunque inicialmente cueste menos al final termina siendo más caro el ajo que el pollo.

Este curso 2017-2018 la Comunidad de Madrid decidió eliminar los exámenes de septiembre y adelantar su realización a estos días de junio en que nos encontramos. Resumiendo para que se entienda fácilmente, el curso comenzaba normalmente pero al eliminar la convocatoria extraordinaria de septiembre para los alumnos de secundaria y bachillerato con asignaturas suspensas, esos exámenes se pasaban a finales de junio, lo que implicaba que los exámenes finales de junio también se tenían que adelantar y por ende también la tercera evaluación, lo que hablando en plata se traduce en que un alumno que aprobara todas las materias por curso a finales de mayo habría terminado su curso y estaría desde entonces de vacaciones hasta el mes de septiembre.

Es una medida que, evidentemente, gusta a unos y disgusta a otros. Tiene sus defensores y sus detractores, seguro que objetivamente se le pueden sacar sus cosas buenas, que las tiene, pero del mismo modo se puede ver la parte negativa, que también la tiene. Creo que era una medida necesaria e imprescindible para los alumnos de 2º de bachillerato puesto que aquellos que aprobaban la antigua selectividad en la convocatoria de septiembre se encontraban con que les daban plaza en una universidad cuando el curso ya había comenzado quince o veinte días antes.

Las excusas que han dado unos y otros para mostrar su apoyo o su rechazo a la medida han sido de lo más variopintas, la Comunidad de Madrid se centra en que los resultados de septiembre eran malos y esta medida podía servir para mejorarlos, y seguramente lo hará, pero -y esto es una opinión personal- no porque las cosas se hayan hecho mejor, sino porque uno tiene la sensación de que los centros han levantado bastante más la mano con los alumnos con materias suspensas, permitiendo en muchos casos que a esta convocatoria extraordinaria concurrieran solo con las evaluaciones que tenían suspensas y no con todo el curso que era lo habitual porque es materialmente imposible prepararse un curso entero en apenas diez o quince días. Se habla de que adelantando los exámenes de septiembre las familias no tendrían que pagar una academia para que sus hijos fuesen preparados a los exámenes extraordinarios, pero esto es solo una media verdad, porque el trabajo a las academias se nos ha adelantado durante el final de curso y especialmente este mes de junio.

Para mí, y repito que no es más que una opinión personal, la mayor beneficiada de este experimento es la administración que va a tener un mes de agosto y comienzo de curso bastante más tranquilo que en años anteriores. Evitará los conflictos y el caos que se producía todos los años cuando hasta mediados o finales de septiembre, con el curso ya comenzado, aún no había adjudicado plazas a determinados alumnos que por ejemplo cambiaban de centro. Este año, sabiendo los alumnos que repiten y que aprueban no debería producirse ese problema. También los equipos directivos de los centros saldrán beneficiados de cara al comienzo del próximo curso puesto que al final ellos eran los que terminaban pagando la incompetencia de la administración, los que recibían las quejas y los problemas de alumnos y familias, y los que finalmente las solucionaban en muchos casos.

Pero el gran problema que ha traído todo este experimento  es el caos que en menor o mayor medida se ha producido o se ha venido produciendo en los centros escolares desde finales de mayo. No voy a decir que toda la culpa sea de la administración porque los centros educativos sabían desde el comienzo de curso lo que se avecinaba y tampoco han puesto medidas para paliarlo, cuando las familias hemos preguntado en las reuniones sobre qué iba a suceder se limitaban a decir que no lo sabían, supongo que en la mayoría de los casos esperaban que desde fuera se les solucionara la papeleta. La Comunidad de Madrid dice que los colegios se debían haber organizado mejor y los colegios dicen que la Comunidad de Madrid se ha lavado las manos y les ha dejado el fregado a ellos. Los unos por los otros la casa sin barrer, y como siempre los grandes perjudicados los alumnos. Y de forma muy especial los alumnos que aprueban el curso en su convocatoria normal.

¿Por qué son ellos los afectados? se preguntará alguien. Pues son los afectados porque por esta medida arbitraria, y por lo que vamos conociendo, no consensuada por la administración con nadie nada más que con ellos mismos, los alumnos han perdido entre diez y quince días lectivos de clase. Diez días en los que han dejado de dar materia, materia necesaria en muchos casos para próximos cursos.

