Diario de un día más y un día menos (VIII)

Algunos periodistas de distintos medios de comunicación suscriben un manifiesto en el que lamentan las dificultades que están teniendo para preguntar libremente en las ruedas de prensa ya que en último término es el secretario de estado de comunicación, Miguel Ángel Oliver quien decide que preguntas van a ser respondidas por miembros del ejecutivo. Ciertamente es un poco ( o un mucho) lamentable que estos adalides de la libertad se escuden en peregrinas excusas para responder sobre el tiempo cuando les preguntan por otras cosas. Como diría el otro, esto nos pasa por tener un gobierno facha.
Y mientras tanto se decide regar (en cursiva) a las televisiones privadas con 15 millones de euros, y eso que el año pasado Atresmedia y Mediaset ganaron 118 y 211 millones de euros respectivamente el año pasado. Es importante tener contentos a los medios no vaya a ser que critiquen de más. Sinceramente, si querían quitarles credibilidad hoy les han hecho un favor.

Tras el Director Adjunto Operativo de la Guardia Civil y Fernando Simón, hoy conocemos que el Director Adjunto Operativo de la Policía Nacional también da positivo… Para mí que no han respetado las medidas de seguridad y es que algunos miembros del ejecutivo no respetan ni protocolos ni lo que nos piden al resto que cumplamos. Y así, no.

Los números de hoy no han sido buenos (son malos siempre, pero entiendan a lo que me refiero) porque rompen la tendencia de los últimos días, no es la primera vez que sucede que al llegar al fin de semana los datos son menos malos y cuando llega el lunes o el martes se nos viene un jarro de agua fría. No entiendo muy bien porque sucede esto en una situación en la que da exactamente lo mismo saber el día en el que estamos pero es algo que se está repitiendo cíclicamente. Hoy 9.222 infectados más y 849 fallecidos, el número más alto hasta la fecha. Mañana probablemente superemos los 100.000 infectados oficiales mientras el número de fallecidos rondará los 9.000. ¿Alguien se imaginaba que podíamos haber llegado a esto?

Para terminar con algo bueno y poner algo de esperanza en este diario parece que en Italia se empieza a ver luz al final del túnel, el número de nuevos casos hoy es prácticamente la mitad que en España aunque en número de fallecidos nos seguimos dando la mano. No creáis que es fácil buscar buenas noticias, las hay, claro que sí, hoy leía a una enfermera ribereña comentar por Twitter que habían extubado al primer paciente de su servicio. Ojalá sea el primero de todos los que quedan por llegar.

Lorenzo Silva regala su último libro, Y te irás de aquí

El escritor Lorenzo Silva ha decidido revelar un secreto que solo conocían algunos de los más cercanos a él, ha revelado que Patricial Kal es él.
¿Y quién es Patricia Kal? Patricia Kal es la autora de una novela, Y te irás de aquí, cuyo manuscrito lleva circulando por las editoriales desde hace unos meses. Rechazado por algunas de ellas que supongo que ahora que Lorenzo ha desvelado el secreto se echarán las manos a la cabeza o quizás no, que nunca se sabe.

Explica Lorenzo que quería hacer un experimento despojando a la historia de la losa, como él dice, que supone la autoría de la misma. Y en su artículo en XLSemanal y en su propia web, que por supuesto invito a leer expone las claves de esta decisión…

Este es, según él mismo, el coste del libro, yo creo que, sinceramente, merece la pena.

En los últimos días se vienen oyendo voces contra iniciativas como esta, de poner a disposición de los lectores libros gratuitos. En este caso se trata de un libro que no existe siquiera en soporte físico, y nunca he creído que ningún autor —o autora—, con su nombre o con seudónimo, le quite lectores a otro —u otra—. Por si acaso, me atrevo a pedir a quien lea la novela y encuentre que la experiencia le compensa que con lo que se ha ahorrado, cuando pueda, compre un libro. A ser posible, uno de los que han aparecido en estos días y van a ver reducido su número de lectores, uno de los que publican los pequeños editores a los que esta crisis va a golpear o uno que lleve la firma de un escritor o escritora que empieza. Y que lo haga en una de esas librerías que ahora están cerradas y que merecen sobrevivir.

Ya está descargado al Kindle, será mi próxima lectura en cuanto termine con lo que tengo entre manos. ¡Gracias Lorenzo!

Cómo enviar libros a un Kindle

En este artículo veremos varias opciones para pasar libros, documentos, artículos… a nuestro Kindle.