La improvisación de unos y otros ha llevado a que la gran mayoría de los alumnos hayan dejado de acudir a sus centros escolares, las noticias hablan de un nivel de absentismo que se acerca al 100%, pero los números me dan exactamente lo mismo, que “solo” hubiera faltado el 10% ya estaría mal. ¿Y es que acudir al colegio para qué, si apenas tenían actividades programadas? Un paseo por el jardín, una charla, una visita al laboratorio, alguna película, alguna actividad deportiva…, y mucho aburrimiento y desmotivación. Algunos centros directamente les han dicho que no fueran a clase, otro buen número de ellos han apostado por lo más cómodo, invitar de manera más o menos velada a que no acudieran al colegio, y los que no lo han hecho así, “han fomentado” que no fueran al colegio ofreciéndoles poco o nada que hacer allí.

Muchas gracias autoridades educativas por, una vez más, no pensar en los más importantes. Ya vemos lo que de verdad les importa la educación, menos que poco.

 

 

 

Anuncios

[Libros] Las hijas del Capitán, María Dueñas

Tras el espectacular éxito de María Dueñas con El tiempo entre costuras, los lectores, y especialmente sus incondicionales, esperan con ansiedad cualquier novedad en una autora que arrasó de forma espectacular con su primera novela. Aún así me sigue pareciendo que la sombra del tiempo entre costuras es demasiado alargada…

portada_las-hijas-del-capitan_maria-duenas_201802221228Título: Las hijas del Capitán
Autora: María Dueñas.
ISBN: 9788408189985
Editorial: Planeta
Fecha de publicación: 12 Abril 2018.
Sinopsis: Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.

Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino. Un tributo a las mujeres que resisten cuando los vientos soplan en contra y un homenaje a todos aquellos valientes que vivieron —y viven— la aventura, a menudo épica y casi siempre incierta, de la emigración.

Opinión personal: Las hijas del Capitán es una novela de agradable lectura, que se lee con gusto pero que me ha dejado con una cierta sensación agridulce de que no termina de romper. Me queda la impresión de que Dueñas ha intentando volver a sus orígenes, esos que le lanzaron al estrellato en el mundo de la literatura, creando una historia muy bien ambientada, ese es quizás su punto más fuerte y es que en algún momento llegué a dudar si la verdadera protagonista de la historia no era la ciudad de Nueva York mientras las hermanas Arenas quedaban simplemente como unas meras actrices secundarias.

Los personajes que van apareciendo por las páginas son de lo más variopinto, mezclando personajes reales como Xavier Cugat o el conde de Covadonga con personajes ficticios pero que perfectamente pudieron existir, como las tres hermanas y todos aquellos de los que se rodean. Posiblemente lo mejor de la novela es la historia que nos cuenta, de todos aquellos hombres y mujeres que se lanzaron a la aventura de buscar una vida mejor al otro lado del Atlántico, algo no demasiado diferente a lo que casi cien años después sigue pasando frente a nuestras costas. Historias llenas de penas, miserias, tragedias, soledades y desarraigos pero  también de la solidaridad de aquellos que no tienen mucho más, que han pasado por la misma situación y que conocen de primera mano la dureza de lo que hay por delante.

 

De lo breve y lo efímero

Screenshot-2018-6-13 màximhuerta ( maximhuerta) Twitter.pngEn unos minutos está prevista una comparecencia del ministro de cultura y deporte, Màxim Huerta. Probablemente no le queda otra que dimitir, aunque sea por dignidad.

Màxim, el breve o el efímero. Si al final se va, o le echan que tampoco es descartable y Pedro Sánchez quiere dar un golpe de efecto, yo que él ficharía a Julen Lopetegui. ¿A que estaría bien?

22 de junio, V Trail Nocturno El Peluca

trail nocturno el pelucaComo todos los años por estas fechas llega al calendario deportivo ribereño una prueba que poco a poco se ha ido convirtiendo en algo casi tradicional en Aranjuez, el  Trail Nocturno de El Peluca.

Este trail, que llega ya a su quinta edición, se celebrará el próximo 22 de junio por los cerros de Aranjuez en la zona de Sotomayor y los Fortines.

La prueba se disputará sobre una distancia de 12,2 km, con un desnivel positivo de más de 250 metros. La salida del trail está prevista a las 22,00 horas, aunque los marchadores podremos salir quince minutos antes para tener un poco más de margen y poder llegar todos más o menos juntos a la línea de meta. La salida se realiza desde el lugar habitual en otras ocasiones, el Parque de Agfa, junto a la calle Caramillar. El recorrido completo del trail se puede visualizar en Wikiloc.

La inscripción en la prueba es gratuita a cambio de un kilo solidario de comida que recogerán los organizadores en la salida y entregarán posteriormente al Albergue de Transeúntes San Vicente de Paul. La inscripción en la prueba se puede realizar a través de este enlace.

Se recuerda a todos los participantes la necesidad de utilizar obligatoriamente el frontal.

¡Así que el día 22 nos vemos todos para disfrutar de esta maravillosa prueba por el entorno de Aranjuez!

[Libros LIJ] La niña invisible, David Peña Toribio

El Premio Barco de Vapor de este año 2018 se lo ha llevado La niña invisible, una preciosa historia escrita por David Peña Toribio, más conocido por Puño. Historia para disfrutar y aprender, para pensar y reflexionar, para pasarlo muy bien dejándose llevar al pasado o al presente…

Adobe Photoshop PDFTítulo: La niña invisible.
Autor: David Peña Toribio (Puño). 
Ilustradora: Marta Altés García.
ISBN: 9788491076346 
Editorial: SM (Serie premios)
Fecha de publicación: Abril 2018.
SinopsisEn tiempos de los abuelos de los abuelos de tus abuelos, cuando aún no se habían inventado los «buenos días», Trog quiso hacer el Viaje. Pero, en la tribu de los Invisibles, el Viaje solo lo hacían los niños. Y Trog era una niña. Así que Trog decidió hacer lo que hacían los niños: salió en la noche, cruzó el páramo y buscó una presa.

Opinión personal: No me extraña nada que La niña invisible haya ganado el Premio Barco de Vapor 2018 porque es un libro que me ha parecido realmente bueno. Una historia llena de aventuras que gustará a mayores y pequeños (la peque de casa se ha puesto con él y le está gustando mucho el libro). Una historia llena de superación, de retos, de lucha, de derechos, lleno de ternura, evocador… Una historia actual que se desarrolla en unos tiempos tan antiguos que ni siquiera se había inventado el dar los buenos días 🙂

La protagonista es una niña, Trog, como cualquier otra, quizás algo más valiente de lo normal, pero con sus mismas inquietudes y por encima de todo dispuesta a cambiar la historia, a hacer el mundo un poco más justo, sin diferencias. ¿Por qué no va a poder hacer ella el Viaje?, ¿quién se lo va a impedir?

SM  recomienda el libro para lectores entre 8 y 10 años, aunque estoy seguro que niños más pequeños también disfrutarán con su lectura. Aunque inicialmente el número de páginas (112) puede parecer algo elevado para estos primeros lectores lo cierto es que tanto el tamaño de la letra como las cuidadas ilustraciones que lo acompañan hacen su lectura tremendamente amena.

Desde este enlace se puede descargar el primer capítulo del libro.

De los dichos a los hechos

accedelibrosA finales del curso pasado se anunciaba, a bombo y platillo, que es como se suelen anunciar estas cosas, una ley de gratuidad de libros de texto. Ley propuesta por Ciudadanos y que incorporó enmiendas del resto de grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid y que finalmente fue aprobada por unanimidad de todos los grupos.

Ciudadanos calculaba un ahorro aproximado para las familias de entre 250 y 300€ al año por cada alumno de primaria, secundaria y formación profesional básica que se sumará al programa. El modelo se iba a desarrollar mediante la creación de un banco de libros en “todos los centros docentes sostenidos con fondos públicos”, es decir podían participar en él todos los centros públicos y concertados de la Comunidad de Madrid.

Ciertamente ya desde el principio surgieron críticas desde distintos sectores, desde la Ceapa por ejemplo no gustaba la voluntariedad del programa y hubieran preferido su universalidad, ya que aunque consideraban la ley un avance pensaban que podía provocar que hubiera alumnos de primera y de segunda, ya que las familias con medios podrían preferir que sus hijos no utilizasen libros usados. También criticaba que la Comunidad de Madrid no se hubiera reunido con los representantes de los padres a la hora de preparar la ley, critica similar a la esgrimida por Anele (Asociación Nacional de Editores de Libros) que en aquel momento consideraba que la ley dejaba en una situación de incertidumbre a empresas y librerías.