Opción 1: Si compramos los libros en Amazon (por ejemplo en las ofertas de Kindle Flash) se entra a la web, se selecciona el libro y se pulsa en Comprar en 1-clic habiendo seleccionado previamente el dispositivo al que lo queremos enviar.

Opción 2: Utilizando Calibre, que es un gestor de libros electrónicos para usar en el ordenador, muy útil cuando se dispone de una amplia biblioteca de libros. Es un programa muy fácil de usar y que yo utilizo habitualmente cuando me descargo libros desde Ebiblio. En este vídeo aparece una explicación de su funcionamiento y como enviar los libros a nuestro dispositivo.

Opción 3: Mediante el correo electrónico. Cada dispositivo Kindle tiene asociada una dirección de correo electrónico, para saber cual es la dirección accedemos a nuestra cuenta de Amazon, y seleccionamos Gestionar contenido y dispositivos. En esta sección accedemos a Preferencias y abajo del todo nos aparece Configuración de documentos personales.

Aquí nos aparecerán los distintos dispositivos asociados a nuestra cuenta (lectores electrónicos, tablets o incluso app que no hayamos descargado a nuestro móvil o tablet). A su lado aparece la dirección de correo asociada a cada uno de estos dispositivos. Esa es la dirección a la que podemos enviar nuestros documentos, pdf, libros electrónicos, pero ojo, que antes de enviar esos documentos tenemos que autorizar a la dirección desde la cual hacerlo. Esto es una característica de seguridad para que cualquiera no nos pueda enviar documentos a nuestro dispositivo. En esta misma sección un poco más abajo nos aparecen las direcciones autorizadas, aquí es donde incluimos nuestra propia dirección de correo electrónico (podemos poner tantas como queramos, incluso la de un amigo que de vez en cuando nos envía documentos).

Una vez hecho esto lo único que hay que hacer es entrar en nuestro correo, adjuntar el documento, libro… y enviarlo a la dirección de correo asociada a nuestro dispositivo, por ejemplo pepito@kindle.com En cuanto nuestro dispositivo esté conectado a la red Wifi se nos descargará el documento. No es necesario poner asunto, ni ningún tipo de texto. Simplemente adjuntar y enviar.

Diario de un día más y un día menos (VII)

La noticia de hoy ha sido el positivo de Fernando Simón, el doctor que dirige el centro de coordinación de alertas y emergencias sanitarias del ministerio de Sanidad. Hace unos días ya se ausentó de una rueda de prensa por presentar síntomas, y se sometió al test con resultados negativos, hoy ha dado positivo. En las primeras ruedas de prensa en las que aparecía el doctor Simón había una sensación general, una coincidencia, de que era un acierto que fuera él, un técnico, un experto en la materia el encargado de enfrentarse a los medios. Día tras día, y creo que no es solo sensación mía, se le ha ido notando envejecido, con aspecto tremendamente cansado, y creo que no es para menos. Además se ha ido pasando de un respeto casi reverencial por todo lo que él decía a la mofa, el escarnio…Somos así, y de hecho la mayoría de los que le critican se creen que saben más que él. Personalmente siento cierta pena por él, porque estoy convencido de que los que ahora le apoyan le iban a terminar dejando en la estacada más pronto que tarde. Solo espero que se recupere lo antes posible y vuelva a su puesto. Sí, se ha equivocado, ha dicho cosas que de saber lo que iba a pasar nunca habría dicho, pero ¿quién no se ha equivocado con las predicciones en esta crisis sanitaria?

Al final el BOE de ayer salió media hora antes de la medianoche, con una moratoria incluida de 24 horas, porque las cosas se volvieron a hacer mal y van… Lo peor de todo es que aunque el gobierno pide unidad y lealtad no habla con nadie para tomar sus decisiones, es verdad que su labor es harto complicada, pero no puedes estar exigiendo que todos traguen con lo que tú decides, más aún cuando ni siquiera les informas de lo que vas a hacer, o incluso cuando el día antes les dices que vas a hacer lo contrario de lo que terminas haciendo. Esto cada día se embarra más, y cuando al final pase, que pasará, va a ser necesario que todo el mundo reme en la misma dirección, no se están poniendo los mimbres y al final lo volveremos a sufrir los de siempre.

Ha saltado un estudio que, como todos los que se refieren a este asunto, hay que tomar con cautela. El Imperial College habla de que en España habría entre 1,5 y 19 millones de población contagiada por la COVID-19 (PDF en inglés). Es un intervalo con un 95% de confianza y aunque es enormemente amplio lo más llamativo es lo lejos que queda de las cifras oficiales. Lo que voy a decir puede ser, o puede parecer, una tontería pero pienso que sería una muy mala noticia que los datos reales que hablan de 85.000 infectados estuvieran multiplicados por diez, aunque sería una muy buena noticia que estuvieran multiplicados por 100.