Al poco de comenzar este curso escolar 2017-2018 empezó a correr como la pólvora un mensaje por los grupos de Whatsapp tan habituales en los colegios en el que aparecía una carta remitida por la Consejería de Educación destinada a los alumnos de los colegios públicos relativa al programa “ACCEDE” que es el nombre con el que se conoce la iniciativa y que inicialmente dio la impresión de que dejaba fuera del plan a los colegios concertados. La Consejería de Educación tuvo que salir a dar explicaciones, al igual que muchos centros escolares que decían no saber nada del tema. ¿Improvisación, quizás?

Desde la Consejería se fueron realizando sondeos para evaluar el impacto que tendría esta medida así como el número de alumnos que estaban interesados en sumarse al programa. No he encontrado información fiable al respecto más allá de los comentarios que me han llegado a través de algún profesor y director de centros escolares, unos me hablaban prácticamente un 100% de familias que se sumarían al programa mientras que otros rebajaban la cifra alrededor del 55-60%.

Son muchas las aristas que rodean una ley de estas características y poco a poco van saliendo a la luz, desde la Federación de Enseñanza de USO denuncian que las cantidades aportadas por la consejería para financiar la gestión del programa en los centros concertados son mucho menores que en los centros públicos, donde el profesor coordinador cobrará un complemento incluido en nómina cosa que no ocurrirá en los concertados. A partir de este punto algunos centros concertados (que tienen por ley que solicitar la adhesión voluntaria al programa) comienzan a plantearse aún más dudas…

Hace solo unos días Emilio Díaz, responsable de comunicación y relaciones institucionales de Escuelas Católicas de Madrid, publicaba un artículo mostrando sus dudas respecto al programa:

“Y se nota en el poso de inquietud y cierta insatisfacción que se vive en los centros con relación a este sistema de préstamo. Una insatisfacción que se desprende de los plazos establecidos; de la población escolar inicialmente beneficiada; de la información transmitida; del trabajo burocrático que el sistema genera a los centros y que recaerá fundamentalmente en un ya saturado personal de administración y servicios; y, sobre todo, en los límites económicos planteados para las ayudas y su posible incidencia en la autonomía de los centros para determinar sus libros y materiales.”

Sin decir nada, se dice mucho, si uno lee entre líneas ve que esta ley no termina de convencer a todos. Por ejemplo, el dinero que puede gastar un colegio en los libros de primaria por alumno es de 150€ entre todas las asignaturas, pero los padres sabemos que generalmente ese precio se va más arriba, así pues no deja de haber una trampa,  porque eso puede obligar al colegio a elegir unos manuales que no eran los más idóneos… A buen entendedor pocas palabras bastan que dice el sabio refrán.

Al final, después de todo, este próximo curso 2018-2019 resulta que no, que no todos los alumnos de la Comunidad de Madrid van a tener acceso a este programa. En este curso solo tendrán acceso al programa aquellos que tengan una renta per cápita familiar de 4.260 euros o menos, los perceptores de la Renta Mínima de Inserción, familias en intervención social, tutelados en acogimiento residencial, víctimas de terrorismo y de violencia de género, alumnos con necesidades educativas y los beneficiarios de protección internacional.

Pero vamos, que no pasa nada, que al curso que viene, coincidiendo con que hay elecciones, habrá pan y toros para todos, ya verán ustedes como es así.

Un mojón en el camino

IMG-20180422-WA0011.jpg

Un mojón en el camino. Fotografía Miguel G.

Podríamos hablar de guarrería, suciedad, inmundicia, repugnancia y no nos faltaría razón, aunque también podríamos pensar en desidia, abulia, desinterés, dejadez, descuido, abandono, negligencia, incuria, desgana… Que cada cual elija aquello que le sugiere la imagen.

Me pongo en la piel de aquellos que esta tarde visitaban el Real Sitio y no sé muy bien qué pensar, pero si todo se fía al turismo habrá que poner de nuestra parte, me parece a mí. Al final uno se queda con los detalles, los pequeños grandes detalles.

Nota: Lo de mojón se puede tomar en cualquiera de sus acepciones recogidas por la RAE, vale lo de señal que sirve de guía, pero también la de porción compacta de excremento.

Gracias a Miguel por la foto, y a María por la paciencia y hacer que no nos conocía 😉