Las cifras de hoy nos hablan de 6398 infectados más, un número más bajo que el de los últimos días, y en consecuencia una buena noticia. El número de fallecidos oficiales se incrementa en 812, también más bajo pero muy parecido al de los dos últimos días. Esperemos que la tendencia hacia bajo se pueda mantener en los próximos días y que no tenga que ver con el efecto fin de semana, sería una buena noticia y señal de que el confinamiento comienza a dar sus frutos. El problema es que ya se han hecho públicos los datos de Cataluña y son malos, realmente malos. Mañana veremos.

¿Terminar con algo bueno? A veces se hace complicado, uno busca grandes noticias, titulares, decir que sí, que los números apuntan hacia las buenas noticias y no, aún no me atrevo a hablar de números en esta parte final del diario, el día que lo haga, seguro que es una gran noticia, hoy ya queda un día menos para hacerlo. Me voy a quedar con lo cercano, con lo que seguro que muchos lectores del blog también viven en su propia piel, en ver como en los grupos de Whatsapp que tenemos con los amigos sigue sin faltar el humor, los retos tontos que nos proponemos unos a otros y que nos terminan sacando unas risas, el ver que la gente propone actividades para los chavales, y es que a fin de cuentas, todo esto nos está sirviendo para descubrir las cosas que de verdad importan.

Diario de un día más y un día menos (VI)

Hoy lo del cambio de hora, eso de que a los dos son las tres, que si dormimos una hora menos o una hora más, ha pasado sin pena ni gloria. Como que nos daba un poco igual, la única diferencia es que hoy los aplausos eran de día, pero más allá de eso, personalmente me congratulo de que esta vez no hayan salido los sesudos comentaristas que de todo saben a decirnos si ahorramos o no con el cambio de hora. Y es que, sinceramente, en estos días nos da exactamente lo mismo.

Quizás lo más llamativo del día es que ayer se anunciaba que se paralizaban todas las actividades no esenciales en España y se haría en forma de permiso retribuido que habrá que recuperar más adelante… A los autónomos una vez más, y van…, no se les tiene en cuenta. Ojo, que no digo que la medida sea mala, porque seguramente es más que necesaria, pero lo más curioso es que son las once de la noche y el BOE no ha publicado aún que es esencial y que no es esencial, así que más de uno se irá a la cama sin saber qué tiene que hacer mañana. La imprevisión que no nos falte.

Van pasando los días y evidentemente esto se hace cada vez más duro, lo que no esperaba yo (lo sé, soy un iluso) es que la sociedad, y no solo los partidos políticos de cualquier espectro, porque aquí no se salva ninguno, cada día esté más y más polarizada. Lo veo en las redes sociales o en los comentarios en los medios de comunicación, estamos igual o más divididos que antes de que todo esto nos golpeara con la virulencia con la que lo está haciendo. Poca gente afín al gobierno o a sus socios reconoce que ha habido improvisación, dejación, falta de claridad, ocultación de datos… pero poca gente no afín al gobierno o a sus socios se para a reconocer la dificultad que tiene que suponer gestionar una situación como esta, pocos se paran a reconocer que ha faltado unidad y que en cuanto pueden se les tiran a la yugular. Estoy convencido de que hay cosas que se tenían que haber hecho mucho mejor, que en ocasiones ha pesado más la propaganda que lo verdaderamente importante, pero también estoy convencido de que un gobierno de otro color habría hecho prácticamente lo mismo, y los que ahora defienden a capa y espada a los suyos se dedicarían a atacar con saña y sin piedad a los otros. Es lo que tenemos, aunque no nos lo merezcamos. Será cosa de la casta que decía aquel.

Algo habrá que decir de los números, y eso que los fines de semana no me parecen excesivamente propicios para sacar resultados o hacer predicciones, más que nada porque por la poca experiencia que ya vamos teniendo resulta que los fines de semana nos traen unos datos que no se parecen a los del resto de la semana, y es curioso porque al final no dejan de ser datos de tres o cuatro días atrás. Mañana prometo mojarme un poco más, de hoy solo decir que el número de contagiados es menor -muy buena noticia que ojalá se confirme mañana- de lo que se podía prever (se me ocurren dos causas, efectivamente estamos tocando o hemos tocado techo, o bien seguimos sin hacer pruebas más que vicepresidentas con síntomas leves mientras se las negamos a los sanitarios) y que el número de fallecidos vuelve a ser el más alto hasta la fecha, 838.

Termino siempre con algo bueno, y hoy va a ser una recomendación, mañana (y pasado mañana, y al otro…) a las 8.00 escuchen el diario de Carlos Alsina en Onda Cero, no les dejará indiferentes. Si no lo pueden escuchar, esperen a que lo suban a la web de la emisora, no se arrepentirán.



Diario de un día más y un día menos (V)

¿Hemos llegado ya al pico? ¿Estamos cerca? ¿Aún no se vislumbra? Según los expertos del Ministerio de Sanidad en algunas zonas ya se habría superado el pico, pero sinceramente creo es algo que por una parte no es fácil de saber y por otra va a depender de lo que estemos mirando… En mi opinión tenemos un grave problema con los números, un problema muy serio, porque los datos que facilitan las comunidades autónomas (cada una siguiendo sus propias metodologías) cada vez parecen menos fiables.

De hecho hoy se apuntaba que el coronavirus está causando más muertes que las señaladas por los datos oficiales. Según un informe al que ha tenido acceso el diario El País “el virus casi ha duplicado la mortalidad en algunas zonas de España”. Creo que a nadie se le escapa que entre la detección tardía del virus en nuestro país, la falta de pruebas diagnósticas y que cada comunidad autónoma cuenta como les viene en gana, al final las diferencias entre mortalidad y oficial son más que notables. Simón decía hoy que no, yo digo que sí, pero él es el experto.

Por cierto, ¿alguien se acuerda de los famosos aviones que la Comunidad de Madrid decía que iban a llegar de China cargados de material? Primero se pusieron la venda pidiendo que el gobierno no bloqueara el pedido, ahora ya no dicen nada porque posiblemente nada tienen que decir… Y es que no solo es el gobierno central el que está superado por los acontecimientos, aquí hay para todos.

832 fallecidos, esa es la cifra oficial de hoy, La más alta hasta la fecha.
72.248 son los contagiados. Mañana probablemente se superarán los 80.000 contagiados oficiales, ¿quizás sean el 10% del número real? Un día más y un día menos…

Como siempre termino con algo bueno, hoy con un reconocimiento general para todas esas personas que en estas situaciones complicadas y difíciles sacan lo mejor de sí mismas y colaboran y ayudan a los que más lo necesitan… Es triste que se nos tengan que presentar estas situaciones para que nos demos cuenta de lo que de verdad es importante.

Diario de un día más y un día menos (IV)

Seguimos a vueltas con los test rápidos, esos que estaban homologados y tenían todas las garantías según repetía machaconamente Sánchez y que al final se han convertido en fuente de memes… Que si después del test va a ser niño o niña, que si 0,35 de alcohol en sangre, menos mal que humor no nos falta. Supongo que los ayer justificaban y defendían que solo había sido un pequeño error hoy volverán a justificar y defender lo que no ha sido más que una metedura de pata, y que al final hasta el ministro ha reconocido que al final vamos a devolver más test incluso de los que se había anunciado que se habían comprado.

El gobierno ha decidido también prohibir los despidos mientras dure el coronavirus, y solo permitirá ERTEs. Los sindicatos celebran la medida, seguramente los empresarios no lo vean igual de bien por la inseguridad jurídica que la medida presenta.

Números de hoy, los 9.444 sanitarios contagiados entre los 64.059 casos, es decir el 14,7% de los contagiados. Es evidente que no se ha protegido a los que nos tienen que proteger y es que en los últimos tres días el personal sanitario infectado ha aumentado en un número de 4.000. ¿Responsables?
Más números, en Italia hoy 969 fallecidos, en España 769. Los peores números desde que comenzó la crisis. Aun así algunos ven, o quieren que veamos, brotes verdes porque el número de contagiados crece (en porcentaje) más lentamente cada día lo que nos llevaría a estar cerca del pico. El problema es que las comunidades autónomas cambian la forma de contabilizar cuando les parece (la última ha sido Madrid), y lo que no sabemos es si los infectados crecen menos porque no se pueden hacer test porque no los tenemos o porque de verdad se está llegando al pico…

Y como siempre terminamos con lo bueno del día… Hoy tenemos cumpleaños en casa, Celia cumple 14 años y es que, pese a todo, la vida sigue. Hace 14 años también nos pasamos un buen tiempo “confinados” en un hospital, nos sirvió para aprender muchas cosas, para dar importancia a las que de verdad la tienen, y entonces salimos adelante, ahora lo volveremos a hacer.